PUBLICIDAD

Iberdrola

El Gobierno de Aziz Akhannouch cumple 100 días en el poder

El primer ministro de Marruecos se ha comprometido con el bienestar social y con la economía nacional. En este sentido, acaba de aprobar un plan de emergencia para apoyar el turismo, sector fundamental en la economía marroquí
Aziz Akhannouch

 -   Aziz Akhannouch, primer ministro de Marruecos

Marruecos celebró juntamente, por primera vez en su historia, elecciones legislativas, municipales y regionales el 8 de septiembre de 2021. Estos comicios estuvieron marcados, a nivel interno, por la pandemia y sus estragos en la economía nacional. Por otro lado, el proceso democrático se desarrolló pocas semanas después de la ruptura de relaciones diplomáticas entre Argel y Rabat, un hecho que elevó las tensiones entre ambos países.

Siguiendo en el plano internacional, las elecciones de septiembre se produjeron en un momento en el que Marruecos trata de consolidarse como una potencia a nivel regional mediante del fortalecimiento de los lazos con sus aliados, como Estados Unidos, y el establecimiento de nuevas alianzas, como Israel. En este sentido, también cabe destacar la crisis diplomática con España iniciada en abril.

Con este panorama nacional e internacional se encontró Aziz Akhannouch, líder del Rally Nacional de lo Independientes (RNI), tras ganar las elecciones y ser nombrado primer ministro por el rey Mohammed VI. La formación política, de corte centrista-liberal, logró 102 de 395 escaños, seguido del Partido Autenticidad y Modernidad (87) y el partido nacionalista Istiqlal (81). Ambas formaciones políticas, de centro y centroderecha, entraron en la coalición del Gobierno después de las negociaciones que mantuvo Akhannouch con Abdellatif Ouahbi, líder del PAM, y Nizar Baraka, presidente de Istiqlal. Asimismo, Ouahbi comenzó a dirigir el Ministerio de Justicia mientras que Bakara está al frente de la cartera de Equipamiento y Agua.

PHOTO/ARCHIVO  -   El rey Mohamed VI recibe al primer ministro Aziz Akhannouch
PHOTO/ARCHIVO - El rey Mohamed VI recibe al primer ministro Aziz Akhannouch

Tras nombrar a los nuevos ministros marroquíes, Akhannouch anunció sus planes de Gobierno. El presidente se comprometió con el bienestar social, apoyando a las familias más vulnerables y reforzando la sanidad y la educación pública. Respecto a la economía nacional, muy afectada por la pandemia, Akhannouch aseguró que la “estimularía en beneficio del empleo”. Por el momento, el Ejecutivo ha aprobado el programa 'Awrach', que busca crear 250.000 puestos de trabajo entre los años 2022 y 2023

“El Gobierno se rige por tres principios básicos: hacer del empleo el eje principal de todas las políticas públicas en el ámbito económico, fortalecer la soberanía nacional en productos y servicios estratégicos y dar a conocer el producto marroquí a nivel internacional y protegerlo de la competencia desleal”, explicó el mandatario alauí. En relación con el coronavirus, el primer ministro prometió reforzar el sistema sanitario, aumentando el número de profesionales de la salud y desarrollando un fuerte sistema que cubra todo el país. 

11 días después del nombramiento del nuevo Ejecutivo por Mohammed VI, Akhannouch aprobó el presupuesto para el año 2022, resaltando las políticas sociales y económicas, tal y como prometió. “Los marroquíes han confiado en el programa presentado por la alianza tripartita que forma el nuevo gobierno. Por su parte, el Gobierno ha dado señales positivas al respecto”, señala el medio marroquí Rue20.

gobierno marroqui
Gobierno de Marruecos

Además, el programa de Akhannuch impulsará la digitalización de la administración para lograr una mayor eficacia por parte de las instituciones pública, racionará el gasto publico y reforzará proyectos de investigación científica. También, el nuevo Gobierno busca disminuir las diferencias entre los marroquíes. El Ejecutivo ha renovado el programa de reducción de las disparidades sociales y territoriales, donde se desarrollarán y mejorarán 200 centros rurales.

“Todas las medidas tomadas o iniciadas por el Gobierno durante sus primeros 100 días demuestran que estamos cumpliendo con nuestros compromisos”, declaró Akhannouch a un canal de televisión marroquí. El primer ministro hizo referencia a la gestión de la nueva variante Ómicron y a la reactivación del turismo, un sector clave para el Reino. Recientemente, el Ministerio de Turismo, dirigido por Fátima Zahra Ammor, ha anunciado un plan de emergencia para apoyar el sector. A través de este proyecto, el Gobierno proporcionará 1.000 millones de dirhams al turismo marroquí.

Fátima Zahra Ammor, ministra de Turismo de Marruecos
Fátima Zahra Ammor, ministra de Turismo de Marruecos

No obstante, la oposición política, integrada por socialistas e islamistas, acusa al Gobierno de no haber cumplido con sus promesas. Mahdi Mazouari, miembro del Partido de la Unión Socialista, criticó la “ausencia de espíritu político” del actual Ejecutivo. “Después de las promesas vivimos en un silencio sospechoso, ante un Gobierno que no habla de lucha contra la corrupción ni de reforma fiscal”, afirmó Mazouari. Como respuesta, Abdel-Wadoud Kharboush, miembro del RNI, defiende que el primer ministro “trabaja en silencio, lejos del populismo y el ruido”. "En 100 días se ha dedicado a trabajar en silencio, no hablando y vendiendo ilusiones a los marroquíes”, indicó.