PUBLICIDAD

Marruecos

Erdogan se reconcilia con Arabia Saudí con la mirada puesta en la economía

Ankara espera que Riad levante el boicot no oficial sobre los productos turcos
El rey saudí Salman bin Abdulaziz junto al presidente turco Tayyip Erdogan (I) durante una reunión en la ciudad costera saudí de Jeddah, en el Mar Rojo AFP PHOTO / Saudi press Agency (SPA)

AFP PHOTO / Saudi press Agency (SPA)  -   El rey saudí Salman bin Abdulaziz junto al presidente turco Tayyip Erdogan (I) durante una reunión en la ciudad costera saudí de Jeddah, en el Mar Rojo

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, se encuentra en Arabia Saudí en una visita oficial que escenifica la nueva etapa en las relaciones entre ambos países, distanciados desde 2018. Este viaje es de suma importancia para el líder turco, y ello lo demuestra el alto número de autoridades relevantes que acompañaron a Erdogan a Riad.

La delegación que ha viajado a Arabia Saudí junto a Erdogan incluye al ministro del Interior, Suleyman Soylu; el encargado de Defensa, Hulusi Akar; el titular de Justicia, Bekir Bozdag; el ministro de Salud, Fahrettin Koca; y el de Finanzas, Nureddin Nebati.

Asimismo, la comitiva turca también incluye al ministro de Cultura y Turismo, Mehmet Nuri Ersoy; el ministro de Comercio, Mehmet Muş; el vicepresidente del Partido de Justicia y Desarrollo, Binali Yildirim; el jefe de inteligencia, Hakan Fidan; y el director de comunicaciones presidenciales, Fahrettin Altun.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan (C) realiza una peregrinación umrah en la ciudad santa saudí de La Meca a primera hora del 29 de abril de 2022 PHOTO/AFP
PHOTO/AFP - El presidente turco Recep Tayyip Erdogan (C) realiza una peregrinación umrah en la ciudad santa saudí de La Meca a primera hora del 29 de abril de 2022

La presencia de tantos altos funcionarios de distintas áreas refleja la intención de Erdogan de comenzar esta nueva etapa con el Reino centrándose en varios los aspectos clave. Aunque si hay uno que interesa especialmente al presidente turco es el económico. La economía turca pasa por momentos difíciles desde que a finales de 2021 comenzase la crisis de la lira provocada por las controvertidas políticas monetarias respaldadas por Erdogan.

Las medidas gubernamentales, fuertemente criticadas por economistas internacionales, han provocado que la inflación supere el 60%. Asimismo, a esta situación hay que sumarle las consecuencias de la guerra en Ucrania que también afectan a otros países. El precio de la gasolina, por ejemplo, aumentó un 32% en marzo, mientras que los precios subieron un 4,7% el mismo mes por problemas en la cadena de suministro de ciertos productos procedentes de Ucrania, como el aceite de girasol.

 Pensionistas participan en una manifestación contra la subida de precios y las bajas pensiones en Ankara, el 16 de abril de 2022 AFP/ADEM ALTAN
AFP/ADEM ALTAN - Pensionistas participan en una manifestación contra la subida de precios y las bajas pensiones en Ankara, el 16 de abril de 2022

Por esto motivos, la economía es un punto central en la visita de Erdogan a Arabia Saudí. Tal y como señala Al-Arab, los círculos políticos del Golfo indicaron que el líder turco llegó a Riad en busca de ayuda para sacar a la economía de su país de crisis. De hecho, antes de despegar hacia el Reino, Erdogan declaró que Arabia Saudí “tiene un lugar especial en Turquía debido a las relacionar comerciales, las inversiones y los proyectos”, recoge el periódico árabe.

Para tratar de reforzar esta unión económica y beneficiarse de ella, Erdogan hará todo lo posible por dejar de un lado el caso del asesinato del periodista saudí Jamal Khasogghi, principal punto de discordia entre Ankara y Riad. Después de años acusando de la muerte del columnista de The Washington Post a los “niveles más altos” del Gobierno saudí, la Justicia turca ha decidido cerrar el expediente del caso y trasladarlo a Arabia Saudí.

Erdogan se ha reunido con el príncipe heredero de Arabia Saudí para "desarrollar" las relaciones en su primera visita desde que el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en 2018 abrió una brecha entre las potencias suníes AFP PHOTO / Saudi press Agency (SPA) / HANDOUT
AFP PHOTO / Saudi press Agency (SPA) / HANDOUT - Erdogan se ha reunido con el príncipe heredero de Arabia Saudí para "desarrollar" las relaciones en su primera visita desde que el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en 2018 abrió una brecha entre las potencias suníes

Los movimientos de Ankara respecto al asesinato de Khasoggi buscan contentar a Arabia Saudí y conseguir financiación del país para así impulsar la economía nacional. También, con este viaje, Erdogan espera que Riad levante el boicot no oficial impuesto en 2020 sobre los productos turcos. Como resultado de esta medida, las exportaciones turcas a Arabia Saudí disminuyeron de 2.700 millones de dólares en 2018 a 189 millones de dólares en 2021, de acuerdo con Middle East Monitor.

Según Reuters, Ankara puede buscar un acuerdo con Riad similar a los acuerdos de intercambio de divisas existentes con China, Qatar, Corea del Sur y los Emiratos Árabes Unidos por un valor total de 28.000 millones de dólares. Días antes de la visita, el ministro de Finanzas turco, Nebati, aseguró que había dialogado sobre la cooperación económica y comercial e intercambiado puntos de vista con su homólogo saudita.

Una pantalla muestra los tipos de cambio en una tienda de cambio de moneda en una calle comercial en Estambul, Turquía, el jueves 14 de abril de 2022 AP/FRANCISCO SECO
AP/FRANCISCO SECO - Una pantalla muestra los tipos de cambio en una tienda de cambio de moneda en una calle comercial en Estambul, Turquía, el jueves 14 de abril de 2022

Erdogan sigue con Riad el camino que ha mantenido con otros países de la región para impulsar los lazos bilaterales y llegar a acuerdos económicos. A finales de 2021, el presidente turco invitó a Turquía al jeque Mohammed bin Zayed al-Nahyan, príncipe heredero de Abu Dabi y gobernante ‘de facto’ de Emiratos Árabes Unidos, por primera vez en 10 años. Durante el encuentro, Abu Dabi anunció un fondo de 10.000 millones de dólares para fomentar las inversiones en Turquía. Posteriormente, a principios de este año, ambos países firmaron un acuerdo para promover el comercio bilateral. De la misma manera, Erdogan trabaja por reforzar los vínculos con otros países de la zona como Israel o Egipto.

Erdogan trata de enmendar el panorama económico de cara a las elecciones presidenciales del próximo año, ya que, de acuerdo con las encuestas de Metropoll Research, el porcentaje de aprobación del presidente es el más bajo desde 2015, con un 38,6 %, según recoge Reuters. Otro sondeo de Metropoll mostró que el 36,7% los encuestados creían que la coalición de la oposición estaba mejor preparada para mejorar la economía frente al 35,4%, que confiaba en el AKP, el partido de Erdogan.