PUBLICIDAD

Iberdrola

El Banco Mundial destinará 2.000 millones de dólares a Sudán

La Asociación Internacional de Fomento (AIF) financiará un total de 17 proyectos en sectores como la energía o la agricultura
atalayar_hamdok

PHOTO/BERND JUTRCZENKA  -   El primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok

Sudán recibirá 2.000 millones de dólares en subvenciones a lo largo del próximo año para superar la grave situación económica. Así lo ha anunciado David Malpass, presidente del Banco Mundial, durante su visita a Jartum. “Vine a Sudán acompañado de una delegación de alto nivel del Banco Mundial para apoyar al país en esta difícil etapa”, declaró el director de la institución financiera.

También, antes de su reunión con el primer ministro sudanés, Abdullah Hamdok, Malpass afirmó a través de su cuenta de Twitter que el Banco Mundial “desea apoyar los esfuerzos de Sudán para reducir la pobreza, ayudar al crecimiento económico y mejorar el nivel de vida de todos los sudaneses”.

Por su parte, Heba Muhammad Ali, asesora del ministro de Finanzas, anunció antes de la llegada de Malpass el acuerdo entre el Gobierno sudanés y el Banco Mundial para que la Asociación Internacional de Fomento (AIF), organismo dependiente del BM, financie un total de 17 “grandes proyectos” en el país. “Los fondos se dirigirán a proyectos de energía, riego y agricultura, además de otros planes en zonas marginadas y que han sufrido conflictos”, informó la asesora a SUNA, la agencia estatal de noticias.

atalayar_banco mundial
PHOTO/AP - David Malpass, presidente del Banco Mundial 
Sudán debe superar los problemas económicos heredados del régimen de Omar al Bashir

Es la primera vez en 40 años que un presidente del Banco Mundial viaja a Sudán. “Su visita llega en un momento clave de la historia de Sudán”, aseguró Hamdok. El país africano está atravesando una transición democrática después de 30 años bajo el régimen de Omar al Bashir. En abril de 2019 un golpe militar derrocó al dictador, abriendo una nueva etapa política en el país. No obstante, la actual Administración todavía debe enfrentar los problemas económicos de la época de Al Bashir. “Hace dos años, el Gobierno de transición de Sudán heredó una economía muy dañada tras décadas de conflicto y aislamiento”, señaló Malpass. Asimismo, el presidente del Banco Mundial reconoció “las reformas valientes” que ha desarrollado el país.

El Gobierno de Hamdok denominó “reformas económicas locales” a una serie de medidas que tienen como objetivo transformar la economía de Sudán y reincorporar al país a la comunidad internacional, tal y como informa Associated Press. Este programa económico, respaldado por el FMI y el Banco Mundial, también conlleva desarrollar algunas políticas de austeridad como recortar el subsidio a los combustibles, algo que ha provocado el incremento del precio de algunos bienes de primera necesidad.

atalayar_transicion sudan
REUTERS/MOHAMED NURELDIN - El jefe del Consejo Militar de Transición de Sudán, teniente general Abdel Fattah Al-Burhan, y el líder de la coalición de la oposición sudanesa Ahmad al-Rabiah, celebran la firma del acuerdo de reparto de poder, tras el derrocamiento del antiguo líder Omar al-Bashir, en Jartum, Sudán, el 17 de agosto de 2019.

Todas estas reformas buscan paliar las décadas de aislamiento del anterior régimen y los efectos de las duras sanciones internacionales impuestas a Al Bashir durante los años de su mandato. Asimismo, la separación de Sudán del Sur en 2011 después de años de conflicto agravó la crisis económica. Esta región, rica en petróleo, se llevó más de la mitad de los ingresos públicos y el 95% de las exportaciones de crudo.

La comunidad internacional se compromete con el desarrollo de Sudán

Dentro del proceso de recuperación económica, Estados Unidos ha tenido un papel clave. Después de que Washington eliminase a Sudán de la lista de gobiernos que apoyan el terrorismo, Jartum comenzó a participar en la escena internacional. Asimismo, Sudán pudo pagar sus deudas con el Banco Mundial el marzo pasado gracias a un préstamo estadounidense que lo hizo elegible para recibir las donaciones para el desarrollo.

atalayar_eeuu-sudan
PHOTO/AP - Mike Pompeo junto con el general sudanés Abdel Fattah al-Burhan, presidente del Consejo de Soberanía

También, en julio, el Club de París anuló una deuda de 14.100 millones de dólares a Sudán. El Gobierno de transición se comprometió a dedicar el dinero que finalmente no ha debido pagar a reducir la pobreza en el país. El Club de París es una institución financiera que reúne a los principales acreedores públicos del mundo desarrollado. La organización se encarga de resolver problemas de deuda de los países emergentes.

Malpass, durante su viaje a Sudán, aseguró que además del Banco Mundial, otros países como Estados Unidos, Reino Unido y Francia “están listos para ayudar a Sudán a superar las dificultades económicas y apoyar la transición democrática”.

atalayar_transicion sudan
AFP - Mujeres sudanesas celebran en Jartum después de la firma entre el Consejo Militar de Transición y la oposición de la declaración constitucional para una transición civil
La estabilidad política y la lucha contra el terrorismo, dos desafíos más de Sudán

Además de la cuestión económica, la situación política en Sudán todavía carece de solidez. Recientemente, el país fue testigo de un intento de golpe de Estado. “Es fundamental evitar deslizamientos políticos, porque no hay desarrollo sin paz”, declaró Malpass.

El levantamiento militar frustrado también ha llevado a miles de sudaneses a protestar para exigir un Gobierno de transición exclusivamente civil. “El objetivo de estas marchas es proteger la transición democrática de Sudán, y no hay forma de lograrlo sin poner fin a cualquier asociación con el consejo militar”, subrayó la Asociación de Profesionales sudaneses a través de un comunicado.

atalayar_sudan hamdok
AFP/ ASHRAF SHAZLY - El primer ministro de Sudán, Abdullah Hamdok (centro), y el general de división Malik Tayeb Khojali (izq.) inspeccionan una guardia de honor en El-Fasher, Darfur del Norte

Otro gran reto de Jartum es el terrorismo creciente en la región. El pasado martes, las autoridades sudanesas anunciaron el desmantelamiento de una célula yihadista asociada con el Daesh. Egipto buscaba a algunos de los 40 sospechosos arrestados por las fuerzas de seguridad, por lo que Sudán acordó entregar a varios de los detenidos a su país vecino. Entre los arrestados se encontrarían miembros de los Hermanos Musulmanes, organización considerada terrorista por El Cairo.

Según informa Al-Ain News, una delegación egipcia viajará pronto a Jartum para discutir la extradición de estos terroristas a El Cairo. En esta reunión también podrían abordar la cooperación antiterrorista, una cuestión clave para ambos países