PUBLICIDAD

Iberdrola

Emiratos Árabes muestra independencia de EEUU con su apoyo a Una Sola China

La buena sintonía entre Abu Dabi y Pekín propició un comunicado emiratí de apoyo en pleno contencioso por Taiwán
AFP/ANDY WONG -  Mohammed bin Zayed, junto al primer ministro chino Li Keqiang

AFP/ANDY WONG  -   Mohammed bin Zayed, junto al primer ministro chino Li Keqiang

En plena gira por Asia de la presidenta de la Cámara de los Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, el Gobierno de los Emiratos Árabes Unidos recordó su apoyo al plan “Una Sola China” a través de un comunicado de su ministerio de Asuntos Exteriores. 

Emiratos, que mantiene unas muy profundas relaciones económicas y de cooperación al desarrollo con la República Popular de China, sostuvo en su nota que apoya la soberanía e integridad territorial de China, así como resalta la importancia de la política de “Una Sola China” además de convocar a las Naciones Unidas a tomar cartas en la resolución de este contencioso diplomático que dura ya décadas. 

“Los EAU indicaron su preocupación por el impacto de cualquier visita provocadora sobre la estabilidad y la paz internacional. El Ministerio instó a dar prioridad al diálogo diplomático en un esfuerzo por garantizar la estabilidad regional e internacional”, continua el mensaje de las autoridades emiratís. 

PHOTO/@SpeakerPelosi  -   La presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, se reúne en Seúl con el presidente de la Asamblea Nacional de Corea del Sur, Kim Jin Pyo
PHOTO/@SpeakerPelosi  -   La presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, se reúne en Seúl con el presidente de la Asamblea Nacional de Corea del Sur, Kim Jin Pyo

Después de la visita del presidente Biden a Oriente Medio, el Gobierno emiratí se esfuerza por demostrar que los Estados Unidos ya no son su principal y exclusivo socio fuera del Golfo. La potencia árabe demuestra su independencia de la política exterior de la Casa Blanca y traza su propio camino manteniendo relaciones tanto con Oriente como con Occidente. 

No es algo nuevo. Emiratos ya se posicionó a favor de China y no mantiene relaciones con el Gobierno de la isla de Formosa. También, como la gran mayoría de los países árabes, se abstuvo de condenar la invasión rusa de Ucrania en la Asamblea General de Naciones Unidas en el mes de marzo. Más recientemente, apoyó a sus socios de la OPEP+ junto con Arabia Saudí y convino en no alterar la posición de Rusia en la organización de productores de petróleo o cambiar la hoja de ruta en la producción de crudo tal y como lo viene pidiendo Estados Unidos y la Unión Europea desde el inicio de la guerra ucraniana. 

Estados Unidos lo pasa mal intentando mantener una hegemonía en la región, de la que se aleja progresivamente. Un efecto que la Administración Trump aceleró de forma sorprendente, pero que se cuajaba desde Obama. De nada valen los sistemas de misiles Patriot enviados a petición de los países del Golfo para parar los ataques teleguiados hutíes. Emiratos y sus socios no dependen de Estados Unidos.

La jugada de Pelosi en Asia, motivada por sus fuertes convicciones en cuanto a la independencia con Taiwán no le están dando ningún rédito positivo a la Casa Blanca, que ya advirtió a la presidenta de la Cámara sobre el mal ‘timing’ de su gira. “No es una buena idea ahora mismo”, resumió Joe Biden en rueda de prensa. Finalmente, incluso el plantón de la presidencia surcoreano puede interpretarse como un “no” a las formas de Pelosi en Asia, tal vez demasiado anticuadas para la nueva configuración en el Pacífico. 

 AFP/ANDY WONG - El príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed, firma junto al presidente chino Xi Jinping tras asistir a una ceremonia de firma en el Gran Salón del Pueblo de Pekín el 22 de julio de 2019
AFP/ANDY WONG - Mohammed bin Zayed, firma junto al presidente chino Xi Jinping tras asistir a una ceremonia de firma en el Gran Salón del Pueblo de Pekín

China y Emiratos Árabes tiene planes futuros de cooperación en distintos ámbitos. Si bien le ha valido las reprimendas del Congreso de los Estados Unidos, excluyendo a Emiratos del programa para adquirir el caza F-35 por ejemplo, la unión no ha frenado sus intenciones de asociación con el gigante asiático. Los campos de cooperación incluyen lo militar, el energético, el aeroespacial y la aviación, además de las nuevas tecnologías de servicios. En los últimos 10 años, China ha logrado cerrar 50 acuerdos con Emiratos. Solamente en 2019 fueron 16 tratados los que llevaron las firmas de ambas autoridades. El más importante de ellos el Acuerdo de Cooperación Económica y Técnica, que articuló el Comité Económico Conjunto. 

China por su parte se muestra ansiosa por morder el interesante pastel que supone el mercado del Consejo de Cooperación del Golfo, algo que Xi Jinping aseguró a Mohamed bin Zayed al Nahayan durante una reunión al margen de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 en Pekín, según fuentes emiratís. De acuerdo con el diario emiratí Al-arab, ambos dirigentes acordaron acelerar las negociaciones para tener un acuerdo de Libre Comercio. 

Coordinador de América: José Antonio Sierra.