Emiratos, un país árabe que apuesta por desarrollar al máximo su sector espacial

Repleto de arena, pero con magnificas ciudades, sus dirigentes son plenamente conscientes que deben reducir su absoluta dependencia del petróleo e incrementar su sector tecnológico y espacial
El despegue de la misión que portaba la astronave Al Mal fue impecable y representa una nueva etapa en el gran proyecto espacial global de Emiratos

PHOTO/Ahmed Jadallah-Reuters  -   El despegue de la misión que portaba la astronave Al Mal fue impecable y representa una nueva etapa en el gran proyecto espacial global de Emiratos

El éxito del despegue, vuelo y puesta en órbita de la primera astronave marciana de Emiratos es innegable. El impecable lanzamiento que tuvo lugar desde Japón en la noche del 19 de julio, a la hora exacta programada, las 23:58 y 14 segundos, hora peninsular española, no debe hacernos olvidar que las dificultades que debe afrontar la sonda Al Amal todavía no han terminado. No obstante, los retos iniciales han sido superados. Uno de los primeros fue desplegar los paneles solares, cargar sus baterías de a bordo y enviar a tierra la prueba de que funcionaba correctamente.

Según ha podido confirmar ATALAYAR de fuentes de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), la señal de que Al Amal está en perfectas condiciones ya en solitario y en mitad del espacio fue recibida en tierra poco más de una hora después de su despegue desde Tanegashima (Japón).

El éxito del despegue del lanzador H-IIA número F42 y la puesta orbita de la sonda fue recibida con muestras de júbilo en todo el mundo árabe
PHOTO/Jon Gambrell-AFP - El éxito del despegue del lanzador H-IIA número F42 y la puesta orbita de la sonda fue recibida con muestras de júbilo en todo el mundo árabe 

La transmisión de telemetría fue captada “exactamente a las 01:09 y 27 segundos de la madrugada ya del lunes, 20 de julio” por la antena DSS-65 de 34 metros de diámetro del complejo espacial que la Agencia norteamericana posee en Robledo de Chavela, en las proximidades de Madrid. Se trata de una estación de seguimiento con diferentes tipos de infraestructuras que gestiona el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) del ministerio de Defensa.

Primera misión interplanetaria de una nación fundada hace escasamente medio siglo, el gran proyecto espacial global de Emiratos Árabes Unidos es la constatación de la visión de futuro de sus máximos dignatarios por desarrollar y potenciar al máximo las capacidades tecnológicas y científicas de un país que es una federación de siete emiratos y que está poblado por unos 10 millones de personas. 

Infografía que representa el largo viaje por el espacio desde la Tierra hasta la órbita de Marte
PHOTO/GULF NEWS - Infografía que representa el largo viaje por el espacio desde la Tierra hasta la órbita de Marte 
Apostar por la industria espacial

También representa un notable intento por despertar en sus ciudadanos más jóvenes el interés, la ilusión y la dedicación por acometer carreras de ciencias y, en especial, deja clara la firme voluntad de los gobernantes de Emiratos por crear un sector industrial alternativo que les permita, paso a paso, reducir su absoluta dependencia del petróleo y propiciar un cambio de modelo económico.

Pero, para que la misión Al Amal se vea coronada por el éxito, todavía queda un largo camino que recorrer. Nada menos que 493,5 millones de kilómetros de navegar por el espacio, lo que representa alrededor de siete meses en los que se pueden producir diferentes tipos de anomalías que den al traste con la misión. La satisfacción personal de quienes han hecho realidad la astronave, la alegría de la población en pleno de Emiratos y del mundo árabe y la constatación de que el lanzador japonés H-IIA de Mitsubishi es de una gran fiabilidad no pueden hacernos olvidar que alcanzar la órbita del Planeta Rojo presenta enormes dificultades y que, hasta ahora, tan solo se han logrado superar las primeras etapas de la misión.

Los planteamientos iniciales para desarrollar una astronave marciana dieron comienzo a finales de 2013, se concretaron en 2014 y, poco a poco, se han hecho realidad. Consciente de sus limitaciones tecnológicas y científicas pero sabedores de su enorme potencial económico, las autoridades de Emiratos han sabido asociarse con instituciones y empresas de acreditada solvencia en el sector espacial internacional. Para hacer realidad la sonda y sus instrumentos científicos, la Agencia Espacial de emiratos y el Centro Espacial Mohammed Bin Rashid de Dubái (MBRSC) de Dubái se aliaron con la Universidad Estatal de Arizona, el Laboratorio de Ciencias Espaciales Berkeley de la Universidad de California y el Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial (LASP) en el Universidad de Colorado.

El lanzamiento se ha efectuado cinco días más tarde de lo inicialmente previsto, pero dentro de la ventana de despegue, que abarcaba hasta mediados de agosto
PHOTO/MHI-JAXA - El lanzamiento se ha efectuado cinco días más tarde de lo inicialmente previsto, pero dentro de la ventana de despegue, que abarcaba hasta mediados de agosto
La NASA y la ESA reconocen el mérito de la misión

El trabajo conjunto de ingenieros norteamericanos y emiratíes ha sido un gran acierto, ya que ha facilitado la adquisición de capacidades tecnológicas y científicas de cerca de dos centenares de técnicos del país árabe, tanto hombres como mujeres. El mérito del éxito de la misión ha sido reconocido, por ejemplo, por la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA). Ambas influyentes instituciones a escala mundial, reconocen la importancia de la iniciativa de Emiratos y aspiran a incorporarlo como socio en futuras iniciativas.

Así lo ha puesto de relieve el máximo responsable de la NASA, Jim Bridenstine, que poco después del despegue ha asegurado que el lanzamiento “marca la culminación del tremendo y arduo trabajo de Emiratos (…) y la perspectiva de ambiciosas asociaciones futuras en relación con la Luna, con destino final en Marte”. La ESA también se ha manifestado en semejantes términos, al igual que otras agencias, como la JAXA de Japón o la ISRO de India.

El mayor de los obstáculos que presenta Marte y que ha dado al traste con muchas misiones espaciales es la entrada en su delgada atmósfera. Afortunadamente, Al Amal no va a intentarlo, porque está concebida para estudiar la atmósfera del Planeta Rojo desde muchos miles de kilómetros de distancia. En definitiva, a la espera de los resultados que logre obtener Al Amal, de lo que no cabe duda es que es el refrendo a la estancia del primer astronauta emiratí, Hazza Al Mansoori, en la Estación Espacial Internacional, donde permaneció 8 días a finales de 2019.