PUBLICIDAD

Marruecos

El Gobierno tunecino anuncia nuevas medidas para solventar la crisis

La nación norteafricana se encuentra en una recesión económica muy severa por lo que se ha intensificado el proceso y se han elaborado unos puntos clave que impulsen la economía
economia-tunez

AFP/FATHI NASRI  -   Manifestantes tunecinos

Desde 2011, Túnez es uno de los países que han entrado en una recesión económica muy severa y que está costando mucho salir de esta. Los diferentes gobiernos han tratado de impulsar la economía, pero es una situación muy grave y que, sobre todo, está afectando a la población dejando grandes niveles de pobreza en el país. Las autoridades tunecinas están tratando de solucionar este conflicto, por lo que el Gobierno del país acaba de anunciar nuevas medidas para impulsar la actividad económica.

El Ejecutivo de la nación norteafricana ha elaborado un paquete de medidas que se centran en la estimulación de la riqueza del país, el impulso de proyectos dedicados a la inversión, el desarrollo de exportaciones, así como crear un nuevo clima de negocios que atraiga a futuros inversores internacionales.

economia-tunez
AFP/FATHI NASRI - Manifestantes tunecinos

Así lo anunció el Gobierno por un comunicado a través de su página oficial en Facebook. “Las medidas están dirigidas a restaurar la confianza de los actores económicos y proteger el tejido institucional, restaurando así la actividad económica, estimulando la inversión pública y privada y elevando gradualmente el nivel de crecimiento”, dijo.

Se trata de 50 nuevos recursos enmarcados en cuatros pilares fundamentales que solvente la situación: el primero, apoyar la liquidez de las instituciones financieras, para que los bancos transformen fácilmente el dinero en efectivo. El segundo tratará de facilitar el acceso a la financiación, mientras que el tercero se basa en cómo mejorar la inversión. Por último, Túnez se encargará de facilitar el marco legal y estratégico para las empresas, así como simplificar el proceso para impulsar las exportaciones. Los procedimientos están anticuados y son bastante complicados a la hora de acceder a ellos.

Se espera que cuando estas medidas se implanten completamente empiecen a acelerar aquellos proyectos públicos que llevan bastante tiempo estancados, además de estimular la inversión privada. Esto se enmarca, sobre todo, para aquellas empresas emergentes y pequeñas que se dedican a la agricultura y a los proyectos relacionados con la producción y obtención de energías renovables. Por otro lado, se quiere establecer una asociación entre el sector público y el privado, a la vez de fortalecer los servicios del transporte marítimo del país.

El Ejecutivo tunecino espera que las medidas cuajen bien en el país. Para que se conviertan en un éxito y se empiece a recuperar la economía nacional, se adoptado una visión preliminar de una nueva dinámica a corto y medio plazo. A la vez, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otras asociaciones están examinando un programa de reforma estructural que impulse la situación financiera. 

economia-tunez
PHOTO/WAM  

El país se encuentra experimentado una de sus peores crisis económicas desde el momento de su independencia. Esto se debe a la mala gestión de los gobiernos que han dirigido a la nación, así de no buscar soluciones buenas y reales para gestionar la crisis. Con el tiempo se han empezado a crear medidas, pero cuando se pensaba que era todo normal, la deuda pública empezó a alcanzar niveles récord. Asimismo, también se agravó el déficit presupuestario del Estado, la inflación alcanzó cifras históricas y la pobreza se ha situado en niveles peligrosos que están preocupando a los observadores internacionales ya que piensan que va a ser difícil recuperarse de esto. El Instituto de Estadística por su parte, afirma que el desempleo ha aumentado al 18,4%, tanto por la crisis y la mala gestión como por las consecuencias del coronavirus.

Cabe destacar que, por la débil economía, muchas empresas han quebrado o han estancado sus exportaciones, incluso en algún período han vivido momentos dramáticos.  Esto causa un déficit comercial promedio de más de 6.000 millones de dólares que ha quedado reflejado en el mercado laboral del país.