PUBLICIDAD

Marruecos

El nuevo horizonte en Marruecos tras 10 años de PJD

La debacle del Partido Justicia y Desarrollo deja vía libre a Aziz Ajanuch para formar un nuevo Gobierno
aziz-ajanuch

 -  

Las elecciones en Marruecos han dejado abierto un mar completamente nuevo de posibilidades. El histórico batacazo del Partido Justicia y Desarrollo, dejando incluso a su líder y hasta ahora primer ministro, Saadeddine Othmani, sin su escaño en Rabat y, por tanto, sin posibilidades de mantener su cargo, según la Constitución, deja el futuro Gobierno en manos del Reagrupamiento Nacional Independiente. El RNI cuenta con Aziz Ajanuch como líder, una persona que, por encima de su riqueza – cuenta con una fortuna cercana a los 2.000 millones de dólares – es amigo íntimo del rey Mohamed VI.

Su cercanía al monarca será, sin duda alguna, una de las claves a la hora de formar el nuevo Ejecutivo encargado de dirigir Marruecos los próximos cinco años. Con 102 escaños ha pasado de ser la cuarta fuerza en las últimas elecciones a ser la primera y con todas las papeletas para liderar el país. Eso sí, será necesario que el RNI se ponga manos a la obra para formar alianzas y alcanzar los 198 escaños requeridos para la mayoría absoluta en una cámara de representantes integrada por 395 miembros.rey-mohamed-vi

Es en ese momento entran en juego el resto de los partidos que serán, al fin y al cabo, los que jueguen un papel decisivo a la hora de pactar con el partido de Ajanuch. Como segunda fuerza marroquí aparece el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM) logrando 86, por lo que no será suficiente un acuerdo únicamente entre el RNI y el PAM que se quedarían en los 188 escaños. El Partido del Istiqlal queda un poco más atrás con 81, y ya un poco más alejados la Unión Socialista de Fuerzas Populares (35 escaños), el Movimiento Popular (29), el Partido del Progreso y del Socialismo (21), la Unión Constitucional (18) y como última fuerza de las que están por encima de los 10, aparece el hasta ahora partido gobernante, Partido Justicia y Desarrollo (13).rueda-de-prensa-pam

La cercana amistad que une al rey Mohamed VI con Aziz Ajanuch podría favorecer un acercamiento entre el RNI y el PAM. A pesar de tratarse de partidos con ideas algo distanciadas – RNI centroderecha liberal y PAM más cercano al centroizquierda – la ayuda del monarca podría hacer que se pongan de acuerdo. El Partido Autenticidad y Modernidad fue creado por iniciativa del propio Mohamed VI, lo que podría hacer las cosas mucho más fáciles entre ambas partes que, a pesar de sus diferencias, parecen destinados a entenderse.

Y lo están en gran parte porque la otra opción que podría manejar Ajanuch es el Partido Istiqlal, una formación de derechas conservadora y cercana al nacionalismo. Tanto este como el PAM cuentan con un puñado de escaños muy similar, aunque no hay que olvidar que, en cualquiera de los casos, no sería suficiente con un pacto a dos. Para terminar de formar el nuevo Gobierno marroquí, la opción que gana más enteros es el Movimiento Popular, partido de derechas liberal que con sus 29 escaños podría decidir el futuro Ejecutivo al frente de Marruecos.nizar-baraka

La existencia de un número tan grande de partidos con importante representación en el congreso tiene un efecto doble. Por un lado, las alternativas, como se ha ido viendo, son muy amplias, pero a la vez, es más complicado llegar a un acuerdo que, en este caso, se debería dar, como mínimo, entre tres fuerzas. Los resultados de las elecciones aún son muy recientes y todas las opciones se mantienen abiertas. Lo que sí parece claro es que Aziz Ajanuch deberá ponerse manos a la obra para encontrar los acuerdos adecuados para alcanzar los anisados 198 escaños.