PUBLICIDAD

Iberdrola

El sector de la shisha reclama su lugar dentro de la socioeconomía española

El sector de la cachimba ha expresado su derecho a ser reconocido por el lugar que ocupa dentro de la socioeconomía española
Shisha

PHOTO/PIXABAY  -   Shisha

Ha sido a través de la portavoz de la Alianza Europea de la Comunidad de la Shisha, Ruth Gunning, que el sector de la shisa ha expresado su derecho a ser reconocido por el lugar que ocupa dentro de la socioeconomía española.

Este sector, que está constituido enteramente en torno a la venta y consumo de tabaco de shisha y sus derivados, señala que su aportación a la economía española se estima en más de 350 millones de euros de ingresos entre los más de 1.000 espacios que ofrecen servicios relacionados con las shishas.

En concreto, la portavoz ha señalado que, actualmente, hay en torno a 6.000 empleados directos en negocios relacionados con las cachimbas y que alrededor de 15.000 personas dependen directa o indirectamente de este sector. Además, se estima que más de 6.000 estancos venden tanto tabaco de shisha como los objetos derivados de su consumo.

Por otro lado, la Alianza destaca y alaba la actitud de los empresarios de la industria de la shisha en España, en su mayoría jóvenes, que reinvierten los beneficios de sus negocios en sus respectivas comunidades locales, marcando una gran diferencia, sin duda, con las políticas de reinversión llevadas a cabo por las grandes corporaciones de cigarrillos.

Michel Miró, director de Woodenbird, señala que es un sector que está emergiendo con fuerza y cuenta con muchas oportunidades laborales. “Encontramos oportunidades desde la distribución de las marcas, a los accesorios, bares, incluso la fabricación de las cazoletas que se utilizan”, apunta el director del club de Wookahs. 

Además, el papel social de la shisha es importante. Un estudio realizado en 2021 por Kantar Internacional entre 800 consumidores de shisha en España reveló que la shisha es consumida una vez a la semana o menos. De hecho, el estudio reveló que el 70% de los usuarios de shisha en España la perciben como un acto social que reúne a amigos y familiares. Esto llevó a Gunning a señalar, y destacar, el valor sociocultural que ha adquirido la shisha y que debe ser tenido en cuenta.

Por otro lado, desde la Alianza también han defendido que la cachimba, frente al tabaco tradicional, es de uso ocasional, lo que demuestra que es menos adictiva. También añaden que es cierto que la shisha contiene tabaco y, por lo tanto, es nociva para salud, pero que, en cualquier caso, es menos dañina que los cigarrillos tradicionales y que todas estas características han de ser tenidas en cuenta.