PUBLICIDAD

Iberdrola

Empresarios de Ceuta y Melilla: las aduanas convienen tanto a España como a Marruecos

Los representantes del comercio y la empresa de las dos ciudades autónomas esperan ver funcionar las aduanas prometidas por los Gobiernos pese a la situación de las negociaciones
aduanas

PHOTO/ARCHIVO  -  

El grupo de trabajo hispano-marroquí que se reunió en Madrid a principios de mes de junio saldó su primer encuentro sin grandes noticias en cuanto a las aduanas para Ceuta y Melilla anunciadas en la hoja de ruta del 7 de abril por los dos Gobiernos. 

Estos pocos avances levantan ciertos recelos entre los empresarios de Ceuta y Melilla, de acuerdo con Enrique Alcoba, presidente de la Confederación de Empresarios de Melilla, y Joaquín Mollinedo, secretario general de la Cámara de Comercio de Ceuta. “Las declaraciones del presidente del Gobierno en el Congreso nos dan optimismo, pero las negociaciones con Marruecos siempre son difíciles”, resume Alcoba en conversación telefónica con Atalayar. 

La instalación de una aduana comercial en Ceuta, y la reactivación del puesto de Melilla, cerrado en 2018, son dos de los puntos más importantes de la declaración conjunta firmada entre el Gobierno de Pedro Sánchez y Marruecos. La puesta en marcha de los puestos aduaneros, en cierta forma, implica el respeto marroquí a la soberanía española sobre las dos plazas africanas

Implican también una interesante fuente de ingresos para ambas ciudades, a través de la recaudación sobre los productos comerciales. Enrique Alcoba recuerda que, en 2017, un año antes de su cierre, la aduana de Melilla permitía percibir una recaudación de 40 millones de euros anuales sobre los productos que entraban en el enclave africano. 

frontera marruecos
PHOTO/ARCHIVO 

Por aquel entonces, de acuerdo con fuentes policiales de Melilla, la aduana funcionaba a la par que le comercio irregular, por lo que Alcoba estima que de abrirse una aduana y eliminarse el contrabando, los ingresos de 2017 deberían de superarse. “Se calcula que antes de la pandemia el comercio irregular podría alcanzar un volumen de 60 millones”, rememora Alcoba, sin querer predecir un hipotético futuro. 

“En todo caso, tenemos claro que ya Marruecos no quiere más comercio atípico, ni España tampoco. Y Europa no quiere que se vea más la imagen de las mujeres porteadoras. No tenemos ninguna fe en que todo esto vuelva”, comenta Enrique Alcoba. El presidente de la Confederación de Empresarios mantiene que volver a normalizar el paso de individuos y de mercancías traerá vitalidad a la región gracias a los intercambios y al tránsito de personas. “Y sería incluso mejor si mantuviéramos y potenciáramos los beneficios fiscales de Melilla declarando la ciudad como zona económica especial”, añade Alcoba, descartando entrar en la unión aduanera europea, una gestión mucho más compleja y menos adaptada a Melilla. 

En Ceuta la situación es similar. Joaquín Mollinedo, secretario general de la Cámara de Comercio de Ceuta niega haber recibido cualquier tipo de información acerca de los diálogos entre España y Marruecos acerca de la aduana en Ceuta. “Por ahora hay un presupuesto asignado en caso de necesitar infraestructuras, pero la apertura de una frontera no es baladí”, aclara Mollinedo, “Las cosas necesitarán su tiempo”. 

frontera marruecos
PHOTO/ARCHIVO 

De la misma forma que los empresarios de Melilla, la Cámara de Comercio ceutí se posiciona “muy a favor” de la aduana comercial para permitir el tránsito regulado y formal de productos españoles hacia Marruecos, pasando por Ceuta. 

“No hemos podido aún estimar cual sería el impacto de la aduana en Ceuta, al contrario de Melilla. Pero sabemos que sería un impacto grande y positivo”, explica Mollinedo. “Por nuestro sistema fiscal y nuestra seguridad jurídica, estoy seguro de que muchísimas empresas estarían interesadas en Ceuta para hacer pasar sus productos de Europa a Marruecos, como en sentido inverso”, estima el secretario general. “Es un muy gran potencial para atraer a empresas internacionales”, concluye. 

Este lunes 13 de junio, el presidente de Ceuta, Juan Vivas, volvió a asegurar frente a los medios que los Gobiernos de España y Marruecos cumplirían con lo acordado y que Ceuta tendrá su aduana en el futuro.