PUBLICIDAD

Iberdrola

Gustavo de Arístegui: “Putin no va a permitir que su régimen caiga”

El diplomático español pasó por los micrófonos del programa “De cara al mundo” y analizó diversos aspectos de la actualidad internacional incluida la invasión rusa de Ucrania
gustavo-de-arístegui-portada

 -   Gustavo de Arístegui

En la última entrega de “De Cara al Mundo”, en Onda Madrid, contamos con la participación de Gustavo de Arístegui, diplomático y analista internacional, quien hizo un repaso sobre la actualidad internacional, con el foco de atención puesto en la invasión rusa de Ucrania

¿Podemos pensar que Putin por fin reconoce que está en guerra, y no en una operación especial, y que, además, está perdiendo la guerra y por ello moviliza a jóvenes rusos al Ejército?

Parece bastante claro, las ayudas militares de gran parte de los países occidentales están empezando a tener efecto muy notable en el conflicto. Por ejemplo, con los misiles americanos los ucranianos ya no dicen cuántos tienen porque es una cuestión de secreto de guerra, ya que de revelarlo los rusos podrían calcular más o menos donde se encuentran. También es importante el entrenamiento de tropas ucranianas en diferentes partes del mundo como Reino Unido, Alemania, EE. UU., Polonia, etc., solo el Reino Unido ha dado cerca de 3.000 millones de libras en ayuda militar a Ucrania. Hay que recordar también una cosa que parece que siempre se nos escapa en esta guerra, y es que esta guerra no empezó este año, Ucrania lleva en guerra desde 2014, en Lugansk, en Donetsk, en Crimea y la estrategia que ha seguido el Ministerio de Defensa ucraniano es extraordinariamente inteligente, rotando todas sus tropas en todas las zonas del conflicto, no eran unidades estacionarias por tanto, tenían un conocimiento muy profundo de todas las condiciones bélicas posibles, no eran tropas locales, sino movibles. Este hecho ha dado lugar a que cuando los rusos fueron a invadir Ucrania se han encontrado con militares con 8-9 años de experiencia bélica que les sacaban muchísima ventaja en aspectos tácticos e incluso estratégicos. Algunos de los fallos más gordos que ha tenido Rusia no ha sido solamente la falta de motivación de las tropas rusas, con soldados reclutados a la fuerza y ahora mucho más, sino que además los generales rusos se han visto desbordados por sus homónimos ucranianos. De hecho, hemos visto cómo oficiales relativamente jóvenes, capitanes y comandantes han sido capaces de doblarle el brazo a coroneles de las fuerzas especiales rusas, incluso cómo las fuerzas especiales ucranianas han tenido enfrentamientos directos con las rusas y también les han doblado el brazo.

A mí lo que más me preocupa de todo esto es que cuanto más cerca estemos de la derrota rusa más cerca estamos también de la utilización de armas nucleares, Putin no va a permitir que su régimen caiga ni que nadie se levante contra él, ni por el lado liberal ni por el lado totalitario de extrema derecha. Si en algún momento él tuviese la sensación de que la guerra está perdida o que se encuentra en una situación completamente desesperada emplearía armas nucleares tácticas, que como dijo el presidente Joe Biden cambiarían completamente el concepto de guerra en el siglo XXI. De poco sirven las advertencias si la amenaza sigue latente, entendamos como armas nucleares tácticas en este escenario bélico que Putin podría sentir la tentación de emplear ingenios nucleares tácticos para eliminar unidades enteras del Ejército ucraniano. Obviamente, imaginemos que elimina una brigada o una división, depende de cómo de extendida este la división, pero, aunque fuese un regimiento, si eliminan 3 o 4 regimientos de una tacada el sentido de la guerra estaría empezando a dar la vuelta.  Lo que sería terrible es la situación de esas zonas, aunque las armas son de una radioactividad baja estaríamos ante un escenario de contaminación radioactiva que duraría décadas. 

Gustavo de Arístegui

Efectivamente le daría otra dimensión, hay que explicar que esas armas nucleares tácticas tienen un efecto limitado. En teoría, la OTAN no tiene ese tipo de armamento, pero sí tiene armas nucleares estratégicas de largo alcance con EE. UU., Reino Unido o Francia, aunque la simple utilización de armas nucleares elevaría a un grado muy peligroso el conflicto.

El problema es que la escalada se sabe cómo empieza, pero nunca cómo acaba. Estamos más cerca de una escalada bélica sin precedentes en la humanidad de lo que lo estuvimos en la crisis de los misiles de Cuba de 1962. He escuchado el discurso del señor Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, que me ha parecido ajustado a la realidad, pero nos está señalando la completa y total inoperancia del sistema de Naciones Unidas en estos escenarios del siglo XXI. 

Los referéndums que han convocado las autoridades locales en Donetsk, Lugansk o en Jersón es una táctica más que ha empleado Putin para legitimar la adhesión de esos territorios ucranianos e incluso para emplear la fuerza en defensa de Rusia y poder justificar la movilización parcial de tropas que ha decretado.

Creo que la convocatoria de los referéndums tiene una multitud de objetivos que no se pueden menos que calificar de maquiavélicos. Es una iniciativa bastante inteligente por parte de Putin, porque en efecto va a dar la sensación de una pequeña victoria ante su maltrecha opinión pública, ya que en un país que tiene la opinión pública totalmente dominada como es el caso de la Federación Rusa hay un grupo con cierto malestar y descontento en la opinión pública y eso cada vez se puede esconder menos. Por otra parte, también se produce el señalamiento de aquellos que no votan a favor de la anexión de estos territorios a Rusia, ya que podemos imaginar que en una democracia el voto es secreto, pero en este caso no es secreto en territorios completamente dominados por las fuerzas de ocupación rusas y sus cuerpos de inteligencia. En consecuencia, todo aquel ucraniano no prorruso sería vigilado, maltratado, acosado, detenido, torturado, cualquier cosa. Con ello también se podría tratar de descubrir los elementos de la resistencia ocultos, que sabemos que existen en diferentes partes de los territorios ocupados por Rusia, una resistencia pasiva no como la que se vivió a lo largo de la Segunda Guerra Mundial, pero sí de sabotajes de resistencia pasivas y de arrastrar los pies en el cumplimiento de las órdenes impuestas por Rusia, en fin, hay muchas cosas. El último de los elementos, en mi opinión, que han llevado a Putin a tomar esta decisión es que se está quedando sin tiempo y a lo mejor en muy poco tiempo van a ser reconquistados estos territorios, si antes de que esa reconquista se produzca han conseguido anexionar dichos territorios podrán decir que se está produciendo una agresión contra el territorio ruso, en consecuencia la guerra habrá cambiado en ese momento, porque no es lo mismo que las fuerzas ucranianas estén expulsando al invasor de su territorio que las fuerzas ucranianas invadan y traten de recuperar un territorio que a través de un referéndum ilegal y manipulado se considera parte de Rusia. 

Gustavo de Arístegui

¿Piensa que de alguna manera China o la India pueden condicionar a Putin? De cara a la galería se ha visto cómo han mostrado ciertas discrepancias, pero en privado igual le interesa lo que está haciendo Putin. 

Respecto a la India, es un país que conozco bastante bien ya que he sido embajador de España allí, la conexión de India con Rusia es extraordinariamente profunda y de larga duración. Cuando nadie era aliado de la India, cuando nadie apoyaba al país, incluso en las guerras con China o con Pakistán, una parte muy importante de los sistemas de armamento que tenían son de potencia soviética primero y rusa ahora; por ejemplo, en lo que respecta a la parte fundamental de la aviación del país. La única ventaja que está teniendo la India, que recordemos es un país muy dependiente de las energía que no produce, ya que no produce ni petróleo ni gas en cantidades significativas, es que está comprando petróleo y gas ruso con unas condiciones extraordinarias, en un momento en el que el mundo entero tiene una crisis energética, paradójicamente los precios en la India están siendo contenidos. En el caso de China hay que tener en cuenta una cuestión, si es verdad que China es el primer rival, todavía no enemigo, de Occidente es sin embargo una economía movida por las exportaciones y estas crisis (la crisis energética, la bélica o la inflacionista) está dañando muy seriamente las capacidades exportadoras de China que es su pan y mantequilla, el elemento central de su economía. Mucha gente ha señalado de manera errónea una supuesta alianza estratégica entre China y Rusia, primero porque China no considera a Rusia una potencia mundial, sí que la considera una gran potencia regional, una potencia regional irresponsable que tiene unas enormes capacidades nucleares globales y unas capacidades militares, que se han visto muy desprestigiadas por la guerra de Ucrania, pero que antes se le consideraba la segunda potencia militar del planeta, aunque que desde el punto de vista geoestratégico y geopolítico Rusia es un actor secundario. En segundo lugar, China y Rusia tienen muchos puntos de fricción, recordemos que ha habido un cierto cambio no de régimen, pero sí de tendencia del régimen en Kazajistán, las recientes firmas de un tratado de amistad y cooperación que permite a Kazajistán romper los lazos que eran casi indelebles con la Rusia de Putin ha sido un golpe que los rusos han recibido de muy mal grado y que ha supuesto la demostración primaria de que Rusia y China no son tan amigos como parece. 

¿Occidente tiene que mantenerse y debemos pasar frío este invierno? Una de las derivadas de las muchas, la asistencia al funeral de Isabel II es un ejemplo de cerrar filas en torno a las democracias liberales con todos los líderes que allí se han dado cita, menos Putin, que no invitado.

Bueno, ha habido notables ausencias como es lógica la de Putin, que no fue invitado, aunque quería ir. Lo que es sorprendente de la figura de la reina Isabel II de Inglaterra es cómo han reaccionado los adversarios acérrimos del Reino Unido como es la Rusia de Putin, que sabe que el Reino Unido es el segundo o tercer contribuyente en esfuerzo bélico en Ucrania. Sin embargo, el comunicado de pésame al fallecimiento de la reina que Putin hace es extraordinario, hay que leerlo con detenimiento para darse cuenta la admiración sin límites que le tenía. En todo caso, respecto al hecho de cerrar filas, estoy convencido que ha sido una ocasión muy buena para que se hayan producido muchos encuentros discretos, ya que el foco estaba puesto en otra parte. Los demócratas de las democracias representativas del mundo desde que ganamos la Guerra Fría hemos considerado que ya se habían solucionado todos los problemas, no nos hemos dado cuenta de que la Guerra Fría de alguna manera desnaturalizaba algunos conflictos que han readquirido su verdadera naturaleza y su peligro una vez la horma de acero brutal de la Guerra Fría desapareció y esta es una consecuencia me temo que no estamos leyendo de forma correcta en Occidente. La irresponsabilidad extraordinaria, por centrarme en la respuesta de la crisis de la energía, de Europa en general, de Alemania, y de otros países industriales ha venido al ignorar los llamamientos que han hecho muchos comisarios de Energía europeos; recuerdo los llamamientos que hacían desde la Comisión Europea a que la Unión Europea tuviese la conciencia de la imperiosa necesidad de tener independencia energética, lejos de eso, nos hemos dopado con el gas barato ruso y obviamente hoy estamos con estas consecuencias, y estábamos haciendo una transición energética hacia las energías renovables completamente acelerado, a destiempo y sin tener en cuenta las consecuencias y sin tener en cuenta una alternativa, apagando lo que digamos era considerado poco popular sin haber puesto en marcha las alternativas que hoy en día son las más viables a los combustibles fósiles. El día que tengamos el dominio sobre el hidrógeno verde, ese día el chantaje de los países productores de gas, sobre todo Rusia, habrá desaparecido. Me gustaría recordar la frase de Carter en el año 73, un presidente por el que no tengo especial devoción o más bien ninguna, pero que dijo entonces que la responsabilidad y que la independencia energética tenían el mismo valor moral que una guerra y que la independencia energética de Estados Unidos era un factor estratégico fundamental, un factor estratégico que tenía la equivalencia de un conflicto bélico y quien fuese en contra de esa independencia energética estaba cometiendo un acto de guerra contra los Estados Unidos. Eso se quedó en agua de borrajas porque todos hemos vuelto a la facilidad enorme que nos supone consumir energía barata que nos suministran regímenes dictatoriales como el de Putin. 

gustavo-de-arístegui

Algún día hablaremos del fracking que a Estados Unidos le ha colocado en una posición extraordinaria, y que, sin embargo, en Europa algún tipo de ecologismo talibán nos lo prohíbe...

Pero es que además no tiene ninguna lógica, no tiene lógica que prohibamos el fracking en Europa y que compremos gas que se produce por fracking en Estados Unidos. Dónde está la lógica y la moralidad en esa compra, porque si compramos gas de fracking podríamos producirlo nosotros. 

El día 1 y 2 de octubre se produce la Cumbre de la Liga Árabe en Argel, con la presencia del tema del Sáhara y la tensión entre Argelia y Marruecos. Veremos si por fin podremos tener una solución por la vía de la autonomía dentro del seno de Naciones Unidas y con unas negociaciones adecuadas. ¿Puede ir el rey de Marruecos a Argel y eso dar un vuelco a una situación atascada y que ojalá puedan recuperarse las relaciones entre los dos países?

El restablecimiento de relaciones plenas diplomáticas y de vías de comunicación entre Argelia y Marruecos es esencial. Son dos países fundamentales para la región, para la seguridad del Mediterráneo y para la seguridad de la Unión Europea; son dos países que han sido determinantes para la lucha contra el terrorismo, pagando precios altísimos en la lucha contra el terrorismo yihadista. Dicho esto, hoy en día, consultando prensa y con algunos analistas del país a los que conozco muy bien, sé que es altamente improbable que el rey Mohamed VI acuda a la Cumbre de la Liga Árabe, pero no hay que descartar nada porque en todo caso sería un golpe de efecto extraordinario de producirse.