Haftar advierte de que la guerra en Libia continuará hasta que “sea liberada de los invasores y mercenarios”

Los enclaves geoestratégicos de Sirte y Al-Jufra, bajo dominio del LNA, centran los combates
El mariscal Jalifa Haftar

PHOTO/ARCHIVO  -   El mariscal Jalifa Haftar

Tras su derrota en la capital, Trípoli, el pasado mes de junio, el mariscal Jalifa Haftar, comandante del Ejército de Liberación Nacional (LNA, por sus siglas en inglés) está contraatacando para recuperar el territorio perdido. En una entrevista concedida a Sky News Arabia, el líder del este del país ha asegurado que la “guerra en Libia continuará hasta que nuestra tierra sea liberada de los invasores y mercenarios”. 

“Turquía está practicando una agresión bárbara contra Libia, estableciendo salas de operaciones y enviando a sus oficiales, así como mercenarios y armas, para luchar contra el LNA”, ha denunciado Haftar, quien también ha asegurado que el país “está en un peligro inminente que amenaza su presente y su futuro a través del odioso colonialismo turco”. Ante este escenario, el mariscal ha aseverado que continuarán “firmemente mejorando las capacidades de combate de las Fuerzas Armadas para defender nuestras tierras y nuestra gente”.

Los partidarios del LNA se manifiestan contra la intervención turca en Libia en Bengasi, el 5 de julio de 2020
PHOTO/AFP - Los partidarios del LNA se manifiestan contra la intervención turca en Libia en Bengasi, el 5 de julio de 2020

En la entrevista, también ha elogiado el papel desempeñado por Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Egipto, los dos aliados del LNA más destacados de la esfera árabe, que han rechazado en reiteradas ocasiones el intervencionismo turco en Libia. Cabe recordar que El Cairo presentó una iniciativa de paz para el país norteafricano en la que estaba contemplada tanto el cese de las hostilidades como la salida de los terceros países implicados del conflicto, con una clara alusión a la nación euroasiática. Ankara la rechazó frontalmente. 

“Hemos respondido al llamado de la comunidad internacional para participar en un acuerdo político. Pero no aceptaremos la explotación de la situación actual por las fuerzas enemigas para traer más armas y mercenarios al país”, ha reivindicado Haftar, en referencia a las sucesivas peticiones de la ONU y de otras potencias mundiales para lograr un entendimiento entre las dos facciones enfrentadas que ponga fin al conflicto que ya dura casi una década.

Los partidarios del LNA se manifiestan contra la intervención turca en Libia en Bengasi, el 5 de julio de 2020
PHOTO/AFP - Los partidarios del LNA se manifiestan contra la intervención turca en Libia en Bengasi, el 5 de julio de 2020
Los combates continúan

Los combates se centran ahora en dos escenarios: el enclave geoestratégico de Sirte, situado a medio camino entre Trípoli y Bengasi, en la costa norte del país, y rico en petróleo; y en Al-Jufra, en el centro del territorio nacional, donde se ubica la mayor base aérea del país, ambos en manos del LNA. Egipto, Rusia y Francia han intensificado su presencia en ambas ubicaciones para mostrar su apoyo a Haftar y tratar de disuadir a Turquía, en un ambiente que se ha caldeado tras el ataque todavía no atribuido contra Al-Watiya, una instalación militar donde estaban desplegados oficiales turcos.

En respuesta, Ankara habría lanzado sendos ataques con drones contra Al-Jufra, con el objetivo de hacerse con el control, aunque todavía no ha podido ser confirmado. Según ha informado este martes el analista Jalel Harchaoui del Instituto Clingendael, hasta tres mercenarios rusos habrían muerto en la ofensiva. “Esto indicaría que el asalto sobre Al-Jufra ha comenzado, y pronto le seguirá el de Sirte”, explica el experto.