PUBLICIDAD

Iberdrola

Emiratos Árabes Unidos, Jordania y Países Bajos detrás de un nuevo objetivo global

En estos últimos años, numerosos científicos e investigadores están investigando y buscando nuevas técnicas acerca de los cultivos en los climas áridos de Oriente Medio
agricultura

PHOTO/ARCHIVO  -   Imagen de agricultor

Este pasado martes, tuvo lugar la primera reunión trilateral, que culminará con una cumbre de alto nivel sobre el agua, la energía y la alimentación, entre los Estados de Emiratos Árabes Unidos, Jordania y los Países Bajos durante la Expo 2020 Dubái, donde participaron los ministros de Gobierno, investigadores destacados y la participación de ciudadanos, tanto de manera online como en persona. Tenían como objetivo emitir un comunicado para trabajar en conjunto la seguridad alimenticia, hídrica y energética de los recursos críticos. La ministra de Cambio Climático y Medio Ambiente y Ministra de Estado de Seguridad Alimentaria Emiratos Árabes Unidos, Mariam al-Amiri, manifestó la necesidad de desarrollar medidas menos nocivas para el medio ambiente. Ante esto, numerosos científicos y expertos se han asociado para explorar e investigar nuevas técnicas sobre el cultivo en zonas áridas del Oriente Medio.  

La agrupación de los tres Estados fomentará una productividad sostenible durante los procesos agrícolas para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero. Por ello, desarrollarán una cooperación para fortalecer la seguridad alimenticia en Oriente Medio, debido a que muchos ciudadanos dependen del agua desalinizada, la cual consume mucha energía. Asimismo, la cooperación entre los Estados contará con el apoyo de diferentes instituciones como la Universidad e Investigación de Wageningen, Deltares y la Organización Holandesa para la Investigación Científica Aplicada, investigadores del Centro Nacional de Investigación Agrícola en Jordania y el Centro Internacional de Agricultura Biosalina en los Emiratos Árabes Unidos. 

Todas las instituciones anteriores colaborarán y tomarán como modelo de influencia todo el conocimiento y experiencia de Países Bajos, el cual es uno de los mayores exportadores de recursos agrícola a nivel mundial. Uno de los problemas del país árabe es que la mayor parte de productos son importados de otros países, aunque, actualmente Emiratos Árabes Unidos tiene granjas de productos como el salmón o el cultivo de hortalizas y verduras como la col rizada, la quinua, la frambuesa y los arándanos. Debido a ello, se ha fusionado con países expertos como Países Bajos para encontrar soluciones. Asimismo, la ministra árabe afirmó que "necesitamos transformarnos en sistemas alimentarios más sostenibles, por lo que estamos en esta misión. Queremos mostrar a nuestra audiencia y a otros socios que es importante compartir conocimientos. Trabajar juntos en esta visión compartida conjunta será una piedra angular de nuestro éxito".

sarah al amiri emiratos
PHOTO/UAESA - La ministra Sarah al-Amiri

Todos los países que integran la Organización de Naciones Unidas tienen un compromiso con los objetivos de desarrollo sostenible. Es fundamental que los Estados desarrollen medidas que afecten al agua, a la energía y a los alimentos para disminuir el calentamiento global a 1,5 ºC. La ministra de Comercio Exterior de los Países Bajos, Liesje Schreinemacher, expresó la necesidad de desarrollar cultivos con más tolerancia a las sequías, así como el desarrollo de nuevas variedades de semillas que consuman menos agua. Para desarrollar todas estas medidas es fundamental la cooperación internacional y la creación de alianzas solidas entre los gobiernos y las empresas privadas y públicas, además, de la colaboración ciudadana.  

Tanto Emiratos Árabe Unidos, Jordania como Países Bajos se encuentran trabajando para determinar el agua necesaria para cultivar las verduras y hortalizas en climas de altas temperaturas. De nuevo vemos cómo la colaboración es importante para el desarrollo sostenible del agua, la energía y la seguridad alimentaria, algo que recalcó el ministro de Energía y Recursos Minerales de Jordania, Saleh al-Kharabshe, por el aumento de la población mundial, de los estilos de vida intensivos y los daños que se generen al cambio climático. También, se busca la producción de una comida mejor, productos que sean saludables, sostenibles y asequibles para todos los ciudadanos, y la reducción del agua y energía que consumen los alimentos. 

Jayathma Wickramanayake, enviada del secretario general de Naciones Unidas para la Juventud de las Naciones Unidas, manifestó el empoderamiento y la capacitación de los gobiernos para influir a los más jóvenes. Ante esto, los ciudadanos también tienen un papel protagonista, por lo que deben de tenerse en cuenta a la hora de la toma de decisiones. "Existe un enorme potencial para que los sistemas alimentarios y la transición energética proporcionen trabajo decente a los jóvenes y ayuden a eliminar las desigualdades generacionales en el acceso a los recursos", expresó Wickramanayake.  

Los objetivos seguidos por las tres potencias son muy claros como la búsqueda de innovación, de herramientas y de metodologías, las cuales sean mejores y logren adaptarse al clima árido. Tanto el agua, la energía como los alimentos son recursos imprescindibles para los seres humanos por lo que es necesario protegerlos ante la amenaza del cambio climático.