PUBLICIDAD

Iberdrola

Egipto, Sudán y Etiopía conversan sobre la crisis de la presa del Renacimiento

Representantes de los Ministerios de Riego y de Relaciones Exteriores, y funcionarios del Servicio General de Inteligencia estarán presentes en la reunión tripartita celebrada en Emiratos Árabes Unidos
gran-presa-renacimiento-etiope-etiopia

PHOTO/AFP/AMANUEL SILESHI  -   Presa del Renacimiento de Etiopía

El pasado mes de febrero, Etiopía anunció el inicio de la producción eléctrica a partir de la presa del Renacimiento construida en el río Nilo. La noticia vio la luz en medio de las disputas con Egipto y Sudán, quienes consideran este paso como una violación de las obligaciones etíopes.

Abiy Ahmed, primer ministro de Adís Abeba, calificó en su cuenta de Twitter el comienzo de la generación energética de la presa como “una buena noticia para nuestro continente y los países río abajo con los que aspiramos a trabajar”. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Egipto señaló que el inicio unilateral de esta operación choca con lo dispuesto en el Acuerdo de Declaración de Principios de 2015. 

gran-presa-renacimiento-etiope-etiopia
PHOTO/AFP/AMANUEL SILESHI – Presa del Renacimiento de Etiopía

Por su parte, el Gobierno sudanés se mantiene firme en la necesidad de llegar a un acuerdo legal sobre la presa. Jartum llamó al mandatario etíope debido a la necesidad de que se tomen medidas reales que coincidan con sus declaraciones sobre el terreno. La entrada en funcionamiento de las turbinas eléctricas, así como las medidas aportadas chocan con el espíritu de cooperación entre las tres naciones africanas.

Etiopía asegura que con su iniciativa no pretende perjudicar los intereses de Egipto o Sudán, mientras que ellos sí la ven como una amenaza debido a la gran dependencia que tiene su agricultura del Nilo. 

gran-presa-renacimiento-etiope-etiopia
PHOTO/AFP/AMANUEL SILESHI – Presa del Renacimiento de Etiopía

La construcción de la enorme presa comenzó en 2011 y tiene un coste de casi 5.000 millones de dólares. El Ejecutivo etíope tiene como objetivo generar alrededor de 6.000 megavatios una vez que las obras terminen y exportar la electricidad generada.

Asimismo, anunció la finalización del segundo relleno del embalse en julio del año pasado. Esto significa que se almacenaron 13.500 millones de metros cúbicos de agua. Sin embargo, no se alcanzó el objetivo ya que dicho almacenamiento solo llegó a los 9.600 millones de metros cúbicos. 

gran-presa-renacimiento-etiope-etiopia
PHOTO/AFP/AMANUEL SILESHI – Presa del Renacimiento de Etiopía

El Consejo de Seguridad de la ONU solicitó que se continuaran con las negociaciones “de manera constructiva y cooperativa”, en septiembre del año pasado, bajo los auspicios de la Unión Africana. Asimismo, no se especificó el plazo para llegar a un acuerdo, siempre y cuando estuviese dentro de un tiempo razonable.

Durante la presidencia del Congo de la Unión Africana, Christophe Lotondola, ministro de Relaciones Exteriores congoleño, convocó una reunión entre Adís Abeba, El Cairo y Jartum, pero fueron interrumpidas debido a la preocupación de Etiopía por el conflicto en la región de Tigray, a lo que se le sumó el estallido de la crisis política relacionada con la transición sudanesa. 

Abdel Fatah al-Sisi, presidente egipcio, advirtió en una intervención pública que era mejor “no llegar a tocar una gota del agua” de su país. Según El Cairo, la falta de avances está motivada por la ausencia de voluntad política por parte de Etiopía “para negociar de buena fe”. 

abiy-ahmed-primer-ministro-etiopia
AP/FRANCISCO SECO - Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía

Egipto y Sudán decidieron unir fuerzas para hacer frente a la inestabilidad ocasionada por Etiopía. El ministro de Recursos Hídricos sudanés, Yaser Abás, considera que “la presa afecta a la seguridad nacional sudanesa y tiene repercusiones regionales”, tal y como sucedió con el primer relleno.

Si bien la administración etíope insistió en llenar la presa a pesar de no alcanzar ningún acuerdo con sus países vecinos, los Gobiernos de El Cairo y Jartum enfatizaron que primero debían llegar a un pacto tripartito para que la participación anual de agua por país no se viese afectada.