Irán y Rusia estrechan lazos

El ministro de Asuntos Exteriores iraní visitó Moscú para llegar a entendimientos en varios asuntos, lo que podría incomodar más aún a Estados Unidos
El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, y el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, asisten a una conferencia de prensa

PHOTO/Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa vía REUTERS  -   El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, y el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, asisten a una conferencia de prensa

El ministro de Asuntos Exteriores de la República Islámica de Irán, Mohammad Yavad Zarif, visitó Moscú para reforzar relaciones y enviar un mensaje amistoso por parte del presidente Hasán Rohaní al líder ruso Vladimir Putin a través de su reunión con Sergei Lavrov, ministro de Asuntos Exteriores de Rusia.

"Antes de nuestras conversaciones, el señor ministro transmitió un mensaje del presidente de Irán, Hasán Rohaní, al presidente de Rusia, Vladimir Putin. El mensaje ya fue transmitido durante una conversación telefónica", dijo Sergei Lavrov durante rueda de prensa conjunta con Mohammad Yavad Zarif.

Según el Ministerio de Exteriores ruso, durante la reunión celebrada este 21 de julio las partes abordaron asuntos bilaterales, además de problemas internacionales. Ambos diplomáticos trataron la situación en Siria (donde tanto Irán como Rusia apoyan al régimen de Bachar al-Asad que trata de acabar con el último reducto rebelde de Idlib), el conflicto de Afganistán y el choque entre los insurgentes talibanes y las autoridades gubernamentales afganas, la situación en Yemen (donde el Estado iraní apoya a los rebeldes chiíes hutíes que buscan socavar el Ejecutivo reconocido internacionalmente de Abd Rabbuh Mansur al-Hadi) y el enfrentamiento palestino-israelí.

Lavrov y Zarif, añadió la Cancillería rusa, también debatieron el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés). El ministro de Asuntos Exteriores persa quiso agradecer el apoyo de Rusia ante la dura posición de Estados Unidos en este asunto. "Nos sentimos muy satisfechos con la ayuda de Rusia para hacer frente a la postura no constructiva de Estados Unidos en el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y en el Consejo de Seguridad de la ONU", remarcó el ministro de Exteriores iraní.

A su vez, el ministro de Exteriores ruso declaró durante su encuentro con Zarif que Moscú confía en que se logre preservar el JCPOA a pesar del alejamiento estadounidense. "Nuestro encuentro es una importante etapa en los esfuerzos que emprenden los miembros del pacto nuclear. Consideramos que la línea de comportamiento de Estados Unidos es destructiva en todos los sentidos, los colegas norteamericanos se proponen destruir por completo ese importantísimo documento y también otros acuerdos de control de armamento y no proliferación", reseñó Lavrov.

En mayo de 2018, EEUU se salió de este acuerdo nuclear suscrito en 2015 con Irán y con potencias como Rusia, Francia, Reino Unido, Alemania y China por el que se limitaba el programa atómico iraní, sobre todo en materia armamentística. El Gobierno norteamericano de Donald Trump denunció incumplimientos por parte del Estado persa y se salió del pacto para imponer seguidamente sanciones políticas y económicas al régimen de los ayatolás; entre las que destacaban sobremanera las relacionadas con el comercio de petróleo, principal fuente de financiación iraní. 

Irán no se amedrentó ante esto y respondió a través del mismísimo presidente Rohaní anunciando que incumpliría aspectos del JCPOA, como los relacionados con el enriquecimiento de uranio y el tratamiento de agua pesada, que seguiría comerciando con su crudo y que bloquearía el estrecho de Ormuz, principal zona de paso del comercio petrolero mundial. En este escenario se sucedieron incidentes relacionados con cargueros en aguas del Golfo y ataques a infraestructuras petrolíferas y aeroportuarias en Arabia Saudí, gran rival de Irán en la región de Oriente Medio y principal representante de la rama suní del islam, contrapuesta a la chií patrocinada por la nación iraní. Los vecinos regionales y la comunidad internacional culparon mayoritariamente a Irán y agentes de su esfera, como los rebeldes hutíes que actúan en la guerra de Yemen, de estar detrás de estas acciones que ponían en peligro la seguridad y la estabilidad en la zona e incluso en el mundo. 

El presidente de Irán, Hasán Rohaní
PHOTO/REUTERS - El presidente de Irán, Hasán Rohaní

Mientras, tras el embargo sufrido, Irán buscó nuevos socios en el plano internacional, acercándose a Turquía y Qatar para tener una válvula de escape, sobre todo en lo económico y en lo diplomático. Precisamente, el país euroasiático y la monarquía del Golfo son señalados también por su actitud beligerante. El país turco participa activamente en las guerras de Siria y Libia de cara a tener una mejor posición geoestratégica y para obtener beneficios económicos derivados de las prospecciones de gas y petróleo. Mientras, el país del Golfo liderado por el emir Tamim bin Hamad al-Thani ya fue denunciado por el reino saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Bahréin por apoyar el terrorismo transfronterizo, razón por la cual estas naciones decretaron un embargo sobre el Estado qatarí en 2017, que todavía se mantiene firme.

Por otro lado, el encargado de la diplomacia persa, en referencia a los intentos norteamericanos para extender el embargo de armas a Irán (que expirará el próximo mes de octubre), subrayó que la pretensión de Washington no es posible en el marco de la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que refrenda el acuerdo nuclear. Un JCPOA que también sigue siendo sustentado por la Unión Europea (UE), institución que también creó el mecanismo INSTEX para sortear las sanciones estadounidenses y surtir de material médico y equipamiento a Irán para que pudiese hacer frente a la crisis sanitaria de la COVID-19, que tanto ha golpeado al país de Oriente Medio. Para burlar las prohibiciones de EEUU, la institución comunitaria estableció el procedimiento de llevar a cabo transacciones sin utilizar el dólar.

Además de destacar las relaciones y cooperaciones mutuas entre Teherán y Moscú, Mohammad Javad Zarif agradeció las posturas de Rusia y China en apoyo a Irán en el acuerdo nuclear suscrito en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (EEUU, Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), denunciando las violaciones del convenio por Washington.

Sede del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en Viena
PHOTO/REUTERS - Sede del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en Viena

Las medidas de Washington que no se ajustan al pacto nuclear y la reimposición de sanciones unilaterales contra Irán, incluso en medio de la pandemia del coronavirus, “resultarán en el descrédito del Gobierno de Estados Unidos”, aseveró Zarif. 

Por otro lado, el ministro de Asuntos Exteriores iraní también resaltó el gran número de veces que ha rendido visita al socio ruso, en concreto 30 ocasiones. Precisamente, el último encuentro entre Sergei Lavrov y Mohammad Javad Zarif tuvo lugar el pasado 16 de junio en la capital rusa. "Muchas gracias por su hospitalidad por trigésima vez. Creo que batí el récord de visitas de ministros de Exteriores a Rusia. Las relaciones entre Moscú y Teherán actualmente son las mejores en el último decenio. Realmente esperamos el desarrollo máximo posible de esas relaciones a largo plazo, de la manera más constructiva. Eso, sin duda, beneficiará a nuestros dos países. Esa relación, basada en el respeto mutuo, también traerá la paz y la seguridad a la región", declaró el canciller iraní.