PUBLICIDAD

Iberdrola

El Frente Polisario amenaza al rally África Eco Race en su paso por Marruecos

El grupo advierte con “utilizar todos los medios legítimos” para “responder a cualquier acción” que socave “su soberanía e integridad territorial”
Africa Eco Race

PHOTO/AFRICA ECO RACE  -   Un piloto recorre el Sáhara durante la 12ª edición del rally Africa Eco Race

El Frente Polisario ha lanzado una advertencia contra todos “los competidores, patrocinadores y participantes” del África Eco Rally, la competición deportiva que se perfila como sustituta del Rally Dakar. En un comunicado emitido el jueves, el Gobierno de la autodenominada República Árabe Saharaui (RASD) amenazó a la organización con “utilizar todos los medios legítimos” para “responder a cualquier acción que tenga como objetivo socavar su soberanía e integridad territorial”. 

El mensaje viene precedido por la publicación de la ruta, confirmada en junio por la organización “en complicidad con las autoridades de Rabat”, denuncia el comunicado de la RASD. El itinerario pretende llegar hasta Mauritania a través de Marruecos, por lo que debería cruzar las inmediaciones del puesto fronterizo de Guerguerat, el muro de separación levantado en mitad del desierto donde se produjo la ruptura del alto el fuego entre el Ejército marroquí y el Frente Polisario en noviembre de 2020. 

En principio, está previsto edición de 2022 del África Eco Race dé comienzo en la noche del próximo 15 de octubre y finalice dos semanas después, el día 30. Los competidores saldrán desde Mónaco y cruzarán la meta en Dakar, la capital senegalesa. Entre medias, los pilotos tendrán un día de descanso en la ciudad de Dajla, y, según las proyecciones, la carrera alcanzará el punto crítico en torno al 25 de octubre.

Guerguerat
AFP/FADEL SENNA  -   Paso fronterizo de Guerguerat

A falta de poco más de un mes para el inicio de la prueba, la organización del África Eco Race no ha respondido a las advertencias del Frente Polisario. La competición, fundada en 2008 con la voluntad de suceder al Rally Dakar por el difunto Hubert Auriol, el expiloto franco-etíope que fue precisamente el primer ganador de la mítica competición, tuvo que ser suspendida ese mismo año ante las amenazas de los grupos terroristas. 

Un curso después de su nacimiento, en 2009, y ya en ediciones sucesivas, la prueba ha podido desarrollarse con cierta normalidad. Aunque no sin sobresaltos. La inestabilidad a nivel político, comunitario o social de la región ha impedido celebrar la competición en un entorno de seguridad. La peligrosidad del trayecto no ha remitido, a lo que se suma la nueva amenaza velada del Frente Polisario. La presente edición, sin embargo, ya se había visto pospuesta a causa de las restricciones por la COVID-19. 

Los organizadores del África Eco Race aseguran que, durante todo el curso, “trabajan estrechamente con los diferentes ministerios de cada país” para garantizar la seguridad. “Incluso antes de que se acepte el recorrido, se presentan al Gobierno mapas detallados de la ruta para que las autoridades den su aprobación”, sostienen los organizadores. 

Contando con el permiso, los organizadores informan del calendario y “se esfuerzan por reunirse con los representantes de cada región para ajustar la ruta si es necesario”. “Una vez iniciado el rally –añaden–, los países por los que cruza despliegan su personal de seguridad, Policía o Ejército, para asegurar no sólo el campamento, sino también las carreteras”. 

Africa Eco Race
PHOTO/AFRICA ECO RACE  -   Día de descanso en Dajla durante la 12ª edición del rally Africa Eco Race

El África Eco Race recuerda que “en Marruecos, los trámites de entrada y salida nunca han sido tan fluidos como en 2020, gracias al profundo trabajo realizado con total transparencia con las autoridades”. Aquella edición, a la postre la última como consecuencia de la pandemia, finalizó meses antes de la ruptura del alto el fuego en Guerguerat. 

“Todo el territorio de la República Saharaui, incluidos sus espacios terrestres, marítimos y aéreos, sigue siendo una zona de guerra donde continúan los enfrentamientos bélicos”, sostiene el comunicado. “En consecuencia, el Gobierno de la República Saharaui lanza una vez más un llamamiento urgente a todos los países del mundo y a los sectores públicos y privados para que se abstengan de cualquier actividad”, añade el grupo, que responsabiliza además a los organizadores de las posibles “consecuencias”. 

Con todo, no es la primera vez que el Frente Polisario amenaza a la organización. En 2018 trataron de interceptar el rally, aunque cedieron finalmente tras la presión diplomática de Naciones Unidas, de la misma forma que ocurrió dos años después, cuando un grupo de jóvenes trató de bloquear el paso fronterizo con Mauritania en señal de protesta.