PUBLICIDAD

Iberdrola

Iberdrola tiene la llave para conseguir la descarbonización de Nueva Inglaterra

La compañía española ha propuesto varios proyectos de interconexión con Canadá, como el New England Clean Energy Connect
Ignacio Galán

 -   Ignacio Galán, presidente de Iberdrola

La regulación de los seis estados de Nueva Inglaterra (Maine, Massachusetts, Connecticut, Nuevo Hampshire, Rhode Island y Vermont) obliga a las compañías eléctricas a que un porcentaje de la energía que suministran a sus clientes proceda de fuentes renovables. Dicho porcentaje, denominado Renewables Obligation, va aumentando progresivamente en el tiempo con el objetivo de cumplir los requisitos y metas de descarbonización fijados por los estados. Se trata de un mecanismo diseñado para apoyar la generación de electricidad renovable a gran escala, diversificar los recursos energéticos, promover la producción local de energía y fomentar el desarrollo económico. 

Por otro lado, a comienzos de 2021, el estado de Massachusetts aprobó una ley histórica, un mandato legislativo para reducir a la mitad sus emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2030. Por ese motivo, el estado ha acelerado las subastas de eólica marina, en cuya tercera ronda adjudicó al proyecto de Iberdrola, Commonwealth Wind, un contrato a largo plazo para suministrar energía limpia a sus compañías eléctricas, consciente de la necesidad de incrementar la instalación de renovables para poder desplazar a la generación térmica que utiliza combustibles fósiles, altamente contaminantes.descarbonizacion 

Curiosamente, Nueva Inglaterra está rodeada de zonas con un gran potencial de producción de energías renovables. La región limita con el estado de Nueva York al oeste y con las provincias canadienses de Quebec al noroeste y New Brunswick al noreste. El resto es océano.  

La provincia de Quebec es el principal productor de energía hidroeléctrica de Canadá y cuenta con enormes excedentes energéticos que por desgracia no pueden exportarse a Nueva Inglaterra por falta de líneas de transmisión. En este sentido, Nueva Inglaterra es casi una isla energética, parecida a la península Ibérica cuyas interconexiones con Francia son escasas y de potencia limitada. 

En este contexto, empresas como Iberdrola, a través de su filial Avangrid, invierten en proyectos renovables, con casi 3.000 megavatios, entre los que cabe mencionar los parques eólicos terrestres de Groton y Lempster en Nuevo Hampshire, Deerfield en Vermont, Hoosac en Masachusetts y los proyectos eólico-marinos Vineyard Wind One, Commonwealth Wind y Park City Wind en aguas de Massachusetts.descarbonizacion

Además, para conseguir que los estados cumplan con sus objetivos de reducción de emisiones, la compañía española ha propuesto varios proyectos de interconexión con Canadá, como el New England Clean Energy Connect que con una capacidad de 1.200 megavatios, propone transportar energía hidroeléctrica hasta Massachusetts a través del oeste de Maine.  

¿Conseguirá Nueva Inglaterra cumplir con sus objetivos de reducción de emisiones? Este caso demuestra las dificultades que debe enfrentar la transición energética. La política está para encontrar soluciones y equilibrios entre todos los grupos de interés.