PUBLICIDAD

Iberdrola

El Consejo de Europa premia la labor de la ciencia contra el cambio climático en el Mediterráneo

Rebelo de Sousa entrega el Premio Norte-Sur a la Red de Expertos del Mediterráneo en Cambio Climático y Medioambiental, avalada por la UpM
rebelo-premio-norte-sur

Presidencia de Portugal  -   Guiot, Cramer y Rebelo de Sousa durante la entrega de los premios.

El Consejo de Europa ha concedido su Premio Norte-Sur a la Red de Expertos del Mediterráneo en Cambio Climático y Medioambiental (MedECC), creada en 2015 con el apoyo del Secretariado de la Unión por el Mediterráneo (UpM) y del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

La entrega del premio tuvo lugar este pasado 9 de noviembre en la Asamblea de la República Portuguesa, en Lisboa, y corrió a cargo del presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa. El galardón fue recogido por los coordinadores del MedECC, Wolfgang Cramer y Joël Guiot.

Con este premio, el Consejo de Europa reconoce las contribuciones realizadas por esta red de más de 190 científicos medioambientales de 25 países al primer informe de evaluación científica sobre el impacto del cambio climático y medioambiental en la cuenca mediterránea. La candidatura de la Red MedECC ya había sido presentada por la UpM en 2020 con motivo del 25 aniversario del Proceso de Barcelona.

El jurado del Premio Norte-Sur ha reconocido el trabajo de MedECC como “ejemplo destacado del potencial de la colaboración entre Estados y sociedades para afrontar los retos del cambio climático y la sostenibilidad medioambiental, así como una respuesta a la necesidad de cooperación científica y de expertos para producir análisis basados en el conocimiento como base sólida para la adopción de medidas”.

Durante seis años, casi 200 científicos de la red MedECC evaluaron más de 3.800 artículos e informes de literatura científica sobre los riesgos actuales para la cuenca mediterránea, presentando por primera vez sus conclusiones en un informe exhaustivo. Esta amplia evaluación fue posible gracias a las contribuciones voluntarias de todos estos expertos.

Creada en 2015 con el apoyo del Secretariado de la UpM y del PNUMA y durante los preparativos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima COP21 en París, la red MedECC cuenta en la actualidad con más de 700 científicos de 35 países del Mediterráneo y Europa.

“Es muy alentador para nosotros y para todos nuestros compañeros que el Consejo de Europa reconozca de forma tan destacada el papel de este trabajo para la población de la región; ahora es necesario que esto vaya seguido de una acción política para evitar más pérdidas de vidas y bienes”, declaró el profesor Wolfgang Cramer, del CNRS (Francia).  “El intercambio de experiencias entre científicos de casi todos los países mediterráneos fue una parte enormemente gratificante de este trabajo”, afirmó el doctor Joël Guiot, también del CNRS. “Es posible la adaptación a estos riesgos y la mitigación de sus causas, pero son necesarios esfuerzos financieros mucho más fuertes que los propuestos por la COP26”, advirtió.

Por su parte, el secretario general de la Unión por el Mediterráneo, Nasser Kamel, recordó que “el mar Mediterráneo es un ecosistema frágil que sufre diferentes males como la pérdida de biodiversidad, la sobrepesca, la contaminación, la degradación de las costas y los desechos marinos, entre otros”. Por ello, “se necesitan urgentemente políticas para el desarrollo sostenible de los países mediterráneos para mitigar estos riesgos, pero los responsables políticos carecen de información adecuada”, y, este contexto, “la iniciativa MedECC, apoyada por el Secretariado de la UpM, constituye un ejemplo destacado del potencial de la comunidad científica y política euromediterránea que trabaja conjuntamente creando soluciones para un futuro mejor”, concluyó.