PUBLICIDAD

Marruecos

Francisco Aldecoa: “Se ha abierto una nueva etapa”

La Conferencia sobre el Futuro de Europa llega a su fin con 49 propuestas para mejorar el funcionamiento de la Unión Europea
Francisco Aldecoa

 -   Francisco Aldecoa

La Conferencia sobre el Futuro de Europa comenzó con una pandemia y ha terminado con una guerra en el continente. ¿Qué balance podría hacer del proyecto?

La conferencia tiene un gran carácter innovador, ya que es la primera vez que los representantes de las instituciones, los representantes de la sociedad civil y los ciudadanos dialogan de forma sistemática para elaborar unas propuestas para mejorar el funcionamiento de la Unión Europa. Esto se ha realizado a través de 7 plenarios durante los años 2021 y 2022. El proyecto ha cogido mucha más fuerza, especialmente, a partir del 24 de febrero, fecha de la agresión a Ucrania por parte de Rusia. La temperatura política y la percepción de los ciudadanos en los plenarios, que han sido los cuatro últimos, han ido adquiriendo mucha más intensidad.

Mi impresión personal es que se les ha dado demasiada participación a los ciudadanos, en el sentido de que han monopolizado la iniciativa de las propuestas, limitando el alcance de la CoFoE. En todo caso hay 49 propuestas y más de 300 medidas, muchas de ellas innovadoras.

Pero, sobre todo, lo más importante es que casi la mitad de las propuestas que han nacido de este encuentro exigen la reforma de los Tratados europeos. En ese sentido, el Parlamento Europeo el día 6 de mayo se anticipó y propuso la resolución por 455 votos, es decir, con más del 60% de la Cámara, la petición de convocatoria al Consejo Europeo de una Tercera Convención Europea. Esto parece que da paso a una nueva etapa.

A esto hay que añadir que, en la sesión de ayer de la Conferencia, que es la última en la que se recogen las conclusiones, participaron los 3 copresidentes y los 3 presidentes de las instituciones en el seno del Parlamento y hubo un gran acto de conciliación entre los representantes de la sociedad civil y los representantes de la democracia participativa. Es decir, sociedad civil, ciudadanos y los representantes de las instituciones, los 3 máximos líderes: la presidenta del Parlamento, Roberta Metsola; la presidenta de la Comisión Europa, Ursula von der Leyen; y el presidente francés, Emmanuel Macron, como presidente del Consejo Europeo.

Estos líderes presidieron un acto impresionante en donde no solo aceptaron las propuestas de la CoFoe, sino que incluso plantearon la necesidad de más ambición. Especialmente Macron, que tenía solo 10 minutos para hablar, hablo más de 35. El presidente galo prácticamente se comprometió a convocar la Tercera Convención si en el próximo Consejo Europeo del 23 de junio hay una mayoría suficiente, aunque para esto solamente hace falta mayoría simple, es decir, 14 votos.conferencia sobre el futuro de europa

¿Podría señalar algunas de las propuestas más interesantes desde su punto de vista? ¿Dentro de las 49 propuestas hay ideas relacionadas con Defensa debido a la situación actual en Europa?

Seguridad y defensa no ha sido lo que mejor ha funcionado. Sin embargo, la sanidad sí. Se ha planteado la necesidad de una política pública de salud europea. En política social la necesidad de un de un protocolo nuevo. También el desarrollo de la política social, el desarrollo de la política de migración, modificación en las listas transnacionales, etc.

¿Cuándo van a recibir una respuesta?

La presidenta de la Comisión se comprometió a hacer un primer balance en el discurso del Estado de la Unión en septiembre, y que iban a tener una aplicación inmediata lo antes posible. En todo caso, en otoño se celebrará otra conferencia en donde se dará seguimiento a cómo se está aplicando.

Se ha planteado un cambio en los Tratados europeos, así como terminar con la unanimidad. ¿Qué posibilidad hay de que esto salga adelante? Muchos países como Hungría o Polonia podrían oponerse.

10 países ya han elaborado una declaración en la que se oponen a estas reformas. Pero, en todo caso de momento son 10, aunque dicen algunos medios que son 12. Yo creo que si los grandes países, que suponen el 80 o 90% de la población, están dispuestos a aprobar la convocatoria es muy difícil que los que significan el 10 al 12% de la población lo bloquean. Me parece impensable, pero en el proceso de construcción europea hemos visto de todo.

Yo creo que eso va a salir adelante. El 23 tendremos la convocatoria de la nueva Convención. Esto no solo se trata de aprobar parcialmente algunos de los elementos, se trata de reforzar el modelo de la Unión frente a las grandes circunstancias que vivimos, especialmente la guerra. Se trata de dar un paso más fortaleciendo nuestro proceso, se trata de mirar al futuro.

“Mirar con audacia, con libertad, con grandes miras”, decía Macron. Hay que avanzar mucho, no podemos quedarnos parados ante esta situación en la que nos encontramos. Y, sobre todo, destacar que ese discurso tuvo un eco tremendo entre todos los asistentes que estábamos, más de 1000. Había un consenso entre ciudadanos, representantes de ciudadanos y sociedad civil y los representantes de las instituciones.

Es un momento constituyente nuevo, es un momento nuevo. Hay unas circunstancias que no se preveían que se dieran. Y eso es lo que hace que esto vaya a la velocidad a la que va. Yo creo que, en parte, porque esto venía de antes. Frente al COVID-19 se toman medidas estructurales de fondo que suponen grandes innovaciones, sobre todo de carácter general, como los Fondos New Generation. O sea, que ya estaba en marcha el proceso. Ahora damos un paso más, especialmente acelerado por la guerra.

Hubo una última propuesta de Macron que no sabemos hasta donde llegará, que es la de crear una comunidad política nueva, diferente. Él quiere, por un lado, profundizar el modelo de la Unión a través de la Comisión y, por otro lado, establecer una Confederación entre todos los Estados europeos en la cual participen, incluso dijo expresamente “el que se acaba de ir”, Ucrania y los países de la vecindad y otros que no estaban en el proyecto. Esto se plantea para ganar un peso político, un peso económico, cooperar en transportes, energía, etc. Esa nueva comunidad será confederal, es decir, intergubernamental. Parece que van a convivir dos organizaciones, dos comunidades: una, la que tenemos profundizada, federal, la Unión; y otra, Confederal que sean todos los Estados de Europa.

Esto se planteó, aunque tendrán que ir concretándolo en los próximos días porque es bastante innovador. Aunque hay que destacar que el propio Macron estuvo esa misma tarde con el canciller alemán, Olaf Scholz, y las reacciones del mandatario han sido muy positivas. Esto va rápido, más rápido de lo que nadie pensaba. Y, al mismo tiempo, la presidenta de la Comisión se desplazó a Polonia.

Francisco Aldecoa

¿Cómo están cubriendo los medios de comunicación nacionales este acontecimiento?

Me llama la atención que nuestros medios de comunicación no estén siguiendo este tema cuando España es posiblemente uno de los países que más les va a afectar positivamente todo este cambio. Pero, llamativamente, la opinión pública española está ausente en ese debate.

Pasé por Frankfurt, donde había una verdadera emoción por las decisiones que se estaban adoptando. Pero cuando llegué a Madrid puse la televisión y la radio y no estaban informando sobre el tema. Tampoco han dicho nada los periódicos, algunos han añadido unas notas muy pequeñas y a veces incompletas o erróneas.
Aunque estoy seguro de que esta situación va a ser transitoria. El monopolio de los temas internos va a ser desplazado para intentar entender lo que está pasado en Europa y en el mundo. Los demás países también tienen problemas y no eclipsan el proyecto europeo. Se pueden tratar ambas cosas a la vez.

¿Le gustaría añadir algo más sobre la Conferencia del Futuro de Europa?

Yo creo que se ha abierto una nueva etapa. Y que, además, esta nueva etapa tiene una gran consistencia porque son las instituciones, son la democracia representativa, son los líderes, el Parlamento Europeo, con más de un 60% con los ciudadanos. Por lo tanto, esto tiene que cuajar. También hay que señalar que las últimas encuestas europeas son muy positivas, está mejorando la percepción de los ciudadanos.