PUBLICIDAD

Iberdrola

Etiopía empieza a generar electricidad a partir de la Gran Presa del Renacimiento Etíope

El país africano sigue adelante con esta infraestructura que ha generado polémica durante mucho tiempo con Egipto y Sudán por la gestión del agua del río Nilo
Presa del Renacimiento de Etiopía

PHOTO/AFP/AMANUEL SILESHI  -   Presa del Renacimiento de Etiopía

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, inauguró el servicio de generación de energía eléctrica a partir del funcionamiento de la Gran Presa del Renacimiento Etíope (GERD, por sus siglas en inglés) en presencia de distinguidos dirigentes del país africano, incluidos el ex primer ministro Hailemariam Desalegne y el expresidente Mulatu Teshome, y entre gran expectación popular y mediática. 

De esta forma, Etiopía ha dado otro importante paso más en el desarrollo de la infraestructura de la Gran Presa del Renacimiento Etíope con este inicio de producción de electricidad a partir de esta instalación que edificó en el entorno del río Nilo y que desató la polémica con los vecinos africanos de Egipto y Sudán, naciones que también reclaman sus derechos en la gestión del agua del Nilo. 

Presa del Renacimiento de Etiopía
PHOTO/AFP/AMANUEL SILESHI – Presa del Renacimiento de Etiopía

Como informó el medio Asharq, Abiy Ahmed estuvo en persona en la inauguración de la primera producción de electricidad de la presa, que asciende a 375 megavatios. Ahmed señaló en la red social Twitter que este comienzo de la producción eléctrica es “una buena noticia para nuestro continente y los países río abajo con los que aspiramos a trabajar”.

El proceso de producción de energía comenzó así con la operación de la primera de las dos turbinas recientemente instaladas en la presa, la capacidad de producción de esta primera turbina es de 375 megavatios, mientras se espera la producción de una segunda turbina más adelante, con lo que la producción inicial total en esta primera fase equivaldría a 750 megavatios. 

Presa del Renacimiento de Etiopía
PHOTO/AFP/AMANUEL SILESHI – Presa del Renacimiento de Etiopía

A pesar de los mensajes lanzados por el presidente etíope, Egipto denuncia la escasez de agua que supone para su nación la implementación de esta presa. En este sentido, el ministro de Riego de Egipto, Mohamed Abdel-Aty, señaló en un comunicado oficial que "Egipto es uno de los países con mayor escasez de agua en el mundo", y señaló que "está haciendo grandes esfuerzos para enfrentar los desafíos del agua, implementando un desarrollo integral y modernización del sistema de agua”, aplicando medidas de rehabilitación de canales y regadíos y otras instalaciones relativas al agua y la aplicación de proyectos de reutilización y desalinización de este preciado bien que escasea en muchas zonas del continente africano. 

El ministro manifestó que "Egipto otorga importancia al proyecto del corredor de navegación entre el lago Victoria y el mar Mediterráneo", y explicó que el proyecto "tiene como objetivo transformar el río Nilo en un eje de desarrollo” que una a los países de la cuenca del Nilo para lograr la integración regional, dado que “el transporte fluvial es uno de los mejores medios de transporte”, como se indicó en el comunicado oficial. 

Presa del Renacimiento de Etiopía
PHOTO/AFP/AMANUEL SILESHI – Presa del Renacimiento de Etiopía

Tanto Egipto, como el otro país en discordia, Sudán, han señalado durante mucho tiempo que esta infraestructura etíope afecta a estas dos naciones que están río abajo. Aunque las autoridades de Etiopía consideran que no se pretende perjudicar a los otros países situados en el área de influencia del río Nilo. Los dirigentes egipcios y sudaneses consideran que la Gran Presa del Renacimiento Etíope es una “amenaza existencial” debido a que dependen en gran parte del río Nilo para el sector agrario, como señaló el medio Asharq. 

Una vez que llegó el anuncio de Etiopía de llevar a cabo la presa, surgieron durante meses enfrentamientos con Sudán y Egipto respecto a diversos aspectos relativos a esta instalación, sobre todo relacionados con asuntos como la normativa de llenado de agua y manejo de la presa, los años necesarios para el llenado de agua, el sistema a utilizar en caso de disputas o conflicto de intereses y el medio para compartir información relativa al proyecto y la gestión de la presa durante los periodos sin lluvia. 

Presa del Renacimiento de Etiopía
PHOTO/AFP/AMANUEL SILESHI – Presa del Renacimiento de Etiopía

El problema viene de lejos, en concreto a partir del inicio de la construcción de la presa en abril de 2011. Ahora la infraestructura está completada en un 83%. La inversión realizada por parte de Etiopía alcanza los 5.000 millones de dólares y el país africano tiene previsto generar 6.000 megavatios de energía cuando esté finalizada la construcción, como informó el medio Al-Ain News, para convertirse así en uno de los actores más importantes en cuanto a generación de electricidad de África y aprovechar este elemento para su autoabastecimiento nacional. 

La Organización de Naciones Unidas (ONU) trató de mediar en el conflicto y pidió conversaciones entre los países afectados bajo la mediación de la Unión Africana, pero han seguido surgiendo las discrepancias entre Etiopía, por un lado, y Egipto y Sudán, por otro. Todo ello teniendo en cuenta que las conversaciones sobre el asunto tuvieron parones debido a problemas internos de los países como el conflicto de Tigray en Etiopía o la inestabilidad política sudanesa, incluida la dimisión del primer ministro Abdallah Hamdok ante las presiones militares.