El Salvador abre una nueva Embajada en Marruecos

Esta apertura simboliza la primera representación diplomática del país en África
embajadora-el-salvador-naser-bourita

 -  

El Salvador abre su Embajada en Marruecos, específicamente en su capital, Rabat, siendo esta la primera representación del país en África. Esta apertura es el resultado del acuerdo de colaboración firmado en el año 2019 entre el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita, y su homóloga salvadoreña, Alexandra Hill Tinoco. Con este convenio se buscaba fortalecer la cooperación bilateral en diferentes sectores tales como la agricultura, seguridad, salud, agua, energía, turismo, productos artesanales y desarrollo humano.

De esta forma, Ignacio de Cossío ha actuado como embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República de El Salvador ante el Reino de Marruecos, tras haberle concedido la nacionalidad salvadoreña con el apoyo de la Asamblea Legislativa en El Salvador después de realizar una intensa labor en la unificación de la comunidad y posicionar al país como un referente en acuerdos de cooperación. Así, de Cossío ha presentado sus credenciales a Burita dando inicio al entablamiento de relaciones. 

La ministra salvadoreña tildó las relaciones con Marruecos como “un hito” en la historia de la política exterior del país. Así, Hill firmó un acuerdo con Bourita a través del cual El Salvador “conseguirá recibir diferentes beneficios” gracias a la cooperación bilateral. Tras la firma del acuerdo la ministra declaró que tuvo “el honor de conocer las reformas importantísimas impulsadas por su majestad y que hoy hacen de Marruecos un modelo en el desarrollo económico”. 

bourita-naser-exterior

El país centroamericano ha ido transformando su política diplomática hasta realizar un viraje hacia diferentes países árabes, siendo el más destacable el acuerdo firmado con Marruecos. Asimismo, cabe señalar que el pasado 15 de junio el Salvador decidió romper de forma definitiva las relaciones que mantenía con la autoproclamada República Saharaui árabe (RASD), dando así un paso a favor de la cooperación marroquí. 

Las nuevas relaciones con Marruecos suponen un puente transatlántico que consigue unir la cooperación entre América Latina y el mundo -árabe-africano convirtiéndose en una puerta y una plataforma hacia América Central. En este aspecto, Marruecos está realizando una importante apertura hacia el mundo latinoamericano sobre todo en términos de diplomacia cultural, institucional y económico. 

bourita-exteriores-israel

En las últimas décadas hemos podido presenciar como Marruecos está protagonizando una frenética carrera diplomática dando el salto más allá de África. Las relaciones entre Europa y Marruecos se han establecido en términos económicos y de seguridad, sobre todo en materia antiterrorista. A su vez, hace apenas unas semanas conocíamos el fallo emitido por el Tribunal General de la Unión Europea que tumbaba los acuerdos de pesca y agrícolas entre la Unión Europea y Marruecos. A pesar de esta decisión, Rabat y Bruselas aseguraron “tomar las medidas necesarias” para tratar de proteger sus relaciones.

Por otro lado, el acercamiento entre Israel y Marruecos evidencia la nueva voluntad por parte del Reino por entablar relaciones que consigan traer la paz a la región. Asimismo, su apertura hacia Latinoamérica muestra como las relaciones diplomáticas van más allá para tratar de afianzar nuevos puentes que consigan entablar una red diplomática fuerte y estable. 

Coordinador de América Latina: José Antonio Sierra.