Egipto recupera el Senado siete años después de disolverlo y celebra elecciones en plena pandemia

De los 300 senadores, solo 100 son elegidos por sufragio universal
Una mujer vota el primer día de las elecciones al Senado en un colegio electoral en El Cairo

PHOTO/AP  -   Una mujer vota el primer día de las elecciones al Senado en un colegio electoral en El Cairo

Desde este martes y a lo largo de este miércoles, Egipto celebra unas elecciones al Senado, una Cámara que será reconstituida por vez primera después de su disolución en julio de 2013. A las urnas están llamados 63 millones de egipcios. Los resultados se esperan que se tengan dentro de una semana y la segunda vuelta se llevará a cabo en septiembre.La cámara alta del Parlamento fue abolida tras la destitución del islamista Mohamed Mursi, primer presidente elegido democráticamente, cuando se le llamaba Consejo Consultivo. En abril de 2019 fue restaurada a través de una revisión constitucional, que si bien polémica, fue adoptada por referéndum con un gran apoyo.

En estas elecciones, que están marcadas por las restricciones y controles propios de unas votaciones en tiempos de coronavirus, están en juego 200 de los 300 escaños. De estos 200, 100 son elegidos por sufragio universal a través de listas de partidos políticos y los otros 100 de entre candidatos no afiliados a partidos. Los otros 100 senadores restantes son designados a dedo por el presidente Abdel Fatah al-Sisi. Los candidatos a ocupar los escaños en la cámara alta del Parlamento son esencialmente partidarios del jefe del Estado.

La votación de dos días para 200 de los 300 escaños del Senado será disputada en gran medida por los candidatos que apoyan al presidente Abdel Fattah al-Sisi
PHOTO/AFP - La votación de dos días para 200 de los 300 escaños del Senado será disputada en gran medida por los candidatos que apoyan al presidente Abdel Fattah al-Sisi

La influencia que tiene el Senado en la vida política egipcia es escasa. Los senadores que salgan elegidos lo harán por un mandato de cinco años, y según la legislación del país, es necesaria la elección de al menos, un 10% de mujeres. La misión del Senado es “examinar y proponer aquello que puede reforzar los pilares de la democracia, apoyar la paz social y los fundamentos de la sociedad”, explica el diputado Mohamed Abu Hamed a la agencia AFP. Por tanto, el Senado, a diferencia de la Cámara de Representante, no tiene poderes legislativos y tiene un papel consultivo.

Al-Sisi llegó al poder tras un golpe militar contra el islamista Mohamed Morsi en 2013, en medio de protestas masivas contra su régimen. Desde entonces, Al-Sisi ha presidido una ofensiva sin precedentes contra la disidencia. Las últimas enmiendas constitucionales de Egipto extendieron el mandato de un presidente de cuatro a los seis años, permitiendo un máximo de dos mandatos. Los grupos de defensa de derechos humanos han denunciado que las libertas adquiridas tras el levantamiento de 2011 han sido cada vez más arrinconadas. Para esta votación, las autoridades han obligado el uso de la mascarilla en e interior de los centros de votación. Actualmente, Egipto cuenta con un descenso en las últimas semanas del número de contagios, para un total de 95.492 casos y 5.009 fallecidos de un total de más de 100 millones de ciudadanos.