PUBLICIDAD

Iberdrola

Francia apoya a Marruecos en la cuestión del Sáhara Occidental

El Eliseo se ha mostrado favorable al apoyo de la autonomía marroquí sobre el Sáhara Occidental tildándolo como “una base” para construir “conversaciones serias y creíbles”
sahara-occidental-tinduf

PHOTO/REUTERS  -   Campamento de refugiados de Boudjdour en Tinduf, en el sur de Argelia

El plan de autonomía para el Sáhara Occidental es “la base más seria y realista”. Esto afirmaba el presidente de España, Pedro Sánchez, en una carta dirigida al rey marroquí, Mohamed VI, zanjando de esta forma un conflicto diplomático con Marruecos que entraba en su décimo mes. La carta, publicada por Rabat, ponía de manifiesto una de las claves del conflicto entre ambos reinos: la postura de España sobre el Sáhara Occidental.

Con esta misiva España daba un paso histórico en esta resolución, apoyando así la propuesta de autonomía defendida desde Rabat y apoyada por otros países como Estados Unidos o Emiratos Árabes Unidos. Ahora a esta postura se le une abiertamente Francia, país que ha visto la autonomía marroquí como una alternativa que da pasos a favor de poner fin al conflicto del Sáhara Occidental. 

sanchez-mohamemd-vi
PHOTO/PALACIO REAL DE MARRUECOS  -   Fotografía de archivo, Pedro Sánchez, es recibido por el Rey de Marruecos Mohammed VI antes de su almuerzo en el Palacio Real de Rabat, Marruecos, el lunes 19 de noviembre de 2018

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha afirmado que el plan de autonomía propuesto por Marruecos para el Sáhara Occidental es “una base” a partir de la cual se pueden construir “conversaciones serias y creíbles”. Sin embargo, ha evitado valorar el giro político que ha protagonizado el gobierno español respecto a esta disposición, limitándose a exponer únicamente su postura.

Así, el ministerio de Exteriores francés ha defendido que la postura francesa en relación con la propuesta marroquí “es constante”, por lo que se debe conseguir “una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable”. Francia, aliada de Marruecos, reitera que esto se constituye como la base sobre la que se puede comenzar a negociar. 

macron-presidente-francia
AFP/YOAN VALAT  -   El presidente francés Emmanuel Macron

Asimismo, según ha declarado una portavoz diplomática, el Eliseo es partidario de que los países europeos y sus “vecinos” del mediterráneo mantengan “buenas relaciones”. La portavoz fue también interrogada por la crisis que se ha desencadenado entre España y Argelia a raíz de la nueva postura defendida por Madrid. De acuerdo con sus declaraciones ella aboga por resolver esta nueva desavenencia mediante un diálogo en el que se defienda “los intereses comunes”.

Y es que en este viraje de la política exterior española se desconoce si España informó a Argel, por lo que ahora se teme que Argelia apruebe una subida en los precios de gas a España o bien decida cortar su suministro, como ya hizo con Marruecos. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, declaro tras un encuentro con sus homólogos europeos que “la diplomacia requiere discreción” y que “las comunicaciones entre España y Marruecos son bilaterales. Exclusivamente”. 

albares-de-mistura
PHOTO/Gobierno de España  -   El enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Staffan de Mistura, recibe en Bruselas al ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación del Gobierno de España, José Manuel Albares

Estas nuevas declaraciones de Albares chocan frontalmente con las emitidas un día después del anuncio. Estas, según informó EFE, señalaban que “sí se informó previamente” a Argel, según indicaron fuentes del gobierno. “Para España, Argelia es un socio estratégico, prioritario y fiable con el que pretendemos mantener una posición privilegiada”, concluían.

Por otro lado, desde Europa, la Comisión Europea se ha mostrado favorable a la nueva postura española. Así lo evidenció el portavoz de Asuntos Exteriores del Ejecutivo, Nabila Massrali, quien señaló que “la Unión Europea da la bienvenida a todo desarrollo positivo entre sus Estados miembros y Marruecos en su relación bilateral, que no puede ser sino beneficiosa para la implementación del acuerdo de asociación euro-marroquí en su conjunto”. 

consejo-seguridad-onu
PHOTO/ONU/LOEY FELIPE  -   Fotografía de archivo de una reunión del Consejo de Seguridad

Asimismo, Alemania ha continuado reiterando su apoyo a la soberanía marroquí. El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, señaló el pasado enero que el plan de autonomía presentado en el 2007 “es un esfuerzo serio y creíble” y que es “una buena base para llegar a un acuerdo a este conflicto regional”.

Sin embargo, esta decisión difiere sustancialmente de la postura que mantiene la ONU. Tras conocerse la nueva disposición española, el organismo ha rechazado la nueva decisión y defiende que “el conflicto debe resolverse en un proceso político bajo sus pautas”. Recuerdan que la solución debe enmarcarse “en un compromiso pleno de las partes con el proceso político facilitado por la ONU”, esto es la resolución 2602, que defiende el compromiso “de ayudar a las partes a alcanzar una solución política justa, duradera y aceptable para todas ellas, basada en la avenencia, que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de disposiciones conformes a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas”.