PUBLICIDAD

Iberdrola

El DEPF destaca el papel de salvaguarda del turismo interior marroquí

La crisis pandémica ha impulsado la importancia del turismo interno de Marruecos, según la Dirección de Estudios y Previsiones Financieras (DEPF) dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas
Turismo de Marruecos

 -  

El reino alauí, hoy en día, tiene abierta sus fronteras marítimas y aéreas, pero la terrestre con España permanece cerrada hasta el próximo 31 de marzo, como consecuencia de la crisis del coronavirus. En estos dos años, el Reino ha acumulado una serie de consecuencias económicas negativas, pero que han sido respaldados por los desplazamientos de los turistas nacionales, quienes han sido los responsables del potenciamiento del turismo del país.

“A pesar de las incertidumbres y las medidas restrictivas de salud diferenciadas a nivel territorial, el turismo interno ha jugado un papel de amortiguador durante la crisis de la COVID-19”, dijo el DEPF en un informe de política denominado “Potencial del turismo interno como palanca para la recuperación post-COVID-19”. “De hecho, el papel salvador del turismo interno, revelado por datos tanto convencionales como no convencionales, ha dependido de las restricciones de viaje diferenciadas y la especialización de los territorios turísticos”, ha manifestado el DEPF.

Turismo de Marruecos

La llegada de turistas nacionales a establecimientos de alojamiento turístico clasificado (EHTC) se contrajo un 59,5% en 2020, frente al -80,7% del turismo receptivo, alcanzando los 1,4 millones de turistas. Esto ha permitido mantener una actividad turística mínima con una participación del mercado turístico interno del 57% en las llegadas de turistas marroquíes, lo que supone un aumento de 18 puntos en comparación con 2019, previo a la pandemia. Por otra parte, las pernoctaciones de los ciudadanos marroquíes cayeron un 55,4% en 2020, frente al -72,4% del turismo receptivo, logrando una cifra de 3,5 millones de pernoctaciones. Esto se traduce en una media de 2,4 noches por turista frente a los 3,2 de los ciudadanos no residentes.

El papel fundamental del turismo interior ha desarrollado la producción turística del reino alauí, consiguiendo una consolidación de su cuota de mercado al 50% del total de pernoctaciones, en contraposición del 31% alcanzado en 2019, estas cifras corroboran la importancia del turismo de nacionales por el país norteafricano. 

Turismo de Marruecos

No obstante, el turismo interior se ha visto obstaculizado por las medidas sanitarias restrictivas impuestas por la Administración marroquí en las diferentes regiones, según del estado epidemiológico de la zona, además, dichos efectos se prolongaron a lo largo del año pasado. De hecho, el turismo interno fue menor en la región de Souss-Massa (respectivamente -45% y -41% para llegadas y pernoctaciones), aunque fue mejor en Marrakech-Safi (respectivamente -70% y 69%), y Tánger-Tetuán Alhucemas (respectivamente -64% y -60%), las cuales representan el 66% de las pernoctaciones y el 59% de las llegadas de residentes.

Los impactos negativos de la pandemia, también, son perceptibles en el descenso de los asistentes a lugares de comercio y ocio durante la primera ola de la pandemia (-69% en el 2T) y la segunda ola del cuarto trimestre de 2020 (-23%), resultado de las restricciones de movilidad. Actualmente, la movilidad en los lugares de comercio y ocio no se ha recuperado, si tenemos en cuenta los datos previos a la pandemia, en Marrakech (-19% durante la primera quincena de junio de 2021) a diferencia del nivel nacional (+2%), Casablanca (+11%), y Fez (+3%).

Turismo de Marruecos

De cara al futuro, la nación africana quiere seguir potenciando el turismo interior, pero, también, quiere seguir enfocándose en la recepción de turistas extranjeros. El sector turístico en 2021 vio como el turismo descendió un 71% con respecto a 2019, y unas pérdidas de 20 millones de viajeros y 90.000 millones de dirhams. Ante esto, el Ministerio de Turismo puso en marcha un plan de emergencias para apoyar el turismo y reactivar las funciones propias del sector, valorado en 1.000 millones de dirhams.