PUBLICIDAD

Marruecos

Fiesta de la Independencia: Marruecos conmemora su autodeterminación

Esta fecha constituye el inicio de historia moderna de Marruecos y elogia el fin de su etapa como protectorado
mohamed-vi-rey-marruecos

PHOTO/ARCHIVO  -   El rey de Marruecos, Mohamed VI

Marruecos celebra el 66 aniversario de su independencia en un momento marcado por la pandemia de la COVID-19. En este día Marruecos elogia su independencia de las antiguas potencias colonizadoras de Francia y España y celebra de esta forma su soberanía como reino.

Esta sesentaiseisava celebración Marruecos resalta todos los logros que el reino ha conseguido durante el transcurso del año.  La peculiaridad de la crisis sanitaria ha propiciado un fuerte despegue económico con el fin de ejecutar la recuperación económica y en la actualidad el reino alauí está viviendo una sorprendente aceleración en este ámbito. 

marruecos-energías-renovables-eólica
PHOTO/ARCHIVO  -   Energía eólica en Marruecos

Además, con la salida de los islamistas del gobierno, se espera que Marruecos comience a descargar un importante programa de protección social que tenga como base la protección de sus ciudadanos, poniendo el foco en aquellos grupos más vulnerables a las fluctuaciones económicas y la crisis sanitaria.

En términos de igualdad, el país árabe está ejecutando medidas que poco a poco tratan de que las mujeres accedan a puestos de poder. Este nuevo gobierno liderado por Ajanouch, cuenta con 6 ministras, una de ellas responsable de la cartera de Finanzas y Economía, ministerio que siempre había estado bajo el mando de un hombre. A pesar de que queda mucho recorrido en el aspecto social y político, Marruecos se está erigiendo en la actualidad como un país árabe modelo en comparación con sus vecinos en torno a estas cuestiones. 

ministra-nadia-fattah
PHOTO/ARCHIVO - Ministra Nadia Fattah

Además, el país sigue avanzando con fuerza en pro de acabar con la pandemia hacia la inmunización colectiva a través del programa nacional de vacunación contra la COVID-19. 

La independencia de Marruecos

Para hablar de su historia nos debemos remontar al año 1912, año en el cual Francia e Inglaterra se disputaban los territorios del conocido como imperio jerifiano. En esta disputa territorial ambas potencias coloniales se miraban con recelo. Los británicos, temerosos de que los franceses pudieran posicionarse en el suroeste del Mediterráneo colindando con Gibraltar propició que en marzo de 1912 el entonces sultán de Marruecos, Mulay Fafid, firmase con Francia un tratado de protectorado con la firma del Tratado de Fez.

En dicho acuerdo, Francia se comprometía a reconocer a España en el territorio de la zona norte de Marruecos y estableció un Protectorado nombrando a Tetuán como la capital. Con la condición de protectorado el territorio pasaba a ser administrado por España. Esta ofrecería su protección a la región a cambio de una serie de beneficios económicos y políticos. 

Así, el general Felipe Alfau lideró la ocupación de una zona que se extendería por las regiones del Rif y Yébala, además de incorporar al mismo un territorio situado en el sur que resultó ser la actual provincia de Tarfaya. En estos territorios la población marroquí protagonizó una serie de focos de resistencia que fueron trascendentales para su futura independencia. Esta resistencia derivó en una serie de confrontaciones que se alargaron durante 18 años (1909-1927). 

tánger-marruecos
PHOTO/PIXABAY – Tánger, Marruecos

En un momento en el cual parecía que el pacifismo iba a reinar, la expedición protagonizada por el general Silvestre en el interior del Rif hasta conseguir llegar a Annual se interrumpió tras el levantamiento de las tribus rifeñas, bajo el liderazgo de Abd el-Krim.

España se encontraba en un momento de pérdida territorial muy importante. El reino había perdido recientemente Antillas y las islas Filipinas, sumiendo así en una crisis importante a los intereses económicos españoles. España al ver su rápida pérdida de influencia, así como la amenaza francesa en Marruecos, emprendió una campaña con la que se trataría de volver a ganar una parte de su poder colonizador.

Esta oposición por parte de la población hacia las potencias colonizadoras consiguió extenderse por Casablanca, Rabat, Fez, Tetuán y Tánger. En 1950 el partido del Istiqlal consiguió el apoyo del entonces sultán Mohamed V y este demandó la independencia total de Marruecos. La cuestión por su independencia consiguió entrar en la ONU en el año 1952 y tan un solo un año más tarde Francia envío al sultán al exilio en Madagascar. 

parlamento-marruecos
AFP/ FADEL SENNA  -   Parlamento del Reino de Marruecos

Sin embargo, sus palabras pronunciadas durante un discurso en Tánger, en ese momento considerada como ciudad internacional, tras afirmar “el apego de Marruecos a la libertad e integridad territorial de la nación y su adhesión a sus componentes e identidad”, inspiraron a su población.

Este acontecimiento y la sustitución de Mohamed V por Mohamed Ben Arafa encendió la mecha de una población que percibía al nuevo sultán como ilegitimo. Así. las revueltas extendieron la oposición activa hacia Francia y finalmente protagonizaron una rebelión a través de la cual Marruecos consiguió su independencia en el año 1956 tanto de la república francesa como de España dando comienzo a la historia moderna del país.