El Banco Central de Turquía sube los tipos de interés por primera vez en dos años

La entidad trata de frenar la caída de valor de la lira
Fotografía de archivo el Gobernador del Banco Central de la República de Turquía (CBRT), Murat Uysal, presenta el Informe sobre la inflación durante una conferencia de prensa, en Ankara, el 31 de julio de 2019

AFP/ADEM ALTAN  -   Fotografía de archivo el Gobernador del Banco Central de la República de Turquía (CBRT), Murat Uysal, presenta el Informe sobre la inflación durante una conferencia de prensa, en Ankara, el 31 de julio de 2019

El Banco Central de Turquía ha anunciado una subida de los tipos de interés por primera vez en dos años. Ante la pérdida continua pérdida de valor de la lira, la divisa nacional, las autoridades monetarias han decidió aumentar del 8,25% al 10,25% los tipos. La entidad ha señalado que este movimiento tiene el objetivo de hacer frente a la inflación que se está produciendo debido a las ayudas estatales que se han puesto en marcha durante la pandemia del coronavirus y un renovado crecimiento de las importaciones aplazadas por la crisis sanitaria, según un comunicado disponible en su página web. 

Tipo de cambio
AFP/OZAN KOSE - Pantalla que muestra los tipos de cambio en una agencia de cambio cerca del Gran Bazar, en Estambul, el 24 de septiembre de 2020

La inflación oscila desde inicios del año en torno al 11% y 12%, un nivel ligeramente superior al promedio de la última década. La subida de tipos de este martes es la primeras tras dos años de bajadas consecutivas, que se iniciaron en el verano de 2018. Los altos tipos de interés consiguieron entonces estabilizar la lira en un valor medio de 6,5 liras por euro. Pero desde marzo el valor de la moneda ha vuelto a una dinámica de devaluación continua y ha llegado a acumular pérdidas del 28% de su valor en siete meses. Este jueves, por primera vez en la historia de esta divisa, cada lira se intercambió a 9 unidades por euro y a 7,7 por dólar. La moneda ha reaccionado positivamente al anuncio del Banco Central, con una recuperación del 1,3% de su valor frente al dólar y del 1,1% frente al euro.  

Un momento delicado para la moneda 

La falta de divisas en el Banco Central y el aumento de la inflación llevan semanas tensionando a la baja a la lira turca.  La autoridad monetaria, que ha gastado decenas de miles de millones de dólares de sus reservas de divisas extranjeras para apoyar a la lira, ahora se ha visto obligada a dejar de lado la política de bajada de tipos de interés que ha llevado a cabo para impulsar la actividad económica en el país.  

Banco Central de Turquía
REUTERS/UMIT BEKTAS - Entrada de la sede del banco en Ankara (Turquía)

El Banco Central lleva perdiendo divisas desde hace cuatro meses con el objetivo de apuntalar la moneda y protegerla de los vaivenes de los mercados. Aunque esta política ha evitado el desplome histórico de la moneda, sí que ha conseguido esquivar un desplome mayor de su valor. La dificultad de recibir financiación externa sigue siendo una de las principales debilidades de Turquía, según exponía Fitch en un informe de este verano. “La caída de las reservas de divisas desde finales de febrero, sumada a la débil credibilidad de la política monetaria y las tasas de interés reales negativas, aumentan los riesgos de nuevas presiones externas”, asegura el documento. Los analista de Fitch ya anunciaron en ese documento que la falta de divisas obligaría a subir los tipos de interés y a emitir deuda. La crisis sanitaria también ha golpeado con fuerza al turismo, uno de los sectores más importantes para la economía del país.