PUBLICIDAD

Iberdrola

El Parlamento de Libia celebra su primera sesión en Trípoli desde 2014

La Cámara de Representantes abordará el trabajo de la comisión electoral y los obstáculos que enfrentan las próximas elecciones del 24 de diciembre
PHOTO/REUTERS

PHOTO/REUTERS  -   El Parlamento libio se reúne para discutir la aprobación del nuevo gobierno, en Sirte, Libia, el 8 de marzo de 2021

7 años después, los miembros del Parlamento de Trípoli se reúnen para dialogar sobre las próximas elecciones presidenciales, programadas para el 24 de diciembre. De acuerdo con Abdullah Blehaq, portavoz de la Cámara, el presidente del Parlamento, Fawzi al-Nuiri, “invitó a los miembros a asistir a la sesión en Trípoli”, que se celebrará hoy lunes. Blehaq subrayó que esta reunión es “solo consultiva”. La sesión se centrará en los comicios, el trabajo que realiza la comisión electoral y los posibles obstáculos que enfrenta el proceso electoral.

Este fin de semana se tendría que haber publicado la lista definitiva de los candidatos presidenciales a las elecciones, sin embargo, la junta electoral aplazó el anuncio indicando que todavía debe adoptar a una serie de medidas judiciales y legales “antes de proceder a la publicación de la lista definitiva de candidatos”. “Dada la sensibilidad de esta etapa y las circunstancias políticas y de seguridad que la rodean, la comisión está dispuesta a agotar todos los medios de litigio para asegurar que sus decisiones cumplan con las sentencias emitidas”, explicó la junta en un comunicado. Asimismo, ha añadido que su objetivo es “impulsar el principio de credibilidad” en los comicios.

AFP/MAHMUD TURKIA - Fotografia de archivo, colegio electoral en Trípoli, el 8 de noviembre de 2021
AFP/MAHMUD TURKIA - Fotografia de archivo, colegio electoral en Trípoli, el 8 de noviembre de 2021

El aplazamiento de la lista oficial de candidatos presidenciales a menos de dos semanas de las elecciones enturbia el proceso democrático y de paz en Libia que tiene como objetivo instaurar la estabilidad en el país, inmerso en la guerra desde el derrocamiento de Muamar Gadafi en 2011. No obstante, la comisión electoral debe actuar de acuerdo con las leyes y velar por que todos los candidatos cumplan los requisitos necesarios para postularse a presidente. Entre los aspirantes, la candidatura de Saif al-Islam Gadafi, hijo del exmandatario libio, ha provocado controversia debido a las causas judiciales a sus espaldas. Saif Al-Islam está acusado de crímenes contra la humanidad durante 2011 por la Corte Penal Internacional, mientras que en Libia ha sido denunciado por posibles vínculos con mercenarios rusos. A pesar de presentar su candidatura, los tribunales, tanto internacionales como nacionales, han mantenido la orden de arresto contra el hijo de Gadafi.

Debido a esta situación, en un principio la comisión electoral libia rechazó su candidatura; aunque, tras una larga comparecencia de Saif al-Islam ante el Tribunal de Sebha, la Justicia libia aceptó su apelación. Recientemente, su abogado, Khaled al-Zaydi, ha reiterado la legitimidad de su candidatura, asegurando que su cliente “se ha convertido en uno de los candidatos presidenciales finales y no se puede presentar ninguna demanda contra su candidatura”. “Ha cumplido con todos los requisitos legales necesarios para aceptar su expediente de candidatura”, agregó.

AFP PHOTO / HO / PÁGINA FB DE LA ALTA COMISIÓN ELECTORAL NACIONAL LIBIA - Seif al-Islam Gadafi(izq.), hijo del asesinado dictador libio Gadafi inscribiéndose para participar en las elecciones presidenciales de diciembre, en la ciudad de Sebha, al sur de Libia
AFP PHOTO / HO / PÁGINA FB DE LA ALTA COMISIÓN ELECTORAL NACIONAL LIBIA - Seif al-Islam Gadafi(izq.), hijo del asesinado dictador libio Gadafi inscribiéndose para participar en las elecciones presidenciales de diciembre, en la ciudad de Sebha, al sur de Libia

El mariscal Jalifa Haftar es otro aspirante presidencial que ha causado polémica por sus casos judiciales. Un tribunal libio lo condenó a muerte a finales de noviembre acusado de crímenes de guerra. Haftar fue el líder del Ejército Nacional Libio (ENL) hasta que renunció al cargo para poder postularse a los comicios. Rusia es el principal apoyo del mariscal, aunque también ha sido respaldado por Emiratos Árabes Unidos, Francia y Jordania, entre otros países.

Además de Saif al-Islam y Haftar, otra solicitud que ha sido cuestionada por la Justicia libia ha sido la de Abdul Hamid Dbeide, primer ministro actual. Dbeide fue acusado de no cumplir con los requisitos necesarios para presentarse como candidato, además de prometer ante Naciones Unidas que no se postularía a presidente.

PHOTO/ EJÉRCITO NACIONAL LIBIO/REUTERS TV vía REUTERS  -   El mariscal libio Jalifa Haftar
PHOTO/ EJÉRCITO NACIONAL LIBIO/REUTERS TV vía REUTERS - El mariscal libio Jalifa Haftar

A parte de los desafíos judiciales, hay que sumar también las disputas crecientes entre los candidatos. Las autoridades políticas de Tobruk, encabezadas por Haftar, han pedido una comparecencia de Emad al-Sayed, presidente de la comisión electoral, debido a unas supuestas irregularidades en el proceso democrático. 70 parlamentario de Tobruk han denunciado "el silencio de la comisión sobre las sospechas de fraude, compra de votos e intentos de influir en el poder judicial".

Pese a los obstáculos y los riegos de un aplazamiento de las elecciones, los esfuerzos de la ONU por celebrar unas elecciones libres y legítimas no cesan. Raisedon Zenenga, coordinador de la misión en Libia, se ha reunido con Al-Sayed este fin de semana para dialogar sobre "el estado actual y la trayectoria del proceso electoral". Zenenga elogió algunos de los preparativos aunque también "destacó la importancia de abordar los desafíos políticos y técnicos emergentes que podrían perturbar el progreso".