El coronavirus amenaza con dejar a 49 millones de africanos más en la extrema pobreza

El número total de personas que viven con menos de 1,90 dólares al día llegaría a unos 450 millones de habitantes en el continente
Un voluntario carga paquetes de alimentos marcados para una distribución de alimentos en un camión en el Servicio Comunitario de Comidas sobre Ruedas de Sudáfrica, en Johannesburgo, el 6 de julio de 2020

AFP/MICHELE SPATARI  -   Un voluntario carga paquetes de alimentos marcados para una distribución de alimentos en un camión en el Servicio Comunitario de Comidas sobre Ruedas de Sudáfrica, en Johannesburgo, el 6 de julio de 2020

Los efectos económicos de la pandemia y sus secuelas pueden empujar a 49,2 millones de personas a la extrema pobreza en África, según cálculos del Banco de Desarrollo Africano (AfDB), que considera que la parte central y occidental del continente serán las más tocadas. El número de personas que viven en la extrema pobreza en el continente, es decir, con menos de 1,90 dólares al día, podría llegar a 453,4 millones de personas en 2020 en el mejor escenario y a 462,7 millones en el peor.

Antes del coronavirus, esa cifra, que ya se esperaba que subiese respecto al año pasado, se estimaba en 425 millones, según se extrae de un comunicado remitido este miércoles a los medios. A esos entre 28 y 37,5 millones extra en 2020 habría que sumarle otros entre 34 y 49,2 millones el próximo año. Nigeria y la República Democrática del Congo (RDC) sufrirán los mayores crecimientos. Con este panorama, varios países africanos quedarán fuera de la meta de conseguir erradicar la extrema pobreza en 2030, según indica el informe.

En esta foto de archivo del 20 de mayo de 2020, las personas afectadas por la recesión económica del coronavirus hacen cola para recibir paquetes de alimentos en Pretoria, Sudáfrica
AP/THEMBA HADEBE - En esta foto de archivo del 20 de mayo de 2020, las personas afectadas por la recesión económica del coronavirus hacen cola para recibir paquetes de alimentos en Pretoria, Sudáfrica
Un escenario económico optimista para 2021

El AfDB cree que si se gestiona bien la COVID-19 y se lograr aplanar la curva y reabrir la economía, las economías del continente en su conjunto pueden crecer un 3%, de la caída del 3,4% que se prevé como peor escenario económico este año. “El Suplemento de Perspectivas Económicas de África para 2020 muestra que, por primera vez en el último medio siglo, África puede enfrentarse a su primera recesión económica”, explicó el director de Políticas Macroeconómicas del AfDB, Hanan Morsy.

Son, no obstante, previsiones económicas más optimistas que las del Banco Mundial (BM), que augura una caída en 2020 que puede oscilar entre el 2,1% y el 5,1%; mientras el Fondo Monetario Internacional (FM) prevé que África se enfrentará a una crisis económica y de salud “sin precedentes” con un retroceso del 1,6% este año. La economía africana iba a crecer el 3,9% en 2020 y el 4,1% en 2021, según las predicciones del AfDB de principios de este año, cuando la pandemia aún no había llegado al continente.

La gente hace cola para recibir los paquetes de comida distribuidos por Meals on Wheels en Brapkan, Ekurhuleni, el 6 de julio de 2020
AFP/MICHELE SPATARI - La gente hace cola para recibir los paquetes de comida distribuidos por Meals on Wheels en Brapkan, Ekurhuleni, el 6 de julio de 2020

Sin embargo, según este nuevo informe revisado, esta contracción económica le puede suponer al continente entre 145.000 millones y 189.700 millones de dólares del Producto Interior Bruto (PIB).

El AfDB recomienda una política de salud pública que contenga la expansión del virus y minimice muertes, mientras que la política monetaria alivie las restricciones de liquidez y los riesgos de solvencia, y la respuesta fiscal amortigüe los efectos económicos de la pandemia. Los sectores del turismo, el transporte y el entretenimiento tardarán más en recuperarse, según el AfDB.

El continente africano ha pasado esta semana la barrera de los 500.000 casos de coronavirus, aunque el 42% de ellos se registran en Sudáfrica (215.855 casos), y la tasa de letalidad sigue siendo, en general, más baja que en otras partes del mundo, con casi 12.000 muertos en todo el continente.