PUBLICIDAD

Marruecos

Emiratos lanza la mayor OPV de Oriente Medio, Europa y África

DEWA planea recaudar con esto más de 22.410 millones de dírhams a través de las acciones ordinarias emitidas en el Mercado Financiero de Dubái
DEWA

PHOTO/WAM  -   DEWA

Emiratos continúa con la expansión de su influencia a nivel mundial, lo que está generando muy buenos beneficios para los Estados del Golfo. Ahora, DEWA -la Autoridad de Electricidad y Agua de Dubái- pretende recaudar 22.410 millones de dirhams a través de una OPV (oferta pública de venta). Esta oferta ha sido emitida a través del Mercado Financiero de Dubái Si todo sale correctamente, esta operación se convertirá en la mayor cotización que se ha dado en la historia en Oriente Medio, Europa y África. 

DEWA, por su parte, y para que esta inversión se convierte en la mayor OPV de la historia, ha ofrecido un total de 9.000 millones de acciones ordinarias. Esta cifra representa el 18% del capital social de la institución de Dubái. De la misma manera, en esta inversión también están representado los compromisos de aquellos inversores principales de la entidad. Gracias a ellos, la cifra asciende a unos 13.800 millones de dirhams.

El proceso de creación y la suscripción de esta en la Bolsa del país se completó hace unos días, por lo que la oferta ya esta disponible. En un principio, el Gobierno de Dubái fijó el precio de la oferta inicial en 2,48 dirhams por cada acción. Esto ha ido creciendo gracias a la calidad del accionista vendedor que ha aprovechado la situación.

“La demanda internacional de la OPV de DEWA es un testimonio de la confianza en la condición de Dubái como destino de inversión fiable”, comentó el jeque Maktoum bin Mohamed, viceprimer ministro de Dubái y ministro de Finanzas de Emiratos. 

DEWA
PHOTO/WAM - DEWA

Este mismo, a través de la red social Twitter, confirmó que la demanda para la OPV había atraído 315.000 millones de dírhams. Esto se debe gracias a la participación de compradores en los que se destaca y se incluyen a éxito de la oferta los fondos soberanos y privados del país, así como 65.000 inversores individuales que han aprovechado la oportunidad para formar parte de la entidad emiratí.

Expertos en materia económica han asegurado que esta oferta pública de venta ha recibido una fuerte acogida por los inversores mundiales, y cada vez está volviéndose más fuerte. Así lo asegura Saeed Mohamed al-Tayer, director general y consejero delegado de DEWA. “La demanda ha sido increíblemente fuente”, comentó.

“Estamos muy orgullosos de que está se convierta en la mayor OPV de los EAU y la mayor de la región de Europa, Oriente Medio y África en lo que va de 2022. Este nivel de interés no solo es indicativo del estatus de DEWA como proveedor de servicios públicos de categoría mundial, sino que también subraya el atractivo de Dubái como mercado de capitales globales”, continúo el director de la institución del agua y la electricidad.

Cabe señalar que es la primera vez que DEWA lleva a cabo este trámite. Una OPV, una oferta pública de venta, es la primera venta de acciones que emite una compañía para comenzar a vender sus acciones al público y, así, salen a bolsa. Con esto pretende expandirse mucho más a nivel mundial o incluso poder monetizar sus activos y mejorar su perfil de cara al público nacional e internacional. 

DEWA
PHOTO/WAM - DEWA

“De cara al futuro, DEWA seguirá centrada en la creación de valores para todas sus partes interesadas, satisfaciendo la creciente demanda de electricidad y agua en Dubái, así como apoyando la transición energética del Emirato hacia la energía neta cero para 2020”, concluyó Al Tayer.

Además de esta recogida de dinero, DEWA también ha conseguido que la Bolsa emiratí crezca varios puestos en la competición con los rivales más grandes de la región, ya que cada vez es más eficaz a la hora de rivalizar con Bolsas como la de Arabia Saudí. 

Antes de DEWA, la empresa que había llevado a cabo la OPV más exitosa del mundo y con mayor cotización fue la de Aramco en 2019. El gigante petrolero de Arabia Saudí salió a Bolsa a través de un plan para reducir la dependencia de la economía saudí del petróleo. Aramco consiguió recaudar hasta 100.000 millones de dólares con su proceso de salida a Bolsa y, con ello, le ha permitido atraer a futuros inversores para que tengan acciones en la compañía.