PUBLICIDAD

Iberdrola

La crisis económica ahoga cada vez más a Turquía

El alcalde de Estambul señala que la economía turca estaría alcanzando “el final del camino”
oficina-divisas-turquia

REUTERS/Murad Sezer  -   Oficina de cambio de divisas en Estambul, Turquía

En mitad de la grave crisis económica que atraviesa Turquía, el alcalde de Estambul, Ekrem Imamoglu, ha culpado a la comunidad empresarial de profundizar en esta crisis por no haberse posicionado en contra de las políticas decretadas en este sector por parte del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Imamoglu advirtió que la economía turca está llegando “al final del camino” y señaló que puede ser destituido de su cargo en caso de que Erdogan vuelva a ganar las próximas elecciones previstas para antes de junio del año 2023. 

alcalde-imamoglu-estambul
AFP/OZAN KOSE  - El alcalde de Estambul, Ekrem İmamoğlu

En cuanto a las previsiones electorales, varias encuestas de opinión indican que el apoyo a Erdogan estaría en su punto más bajo, aunque también señalan la poca confianza ciudadana en la oposición. Para el socialdemócrata Imamoglu el resultado de las próximas elecciones está en manos de su partido, el Partido Republicano del Pueblo, y de las fuerzas aliadas. “Somos los que podemos derrotar al oficialismo”, ha indicado.

Junto a Imamoglu, el que fue primer ministro de Turquía y una de las figuras más destacadas de la oposición turca, Ahmet Davutoglu, ha afirmado en una entrevista publicada por The Financial Times que Turquía está sufriendo “la crisis económica más importante de su historia”. Ha indicado, además, que la tasa de inflación habría alcanzado el 70% y las cifras de pobreza estarían aumentando de manera exponencial.

En este sentido, la tasa de inflación anual en el país turco ha saltado en el mes de junio a un máximo del 78,35%. Junto a esto, el índice de precios al productor aumentó en un 6.77%, registrando con esta cifra un aumento anual del 138,31%. 

oposicion-turquia
AFP/ADEM ALTAN - El Presidente del Partido Popular Republicano (CHP), Kemal Kilicdaroglu

Respecto a la situación de los empresarios en el país, señaló que veía con tristeza como “el mundo de los negocios no mostraba su coraje y, por lo tanto, lamentablemente tenían la responsabilidad de la situación económica actual”. En este contexto, el líder de la oposición ha mostrado su simpatía por aquellos directivos que han roto su silencio ante las políticas de Erdogan.

Erdogan vuelve a presentarse como candidato

El actual presidente turco ha vuelto a anunciar su candidatura para las próximas elecciones, previstas para el año 2023, por la formación política “la Alianza de los Pueblos”, que incluiría además del partido islamista de Justicia y Desarrollo, al Movimiento Nacional encabezado por Devlet Bahceli.

Erdogan, en un mensaje dirigido para su oponente, el jefe del Partido Popular Republicano, Kemal Kilicdaroglu, ha declarado que si este “tiene coraje que anuncie su candidatura o su candidato presidencial”

erdogan-turquia
PHOTO/REUTERS  - El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, durante una conferencia de prensa en Estambul

Por su parte, Kilicdaroglu ha anunciado en el Parlamento turco su deseo de confrontar a Erdogan y “librar una gran batalla” contra la inflación, la desigualdad y la pobreza de Turquía. 

Después de que el líder del Partido Republicano arremetiese contra en Erdogan y sus políticas en múltiples ocasiones, tildándole de “perdedor en serie”, Kilicdaroglu consiguió formar una coalición de partidos de oposición que estarían unidos por un fin común: derrotar a Erdogan después de haber estado dos décadas en el poder, la primera como primer ministro y la segunda como presidente de la república.

En las últimas elecciones, celebradas en el año 2018, el partido de la Justicia y el Desarrollo se unió al Movimiento Nacionalista, para formar la Alianza Popular, formación que consiguió el 53% de los votos, lo que se tradujo en 358 escaños de los 600 totales del Parlamento turco.

Sin embargo, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), descubrió que en estas elecciones se habrían empleado de forma fraudulenta los recursos estatales por parte del partido islamista para obtener una ventaja electoral respecto a los partidos de la oposición. Del mismo modo informan que llevaron a cabo una campaña de intimidación contra estos, lo que habría propiciado la victoria de Erdogan.