El ritmo diario de contagios se multiplica por dos en una semana en Egipto

En el mes del Ramadán se dio un mayor número de congregaciones de personas en mercados y reuniones familiares
A partir del 30 de mayo de 2020, la gente en Egipto tendrá que usar máscaras faciales en lugares públicos y en el transporte, mientras que los infractores están sujetos a una multa de EGP 4.000 (252 USD)

PHOTO/GEHAD HAMDY  -   A partir del 30 de mayo de 2020, la gente en Egipto tendrá que usar máscaras faciales en lugares públicos y en el transporte, mientras que los infractores están sujetos a una multa de EGP 4.000 (252 USD)

El ritmo de positivos diarios de la enfermedad COVID-19 se ha multiplicado por dos en los últimos siete días en Egipto, que este domingo registró 1.536 infectados y 46 muertos, las cifras más altas en un día desde la detección del primer caso en febrero.

Las cifras divulgadas por el Ministerio de Salud representan más del doble de los 752 contagios registrados del domingo 24 de mayo, cuando además hubo 29 fallecimientos en Egipto, segundo país de África en número de casos con 24.985, sólo superado por Sudáfrica (30.967). Además, representan un incremento sustancial desde el sábado, cuando hubo 1.367 infectados y 34 muertes, según el Ministerio de Salud. Las autoridades contabilizan además un total de 959 fallecidos desde el inicio de pandemia y 6.037 enfermos recuperados.

Durante el mes del Ramadán, que concluyó el 23 de mayo, se dieron aglomeraciones en los comercios de productos típicos así como reuniones familiares y de amigos, que no renunciaron a la costumbre de tomar el ‘iftar’ (la primera comida tras el ayuno) juntos al atardecer.

Por ello, las autoridades egipcias impusieron duras restricciones para la fiesta con la que culmina el mes de ayuno, el Eid al-Fitr, que se celebró la semana pasada bajo un toque de queda de 17:00 a 06:00, el cierre casi total de comercios y la paralización del transporte público.

A partir del sábado, el toque de queda entra en vigor a las 20.00 horas y todos los comercios pueden reabrir sus puertas, pero es obligatorio el uso de mascarilla en las tiendas, bancos y oficinas gubernamentales.

Los vuelos internacionales hacia y desde el país de las pirámides siguen suspendidos, pero han sido restablecidos los nacionales, y el sector turístico empezó a reabrir a mediados de mayo con los hoteles que pueden alcanzar el 25% de su capacidad máximo.