PUBLICIDAD

Marruecos

Ignacio Galán y Tamim al-Thani impulsan la cooperación

El fondo soberano de Qatar controla el 8,7% de Iberdrola y el emir Al-Thani se reunirá en España con el rey Felipe VI, el presidente del Gobierno y empresarios
Tamim bin Hamad al-Thani e Ignacio Sánchez Galán

 -   Tamim bin Hamad al-Thani e Ignacio Sánchez Galán

El emir de Qatar, Tamim bin Hamad al-Thani, está en pleno ‘road show’ por España. El objetivo de la visita de Estado es fortalecer las relaciones entre ambos países, de manera que se reunirá con el jefe de Estado, Felipe VI, con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y además de con los empresarios. Iberdrola, de la que el fondo soberano del país es el primer accionista, es uno de sus grandes nexos con España.

Las relaciones estratégicas entre ambos países datan de hace casi tres décadas y los intercambios comerciales superan los 1.000 millones de euros anuales. Iberdrola es la mayor inversión en España del fondo soberano del emirato, la Autoridad de Inversiones de Qatar (QIA por sus siglas en inglés), con un 8,7% de la compañía que preside Ignacio Galán. Su inversión valorada está valorada en alrededor de 6.000 millones de euros. 

El fondo soberano del Emirato es el primer accionista de Iberdrola, tras firmar una alianza con la empresa en 2011. La jugada le ha salido redonda al vehículo que canaliza la riqueza del país, creado en 2005 para apostar por sectores diferentes a los del gas y el petróleo, los que nutren las arcas del estado. La energética que preside Ignacio Galán ha más que duplicado su precio desde ese año, ganancias a las que hay que sumar los dividendos que ha repartido, unos cuatro euros por acción. QIA también apuesta por otras grandes empresas españolas, como IAG y Colonial.

Tamim bin Hamad al-Thani e Ignacio Sánchez Galán
Tamim bin Hamad al-Thani e Ignacio Sánchez Galán
Gran colaboración entre ambos países

La colaboración entre España y el Emirato se ha consolidado con intercambios comerciales anuales por encima de los 1.000 millones de euros y, según los últimos datos del ICEX, con su visita a España, Tamim bin Hamad al-Thani fortalecerá las relaciones entre ambos territorios en una coyuntura de cambios profundos en el ámbito internacional.

Ahora es esencial mantener un diálogo intenso y fluido entre los dos países, según fuentes diplomáticas, e Iberdrola continuará siendo un puente para canalizar las inversiones entre España y Qatar. La energética sacará partido de la Free Trade Zones Authority, presidida por Ahmad al-Sayed, quien lideraba QIA en el momento de su entrada en Iberdrola, hace 11 años.

También el Qatar-Spain Business Council, copresidido por Ignacio Galán y el jeque Khalid bin Khalifa bin Abdulaziz al-Thani, será un extraordinario instrumento para impulsar la colaboración. El papel de QIA, con unos 450.000 millones de dólares (alrededor de 425.000 millones de euros) bajo gestión, ya está siendo crucial para España. Gracias a Iberdrola el vehículo qatarí es el segundo mayor inversor de la Bolsa española.

Tamim bin Hamad al-Thani e Ignacio Sánchez Galán
Tamim bin Hamad al-Thani e Ignacio Sánchez Galán

El sector de energías renovables e infraestructuras es fundamental para Qatar, de ahí su sólida apuesta por Iberdrola. El país tiene una hoja de ruta bien definida para su futuro a través de su plan estratégico Qatar National Vision 2030, que se basa en la innovación y el crecimiento sostenible, y en el que Iberdrola será una piedra de bóveda. La ‘utility’, además de ser la mayor empresa de Europa por capitalización, con 70.000 millones de euros de valor en Bolsa, es líder en energías renovables y pionera en redes inteligentes, en almacenamiento, en hidrógeno verde y en innovación en el ámbito energético.

La colaboración entre Iberdrola y Qatar se remonta a 2005, cuando la compañía desembarcó en el negocio del gas en el país y se asentó cinco años después con la construcción de la central de Mesaieed, una de las mayores de Oriente Medio. La inversión alcanzó unos 2.000 millones de dólares (1.900 millones de euros al cambio actual).

Ignacio Sánchez Galán

Un compromiso de más de una década

QIA entró en el capital de la energética con un 6,2% en 2011, después elevó su participación hasta el actual 8,7% y siempre ha apoyado el modelo de empresa de Iberdrola, impulsado por Ignacio Galán, que ha focalizado su inversión de más de 130.000 millones de euros en las últimas dos décadas en renovables, redes eléctricas inteligentes, almacenamiento y soluciones inteligentes para los clientes.

Otra prueba de la fuerte alianza entre Qatar y la compañía energética está en el Iberdrola Innovation Middle East, situado en el Parque Científico y Tecnológico de Doha y que es una referencia mundial para el desarrollo de soluciones innovadoras en redes inteligentes, integración de energías renovables y eficiencia energética.

Los activos renovables de Iberdrola son la joya de la corona de la energética, que cuenta con una capacidad instalada de cerca de 40.000 MW, con un plan trazado hasta 2025: el objetivo es contar con 60.000 MW ese año. Suministra energía a 100 millones de personas y miles de empresas y, además, da ejemplo, al haber reducido sus propias emisiones de CO2 hasta los 60 gramos por kWh en Europa, unas seis veces menos que las de los principales competidores de Iberdrola en España y Europa.

En los próximos años continuarán sus inversiones en más renovables, redes, almacenamiento y en el desarrollo del hidrógeno verde, con unos 65.000 millones de dólares (62.000 millones de euros) hasta 2025. Además, Iberdrola mantiene su objetivo de lograr un beneficio neto este ejercicio entre los 4.000 y los 4.200 millones de euros.