El compromiso de CAF con América Latina

El Banco de Desarrollo ha destinado 570 millones de dólares para impulsar la reactivación económica en Argentina, Barbados y Brasil
Primera reunión virtual del directorio de CAF en toda su historia

PHOTO/CAF  -   Primera reunión virtual del directorio de CAF en toda su historia

La COVID-19 es la mayor amenaza a la que se enfrenta América Latina: se ha llevado por delante la salud de dos millones de latinoamericanos, amenaza la sostenibilidad de las ganancias sociales de las últimas décadas y supondrá la mayor recesión desde la Segunda Guerra Mundial. Ante este sombrío panorama, CAF-el Banco de Desarrollo de América Latina-está ofreciendo a los países recursos no reembolsables y líneas de crédito para fortalecer la atención sanitaria y las políticas anticíclicas, herramientas para el monitoreo en tiempo real, generación de conocimiento y capacitación. 

Durante el primer encuentro virtual en 50 años, el directorio de la institución, formado por ministros de Economía y Finanzas, presidentes de Bancos Centrales y altas autoridades económicas de los países accionistas-han demostrado una vez más el compromiso por la integración regional y la reactivación económica con la aprobación de operaciones por valor de 570 millones de dólares en Argentina, Barbados y Brasil. 

“Con estos recursos financieros esperamos fortalecer el efecto anticíclico de la política fiscal a través de la introducción temporal de medidas para la protección del ingreso de los hogares vulnerables y para el incremento de la liquidez de las firmas y preservación del empleo durante la crisis sanitaria y económica”, ha señalado Luis Carranza Ugarte, presidente ejecutivo de CAF. 

Luis Carranza
PHOTO/CAF - Luis Carranza, presidente ejecutivo de CAF

En el último quinquenio (2015-2019), CAF aprobó ha aprobado operaciones a favor de Barbados por USD 112 millones, lo cual representa un promedio de aprobaciones de 22 millones de dólares anuales. Asimismo, en igual período, los desembolsos totales ascendieron a 96 millones, lo que representó un promedio anual de 19 millones.

En el caso de Argentina, los recursos aportados por CAF apuntalan la agencia de protección social del país vinculadas con la seguridad alimentaria de familias en situación de vulnerabilidad con niños de hasta seis años, beneficiarios principalmente, aunque no de firma exclusiva, de otra iniciativa de protección social conocida como la asignación universal por hijo y sus programas vinculados. 

Esta iniciativa está alineada con la agenda de nutrición de CAF, a partir de la cual se promueve un acceso más equitativo a las oportunidades de desarrollo de capital humano, prestando particular atención al desarrollo integral de la primera infancia, segmento de población clave para propender a una perdurable inclusión social de calidad, máxime en momentos en los cuales es perentorio mitigar los efectos de la desigualdad que ya estaban presentes, pero que sin dudas se agravarán en la región como consecuencia de la pandemia del COVID-19”, ha asegurado Luis Carranza Ugarte, presidente ejecutivo de CAF.

Richard Martínez
PHOTO/CAF - Richard Martínez, presidente del directorio de CAF

En el caso de Brasil, se ha aprobado dos préstamos por valor de 176 millones. El primero, de 96 millones, contribuirá a mejorar los sistemas de drenaje y el control de inundaciones en la cuenca del río Baquirivu-Guaçu y promoverá la conectividad vial y movilidad urbana del Municipio de Guarulhos. El segundo, de 80 millones, se destinará a reducir el riesgo de inundaciones, mejorar la movilidad, la infraestructura urbana y la gestión de residuos sólidos en el Municipio de Juazeiro do Norte.

El programa del Municipio de Guarulhos beneficiará directamente a los aproximadamente 326.799 habitantes residentes de los barrios Bonsucesso, Taboão, São João, Presidente Dutra, Cecap, Lavras, Sadokim, Várzea do Palácio, y Aracilia, e indirectamente a 1.379.182 habitantes. Con los recursos del financiamiento de CAF se prevé financiar principalmente obras de canalización abierta a lo largo del río Baquirivu-Guaçu, ampliación de puentes, construcción de reservorios de agua, parques, canchas deportivas, ciclovías, corredores viales, entre otras. 
El segundo préstamo, destinado al Programa de Saneamiento e Infraestructura Urbana de Juazeiro do Norte, contempla obras de drenaje urbano, gestión de residuos sólidos, infraestructura urbana y social y movilidad urbana, y se estima que beneficiará directamente a unos 134.000 habitantes e indirectamente a 274.000 personas de Juazeiro do Norte. 

“Estos dos préstamos pretenden impulsar un desarrollo económico integral que incluya a todas las regiones de Brasil y que contribuya a mejorar la provisión de servicios públicos de calidad para los sectores más vulnerables. En este sentido, la mejora de la infraestructura es determinante para prevenir los efectos de las inundaciones, promover mayor eficiencia en la la movilidad y, en definitiva, contribuir a mejorar calidad de vida de las personas”, ha afirmado Luis Carranza, presidente ejecutivo de CAF.

Reunión
PHOTO/CAF - Reunión virtual del directorio de CAF

“El compromiso de los países miembros nos ha permitido una respuesta rápida y oportuna para atender las necesidades de la población. Ante la magnitud de la crisis social y económicas que atravesamos se requieren nuevas fuentes de recursos, por eso estamos trabajando en la formación de un fondo para financiar infraestructura de integración e infraestructura digital en la región que se constituiría con el apoyo de los países desarrollados que ofrecerían garantías para la emisión de bonos, lo cual nos permitiría a los países latinoamericanos tener una fuente de financiamiento al mismo costo al cual acceden ellos a muy largo plazo y abordar el reto de la infraestructura de una manera definitiva”, ha afirmado Luis Carranza Ugarte, presidente ejecutivo de CAF.

Con la financiación a pymes a través de microfinancieras, bancos de desarrollo locales y bancos comerciales, CAF canaliza su ayuda al sector privado para estimular la recuperación y proteger el empleo en América Latina. Como complemento a la acción financiera, se desarrollan actividades de apoyo no financiero con proyectos y programas de internacionalización, innovación empresarial e integración a cadenas productivas y clústeres.

Además, CAF ha puesto a disposición de los países mecanismos de monitoreo en tiempo real, capacitación virtual y generación de conocimiento como un apoyo integral a los gobiernos en el diseño e implementación de sus estrategias de recuperación económica y social. El talento humano de CAF junto a expertos en sectores estratégicos como salud, educación, economía, transporte, protección social, tecnología y gobernabilidad, trabajan en el diseño de políticas públicas adaptables a la realidad de cada país