PUBLICIDAD

Iberdrola

Estados Unidos pide liberar reservas de petróleo ante la negativa de la OPEP+ a aumentar la producción de crudo

La Casa Blanca ha pedido a China, Japón e India, entre otros, un esfuerzo coordinado para frenar el aumento de los precios
logo-opep

REUTERS/LEONHARD FOEGER  -   Logotipo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)

El tira y afloja entre Estados Unidos y la OPEP+, lejos de tener cerca una solución, está derivando en nuevas iniciativas de la Casa Blanca. En esta ocasión, Washington insta a varios países a que liberen sus reservas de crudo ante la inflexible posición de los Estados de la OPEP+. La organización liderada por Arabia Saudí considera que no es necesario aumentar la producción de petróleo, como piden desde Estados Unidos. Sin embargo, la escalada de los precios de la energía obliga a los de Joe Biden a buscar nuevas vías que frenen este ascenso, y ha visto en China, Japón, India y Corea del Sur a los que pueden ser sus aliados en este menester.

crudo-refineria

Los planes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo parecen ser muy claros y no existe intención alguna de variar la hoja de ruta. El aumento de la producción de barriles de crudo no se hará hasta 2022, a pesar de que muchos acusan una posible escasez en el suministro, algo que niegan con rotundidad desde la OPEP+. Washington acusa a la organización de estar reteniendo de forma deliberada los suministros y piden que los 400.000 barriles diarios que se producen actualmente aumenten al menos hasta los 600.000.

La carestía de los precios está generando una gran presión política para el presidente Biden que ha decidido impulsar una inusual medida en la que espera contar con el apoyo de importantes Estados con el objetivo de forzar también a la OPEP+ a aumentar la producción de crudo. No obstante, este movimiento de liberación de reservas – adelantado por Reuters – ya está en marcha. Una portavoz de la Administración Nacional de Alimentos y Reservas Estratégicas de China explicaba que “se están llevando a cabo trabajos de liberación de petróleo crudo en este momento”, cuyos detalles serán revelados “a su debido tiempo”.

opep-petroleo-economia

Si hay una palabra que define el sentimiento estadounidense respecto a la OPEP+ en estos momentos es frustración. Los esfuerzos por cambiar los planes de la organización han acabado en agua de borrajas, mientras que la sociedad americana se levanta cada día con los precios más alto que los del día anterior. Fuentes citadas por la agencia británica aseguran que la iniciativa impulsada por la Casa Blanca es el “hecho simbólico de que los mayores consumidores del mundo están enviando un mensaje a la OPEP de que tienen que cambiar su comportamiento”.

China es quien marca la diferencia en este movimiento al ser el mayor importador de petróleo del mundo. Pero con eso no será suficiente para conseguir el objetivo fijado por Estados Unidos. Fuentes explicaban a Reuters que para alcanzar el impulso necesario se requiere una liberación de entre 20 y 30 millones de barriles de crudo procedentes de una venta o un préstamo de la Reserva Estratégica de Petróleo de EE.UU. Sin embargo, el plan norteamericano cuenta con algunos problemas, como la posición surcoreana, que no está por la labor de liberar sus reservas de petróleo.refineria-petroleo

“Podríamos liberar las reservas de petróleo en caso de desequilibrio del suministro, pero no para responder al aumento de los precios del petróleo”, manifiestan fuentes de Corea del Sur. Por su parte, India comparte la frustración estadounidense. Hardeep Singh Puri, ministro indio de Petróleo, asegura que “no se trata de que no haya suministros disponibles” y que “hay cinco millones de barriles diarios de ofertas disponibles que no se han liberado por la razón que sea”. De ahí que Estados Unidos se haya puesto manos a la obra para intentar frenar, por un lado, el ascenso de los precios, y por otro la presión política a la que está sometida la Administración Biden.