Irán se alía con Al-Shabaab en Somalia para la distribución de armas a los rebeldes hutíes

Fuentes del Gobierno del país africano relacionan al régimen de los ayatolás con la organización terrorista somalí, protagonista de ataques al Ejército de Estados Unidos
Hombres de las milicias hutíes sostienen sus armas durante una reunión tribal en Saná, Yemen

AP/HANI MOHAMMED  -   Hombres de las milicias hutíes sostienen sus armas durante una reunión tribal en Saná, Yemen

La República Islámica de Irán ha entablado lazos con el grupo yihadista Al-Shabaab en Somalia para atacar a destacamentos de Estados Unidos y otras fuerzas internacionales en el país africano y en la región y para destinar armas a los rebeldes hutíes en Yemen, según informaciones vertidas en artículos de política internacional que citan al Gobierno somalí y a funcionarios de seguridad.

Según lo difundido, de lo cual se hizo eco el medio Al-Arabiya, el país persa tiene una red desplegada en Somalia orientada a ofrecer apoyo a "organizaciones extremistas violentas" para hacer frente a la influencia de EEUU y los Estados del Golfo rivales (caso de Arabia Saudí o Emiratos).

Irán, que ha establecido su red de poder en Somalia utilizando incentivos financieros, utiliza el país del continente africano para canalizar armas a la milicia hutí presente en Yemen y para transportar armas a otros países en África como Kenia, Tanzania, Sudán del Sur, Mozambique y la República Centroafricana, según los datos ofrecidos por Al-Arabiya desprendidos de las informaciones reveladas. 

Irán sigue utilizando la misma táctica de intromisión en los asuntos internos de otras naciones. Se vale de la actuación de sus Fuerzas Quds, división internacional de la Guardia Revolucionaria Islámica (cuerpo de élite del Ejército iraní), para operar en otros territorios, principalmente a través de alianzas con grupos de la misma confesión chií presentes en estos países. Ejemplo de esto son los casos de Hizbulá en Líbano, Hamás en Palestina, la milicia de origen afgano Liwa Fatemiyoun en Siria, las Fuerzas de Movilización Popular en Irak, o los propios combatientes hutíes en el marco de la guerra civil del país yemení en el ámbito de Oriente Medio.

Miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán marchan durante un desfile militar anual en el mausoleo del ayatolá Jomeini
PHOTO/AP - Miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán marchan durante un desfile militar anual en el mausoleo del ayatolá Jomeini

En esta línea, las Fuerzas Quds han establecido lazos con "grupos extremistas y redes criminales", según las fuentes gubernamentales somalíes. Esta rama internacional de la Guardia Revolucionaria iraní utiliza estos nexos para pasar de contrabando petróleo iraní a Somalia y luego venderlo a precios baratos en África para evitar las sanciones de Estados Unidos, según datos ofrecidos por la Policía somalí y funcionarios del Ministerio de Finanzas, como publicó Al-Arabiya. Parte de estos beneficios se destinan a apoyar a aliados en Yemen y Somalia. Sobre Irán siguen pesando las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos a raíz de la salida estadounidense en 2018 del pacto nuclear sellado con el Estado iraní en 2015 (JCPOA, por sus siglas en inglés) debido a los incumplimientos persas de términos de este. 

Desde hace mucho tiempo se vienen denunciando los lazos de Irán con los rebeldes hutíes que actúan en Yemen para socavar el Gobierno reconocido internacionalmente de Abd Rabbuh Mansur al-Hadi, el cual es apoyado por la coalición militar árabe que lidera el vecino Arabia Saudí, gran rival de Irán en Oriente Medio y principal representante de la rama suní del islam, contrapuesta a la chií patrocinada por el régimen de los ayatolás. Precisamente, los hutíes han venido siendo señalados por varios ataques a infraestructuras petrolíferas y aeroportuarias en el reino saudí. 

Irán habría brindado a Al-Shabaab apoyo financiero y material y "puede haber pagado recompensas a militantes para atacar a las fuerzas estadounidenses en Somalia y la región", según se desprende de lo señalado por Al-Arabiya al hilo de las informaciones llegadas por parte de un oficial militar involucrado en operaciones contra Al-Shabaab en el centro-sur de Somalia.

El dinero y las armas iraníes podrían haber sido utilizados en los ataques de la formación terrorista somalí de 2019 y 2020 contra bases militares estadounidenses en territorio africano, así como contra el convoy militar de la Unión Europea en Mogadiscio, según fuentes del Ministerio de Defensa somalí.

 Soldados somalíes en el lugar de la explosión de un coche bomba suicida que tuvo como objetivo un convoy de vehículos de la Unión Europea en Mogadiscio, Somalia
AFP/ABDIRARAZAK HUSSEIN FARAH - Soldados somalíes en el lugar de la explosión de un coche bomba suicida que tuvo como objetivo un convoy de vehículos de la Unión Europea en Mogadiscio, Somalia

Las fuerzas de seguridad participantes en operativos contra Al-Shabaab en el centro-sur de Somalia descubrieron armas, así como equipamiento para fabricar bombas y productos químicos de Irán, según lo relatado. Funcionarios afirman que los ataques de Al-Shabaab desde 2017 se han vuelto más letales y atribuyen las mayores capacidades del grupo a las armas de origen extranjero, la mayoría provenientes de Irán y Yemen, según lo desprendido de las informaciones periodísticas referidas sobre política internacional publicadas por Al-Arabiya. 

El 5 de enero, dos días después de que el exjefe de las Fuerzas Quds Qassem Soleimani fuese asesinado en un ataque aéreo norteamericano en las inmediaciones del aeropuerto de Bagdad en Irak, Al-Shabaab lanzó un ataque contra una base militar utilizada por las Fuerzas Armadas estadounidenses y kenianas en la costa de Lamu que mató a un soldado estadounidense y dos contratistas.

Al-Shabaab no reconoció que la ofensiva estuviese relacionada con la muerte de Soleimani, pero la coincidencia podría indicar que los dos sucesos podrían tener relación.

Por su parte, el Ejecutivo de Estados Unidos utiliza sanciones para ir contra personas o grupos en Somalia y la región adyacente que sirven a los intereses iraníes en territorio somalí de cara a reducir el acceso de Al-Shabaab a recursos económicos y materiales.