El Ejército de Estados Unidos mata al líder de Al-Qaeda en Siria

Abdul Hamid-Al Matar habría sido abatido a través de un ataque con drones
drones-estados-unidos-afganistan

REUTERS/JOSH SMITH  -   Un militar estadounidense guía un avión no tripulado MQ-9 Reaper de la Fuerza Aérea de Estados Unidos mientras se dirige a la pista de aterrizaje en el aeródromo de Kandahar, Afganistán, 9 de marzo de 2016

El Ejército de Estados Unidos asegura haber matado a Abdul Hamid Al-Matar, un alto cargo de la red terrorista de Al Qaeda. El ataque se habría producido en el norte de Siria tras una ofensiva perpetrada por drones estadounidenses. Las autoridades agregan que no se han producido víctimas civiles durante el ataque.

El portavoz del comando central, John Rigsbee, aseguró que esta eliminación supone “la interrupción en la capacidad de la organización terrorista para seguir tramando y llevando a cabo ataques globales”. Del mismo modo, Rigsbee señaló que el ataque aéreo se ejecutó a través de un dron tipo MQ-9, un vehículo aéreo no tripulado que ha sido diseñado por la compañía estadounidense General Atomics Aereonautical System. 

tropas-estados-unidos-siria
AFP/DELIL SOULEIMAN  -   Un vehículo blindado militar de Estados Unidos pasa en una patrulla por delante de un pozo de petróleo en Rümeylan (Rmeilan), en la provincia nororiental de Al Hasakah, Siria

De acuerdo con Rigsbee, Al-Qaeda continúa siendo una amenaza para Estados Unidos. Señaló que la organización terrorista “utiliza a Siria como un refugio seguro para reconfigurarse, coordinarse con sucursales extranjeras y planificar operaciones en el extranjero”.

El ataque contra el líder se produce, además, dos días después de un ataque que se habría ejecutado contra un puesto de avanzada estadounidense en el sur de Siria. Sin embargo, por parte de Rigsbee no se ha hecho ninguna declaración sobre si el ataque contra Al-Qaeda forma parte de una respuesta defensiva a raíz de la ofensiva contra la base. 

fuerzas-democraticas-siria
AFP/FADEL SENNA  -   Un miembro de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) hace guardia en una prisión donde hombres sospechosos de estar afiliados a Daesh son encarcelados en el noreste de Siria en la ciudad de Al-Hasaka

Asimismo, hace un mes, Estados Unidos anunciaba haber ejecutado a otro alto dirigente de la organización, al cual no identificó, pero el que habría muerto en un bombardeo aéreo en el noroeste de Siria.

La ejecución del líder de Al-Qaeda en Siria coincide en un momento en el que la región está siendo azotada por la amenaza terrorista. La llegada de los talibanes al poder en Afganistán tras la retirada de Estados Unidos ha impulsado que las células durmientes del Daesh y otras organizaciones terroristas despierten y siembren el caos a través de ataques suicidas. 

autobus-atentado-siria
AFP/SANA - En esta foto se muestra el autobús calcinado como consecuencia de las dos bombas detonadas

Concretamente en la capital de Siria, en Damasco, hace pocos días, un autobús militar explotaba en el centro de la ciudad como consecuencia de un nuevo ataque terrorista. Este acto se cobró la vida de 14 personas, aunque podrían ser más. Desde hace tres años la capital siria no había presenciado ningún otro ataque de esta índole.

Poco después de este ataque, el Ejército sirio de Al-Asad protagonizaba un bombardeo en Idlib, bastión que entremezcla militantes kurdos, sirios refugiados y terroristas huidos. Según informa UNICEF, el ataque protagonizado por el Ejército contra un mercado mató a 11 civiles, entre los que se encontraban 4 niños. La agencia humanitaria detalla que que esta violencia “es un recordatorio de que la guerra en Siria no ha llegado a su fin. Los civiles, entre ellos muchos niños, siguen soportando la peor parte de un brutal conflicto de una década”, agregan. 

combatientes-kurdos
PHOTO/AP -Combatientes kurdos de las Unidades de Protección Popular (YPG) 

Por otra parte, a pesar del intento de los talibanes por desvincularse del terrorismo y de su pasado durante el gobierno talibán llevado a cabo en la década de los 90, es evidente que los radicales siguen manteniendo vínculos con Al-Qaeda, lo que preocupa a la comunidad internacional.

Entre 1996 y 2001 Al-Qaeda irrumpió en Afganistán, orquestando tras su irrupción diferentes ataques terroristas a nivel internacional. Entre estos ataques destaca el ataque terrorista contra las torres gemelas el 11 de septiembre del 2001, el más sonado por su elevado número de víctimas y por cambiar el curso de la historia tras provocar la invasión de Estados Unidos a Afganistán. 

aereopuerto-kabul-retirada
AFP PHOTO / Master Sgt. Alexander Burnett /US ARMY - El presidente Joe Biden defendió su decisión de retirar las tropas de Afganistán, diciendo que era en el interés nacional de Estados Unidos.

De este ataque se han cumplido 20 años, dos décadas en las que las tropas de Estados Unidos se han mantenido en el país afgano con el objetivo de librar una “guerra contra el terrorismo”. Durante su incursión, las tropas han librado diferentes ofensivas contra los terroristas y han tratado de entrenar y surtir de arsenal al ejército afgano. Sin embargo, su retirada, anunciada por Biden y finalizada el 31 de agosto, deja al país afgano ante la deriva de los talibanes y bajo la amenaza terrorista, que, aunque debilitada, no ha conseguido desaparecer.