Escaso interés y baja participación en las elecciones locales de Argelia

El inmovilismo del sistema impulsa la abstención entre la sociedad argelina
Argelia elecciones

 -  

Los colegios electorales cerraron este sábado en Argelia tras doce horas de votación para elegir los nuevos Consejos Provinciales y Municipales, en una jornada marcada una vez más por el desinterés y la escasa participación pese a los esfuerzos del Gobierno por revertir la tendencia abstencionista y vender los comicios como parte de un proceso de reforma.

Tres horas antes del cierre de las urnas, que se amplió una hora, la tasa de participación se cifraba en un en 24,27 % para las municipales y un 23,30% para las provinciales, según datos proporcionados por el presidente de la Comisión Electoral Independiente para las Elecciones (ANIE), Mohamed Charfi.

Unas cifras que auguran una abstención similar a la últimas presidenciales y las últimas legislativas, donde rondó el 70 por ciento.

En este ambiente, un día desapacible de frío, el presidente de la República se acercó con su familia a votar a primera hora de la mañana al colegio electoral Ahmed Aroua, en el oeste de Argel, para dar ejemplo y tratar de movilizar a un electorado apático, cansado por la falta de reformas y agotado por la persistente crisis económica que padece el país desde la abrupta caída de los precios del petróleo y el gas en 2014.

Argelia elecciones

"Creo que la participación será mayor durante las elecciones municipales porque importa directamente al ciudadano. Hoy en día hemos llegado a la edificación de instituciones legítimas en su propio sentido, el resultado: hoy nadie puede quejarse sobre el fraude o decir que las municipales hubo fraude", dijo. 

Llamamientos al boicot

Tabboune se refirió, igualmente, a los llamamientos al boicot de algunos partidos opositores, como la Agrupación Nacional Democrática (RND) y subrayó que existe "un respeto hacia la oposición. Lo principal es no caer en la violencia. La oposición política es autorizada", subrayó.

También se refirió a la situación en la región montañosa de la Cabilia, de mayoría bereber y donde la oposición al régimen militar es más fuerte y beligerante.

En su opinión, sólo representa "una minoría". "Nosotros estamos con la mayoría, no tenemos nada que ver con los que van a contracorriente. En ningún país del mundo existe la unanimidad, cada uno tiene sus ideas. Lo importante es que Argelia siga hacia la estabilidad económica y hacia una verdadera democracia".

Elecciones Argelia

El primero en votar en el citado colegio electoral esta mañana fue el ministro de Asuntos Exteriores, Ramtan Lamamra, quien precisó que "es un día importante en la historia de nuestras instituciones y nuestra vida política", escasos minutos después de que los colegios electorales abrieran bajo un férreo control policial.

Desinterés entre los jóvenes

Según datos oficiales, cerca de 23,7 millones de argelinos están llamados este sábado a las urnas para elegir entre las 1.158 listas que han sido presentadas a las Asambleas Populares Provinciales, 877 de ellas por los 48 partidos políticos autorizados y 281 por independientes.

Para garantizar la seguridad y el buen funcionamiento de la consulta se desplegaron, además, cerca de 800.000 supervisores en 61.696 colegios electorales y 13.326 centros electorales, con un gasto de 55 millones de euros.

Un esfuerzo que no tuvo reflejo en la población, especialmente entre los jóvenes, que en su gran mayoría evitaron los colegios y prefirieron aprovechar el día festivo en parques, cafés o centros comerciales.

Elecciones Argelia

Pasado el mediodía, la participación creció, empujada por las generaciones más mayores y los grupos de funcionarios y otros empleados públicos.

Desilusión e Hirak

El gobierno presenta los comicios el último paso para completar el proceso de construcción de las instituciones estatales tras la controvertida dimisión en 2019 del longevo presidente Abdelaziz Bouteflika, forzada por las protestas multitudinarias y las maniobras de una parte importante del Ejército, institución que domina el país desde la independencia de Francia en 1962.

La represión del citado movimiento popular contestatario, conocido como "Hirak", por parte del actual Gobierno, multiplicó el desinterés de la población, que desde hace años padece una aguda crisis económica y social que, entre otros efectos, han azuzado la migración irregular a Europa.

En la actualidad, la argelina es la nacionalidad más numerosa entre los que aventuran a cruzar el Mediterráneo en balsas precarias fletadas por mafias locales rumbo a España.

Elecciones Argelia

Un desinterés al que, según los analistas locales, ha contribuido la campaña, en la que los candidatos han dejado de lado los problemas locales para centrarse en el conflicto regional abierto con Marruecos, país con el que el régimen argelino rompió relaciones diplomáticas el pasado agosto.

Se trata de un conflicto que se recrudeció hace un mes después de que tres civiles argelinos murieran en un bombardeo marroquí a un convoy de camiones en las zonas liberadas del Sahara Occidental.