PUBLICIDAD

Iberdrola

Estados Unidos acusa a cinco empresas chinas de apoyar a las tropas rusas en Ucrania

Desde que comenzó la invasión rusa Occidente ha mirado con desconfianza los lazos entre Moscú y Pekín y el papel que puede tener el gigante asiático en la contienda
REUTERS/CHINGIS KONDAROV  -   Un convoy blindado de tropas prorrusas se mueve a lo largo de una carretera durante el conflicto entre Ucrania y Rusia

REUTERS/CHINGIS KONDAROV  -   Un convoy blindado de tropas prorrusas se mueve a lo largo de una carretera durante el conflicto entre Ucrania y Rusia

Cinco empresas chinas han entrado en una lista negra comercial de Estados Unidos por su supuesto apoyo a la industria militar y de defensa de Rusia durante la guerra de Ucrania. Dichas compañías son Connec Electronic, King Pai Technology, Sinno Electronics, Winninc Electronic y World Jetta (HK) Logistics, que no podrán mantener relaciones comerciales con empresas estadounidenses.

Además de estas compañías, el Departamento de Comercio de Estados Unidos ha incluido en su lista a empresas de Rusia, Emiratos Árabes Unidos, Lituania, Pakistán, Singapur, Reino Unido, Uzbekistán y Vietnam, según datos del Registro Federal recogidos por Reuters. No obstante, de las 36 empresas incluidas, 25 tenían operaciones en el gigante asiático.

“La acción de hoy envía un poderoso mensaje a las entidades y personas de todo el mundo de que, si tratan de apoyar a Rusia, Estados Unidos también les aislará”, declaró el subsecretario de Comercio para Industria y Seguridad, Alan Estévez.

Desde que Moscú lanzase su invasión sobre Ucrania el 24 de febrero, Occidente ha impuesto sanciones a personas y empresas vinculadas con el Gobierno ruso por su relación con la guerra. De la misma forma, Estados Unidos y la Unión Europea han mirado con recelo el papel que puede tener China en la guerra.

PHOTO/AP  -   El presidente ruso Vladimir Putin (derecha) y el presidente chino Xi Jinping (izquierda) en el Kremlin de Moscú, en esta fotografía de archivo
PHOTO/AP - El presidente ruso Vladimir Putin (derecha) y el presidente chino Xi Jinping (izquierda) en el Kremlin de Moscú, en esta fotografía de archivo

Pekín no ha condenado la agresión rusa sobre Ucrania, asimismo, tampoco ha usado la palabra “Invasión” para referirse a la guerra. No obstante, lo que sí han denunciado las autoridades chinas han sido las sanciones económicas occidentales impuestas a Rusia.

En marzo saltaron todas las alarmas en Occidente después de que varios medios de comunicación estadounidenses, citando a diplomáticos, informasen de que Rusia había solicitado ayuda militar a China. Esta información, sin embargo, fue desmentida posteriormente por Moscú y Pekín, quien acusó a Washington de difundir “desinformación” con intenciones “maliciosas”. Aun así, las autoridades estadounidenses han advertido con represalias en caso de que China apoye a Rusia militarmente.

La reciente decisión estadounidense de incluir a cinco empresas chinas en una lista negra comercial por su supuesto apoyo a la maquinaria de guerra rusa muestra los lazos entre Moscú y Pekín, aunque, de acuerdo con un funcionario de la Casa Blanca, no hay señales de que China proporcione a Rusia equipo militar, tal y como señala Financial Times.

AFP/ MANDEL NGAN y ANTHONY WALLACE - Combinación de imágenes de archivo del presidente estadounidense Joe Biden y del presidente chino Xi Jinping
AFP/ MANDEL NGAN y ANTHONY WALLACE - Combinación de imágenes de archivo del presidente estadounidense Joe Biden y del presidente chino Xi Jinping
La guerra en Ucrania se intensifica y Moscú planea la anexión de Jersón

Mientras Washington añade a varias compañías chinas en su lista negra comercial, la guerra se recrudece en Ucrania. A principios de semana, el Ejército ruso atacó un centro comercial de la ciudad de Kremenchuk, en el centro del país y lejos del frente de guerra. Por el momento, hay al menos 20 muertos, más de 50 heridos y 40 desaparecidos, según el último informe del gobernador local. El domingo por la mañana Rusia también volvió a atacar Kiev, ciudad que no sufría un bombardeo ruso desde principios de junio.

Además de bombardear territorio ucraniano, Moscú está planeando la adhesión de territorios conquistados, como Jersón, ciudad ocupada desde principios de marzo. “Estamos realizando los preparativos para un referéndum y lo celebraremos. La región de Jersón tomará la decisión de unirse a Rusia y se convertirá en una entidad constituyente de pleno derecho”, anunció en Telegram el jefe adjunto de la Administración Militar-Civil Regional, Kirill Stremousov, según informa la agencia de noticias rusa TASS.

Tal y como señala EFE, las autoridades rusas que controlan la ciudad sureña también han detenido al alcalde, Igor Kolyjayev, por negarse a colaborar. "Nada más salir del coche, fue detenido de inmediato por efectivos armados de la Guardia Nacional de Rusia y, muy probablemente, por el FSB (Servicio Federal de Seguridad, antigua KGB)", denunció su asesora, Galina Lyashevskaya, quien teme por la vida del alcalde. Lyashevskaya también ha narrado a la agencia ucraniana UNIAN que los rusos confiscaron los discos duros y ordenadores, abrieron las cajas fuertes y buscaron documentos mientras Kolyjayev estaba esposado bajo vigilancia.

Coordinador de América: José Antonio Sierra.