PUBLICIDAD

Marruecos

La crisis migratoria en la frontera polaca acentúa la disputa entre Bruselas y Minsk

Miles de personas están retenidas en la zona en condiciones inhumanas. Por otra parte, Varsovia no descarta una “escalada armada”
Cientos de migrantes acampan en el lado bielorruso de la frontera con Polonia, cerca de Kuznica Bialostocka, Polonia, en esta fotografía difundida por el Ministerio de Defensa polaco, el 10 de noviembre de 2021

PHOTO/REUTERS  -   Cientos de migrantes acampan en el lado bielorruso de la frontera con Polonia, cerca de Kuznica Bialostocka, Polonia, en esta fotografía difundida por el Ministerio de Defensa polaco, el 10 de noviembre de 2021

La frontera entre Polonia y Bielorrusia está siendo testigo de una nueva crisis migratoria en territorio europeo. Miles de personas llevan varios días retenidas cerca de Kuznica (Polonia) mientras las temperaturas descienden y la tensión entre Varsovia y Minsk aumenta, pudiendo desencadenar incluso una “escalada armada”, tal y como ha advertido Polonia. Mateusz Morawiecki, primer ministro polaco, ha señalado que la situación puede empeorar en los próximos días, por lo que su país “se prepara para nuevos incidentes”.

“Sellar la frontera polaca es nuestro interés nacional. Hoy está en juego la estabilidad y la seguridad de toda la Unión Europea. No seremos intimidados y defenderemos la paz en Europa con nuestros socios”, declaró Morawiecki. El Gobierno polaco también a señalado a Rusia como causante de la crisis migratoria.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha mantenido una conversación con su homólogo bielorruso, Alexander Lukashenko, sobre la actual situación. Putin es el principal aliado de Bielorrusia, un país aislado por la comunidad internacional. Por otra parte, el Gobierno bielorruso, ha acusado a Polonia de desplegar al menos 10.000 militares en la frontera y advierte que su país está dispuesto a responder ante “cualquier provocación”.

AFP/LEONID SHCHEGLOV
AFP/LEONID SHCHEGLOV - Una imagen tomada el 9 de noviembre de 2021 muestra al personal de seguridad de Polonia detrás de una valla de alambre de espino en la frontera bielorrusa-polaca, donde se reunieron miles de migrantes que pretendían entrar en Polonia, país miembro de la UE
“No nos dejan entrar a ninguna parte”: miles de personas atrapadas en tierra de nadie

En medio de estas acusaciones y amenazas se encuentran entre 3.000 y 4.000 migrantes, según informó Piotr Muller, portavoz del Gobierno polaco. La mayoría de estas personas, que actualmente se encuentran varadas en la frontera, proceden de países de África y Oriente Medio, como Siria o Irak. Los migrantes han levantado campamentos improvisados con tiendas de campaña con el objetivo de protegerse de las bajas temperaturas. De acuerdo con las autoridades polacas, al menos 7 personas han muerto durante este otoño por hipotermia.

“Nadie nos deja entrar a ninguna parte, ni a Bielorrusia o a Polonia. No hay forma de escapar”, asegura Shwan Kurd, un iraquí de 33 años al medio BBC. Los migrantes han explicado a la cadena británica como las fuerzas de seguridad bielorrusas le quitaron los teléfonos y los empujaron hacia la valla fronteriza. “Polonia no nos deja entrar. Todas las noches vuelan helicópteros. No nos dejan dormir. Tenemos mucha hambre, no hay agua ni comida aquí”, subraya Kurd. El iraquí recuerda a la BBC que entre los migrantes hay niños pequeños, ancianos y familias.

crisis migratoria polonia bielorrusia
AFP/WOJTEK RADWANSKI - Un hombre con un niño en brazos mientras los miembros de la familia kurda de Dohuk (Irak) esperan a la patrulla de la guardia de fronteras, cerca de Narewka (Polonia), junto a la frontera entre Polonia y Bielorrusia, el 9 de noviembre de 2021

El portavoz del Gobierno polaco ha afirmado que hay otras 10.000 personas más en Bielorrusia listas para intentar cruzar la frontera. Ante esta situación, y añadiendo también que varios migrantes rompieron la alambrada para llegar a Polonia, Varsovia ha optado por desplegar al Ejército en la zona y declarar el estado de emergencia. Entre soldados, policía militar, guardia fronteriza y voluntarios, “más de 12.000 personas están de servicio en la frontera”, anunció Mariusz Blaszczak, ministro de Defensa polaco.

La frontera polaca “es sagrada”

Cabe destacar el alto número de voluntarios que se han trasladado a la zona para ayudar a las fuerzas de seguridad nacionales. Para la sociedad polaca, la defensa de su territorio nacional y sus fronteras es algo fundamental, una idea que se ha reforzado con el paso de los años. En palabras del primer ministro Morawiecki: “la frontera de la República de Polonia no es solo una línea de un mapa. Es sagrada: ¡la sangre de los polacos se derramó durante generaciones para protegerla!”.

AFP PHOTO / POLISH DEFENCE MINISTRY
AFP PHOTO / POLISH DEFENCE MINISTRY - El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki (C), y el ministro de Defensa polaco, Mariusz Blaszczak (R), reunidos con guardias fronterizos y tropas en la frontera de Polonia con Bielorrusia, cerca de Kuznica el 9 de noviembre de 2021

Con el objetivo de proteger la frontera, algunos de los de migrantes han sido golpeados por las fuerzas de seguridad polacas, que han utilizado gases lacrimógenos para contenerlos. Asimismo, las autoridades han establecido un checkpoint a pocos kilómetros de la valla e impiden el paso a periodistas o voluntarios de ONGs. Jakub Sieczko, trabajador de Medics on the Border (Médicos en la frontera) explica a los medios que los médicos necesitan permisos especiales para ingresar en la zona. “No tenemos acceso a la zona prohibida, no podemos entregar nosotros mismos las cajas de ayuda”, asegura otro paramédico de la Cruz Roja polaca según informa el periódico británico The Guardian.

La Iglesia católica de Polonia, una institución con un gran peso en el país, ha hecho un llamamiento para que los refugiados reciban ayuda humanitaria. “Independientemente de las circunstancias de la llegada de los migrantes, necesitan nuestro apoyo espiritual y material”, subrayó Stanislaw Gadecki, arzobispo y director de la Conferencia Episcopal Polaca. Varios grupos católicos han lanzado varias iniciativas con el objetivo de apoyar a las personas atrapadas en la frontera. Asimismo, han pedido un cambio social en la percepción de los migrantes y refugiados, y un cambio en la actitud del personal en la frontera.

crisis migratoria polonia bielorrusia
PHOTO/REUTERS - Cientos de migrantes acampan en el lado bielorruso de la frontera con Polonia

No obstante, las autoridades bielorrusas tampoco muestran una cara más amable. En redes sociales se han publicado vídeos en los que militares bielorrusos golpean a los migrantes e incluso llegan a disparar al aire para dispersarlos. “En vista de la alarmante situación en la frontera, ambas partes deben cumplir con sus obligaciones bajo el derecho internacional”, señalaron las agencias de Migración y Refugiados de Naciones Unidas en un comunicado conjunto.

“Ataque hibrido”

Además, de acuerdo con la Unión Europea, ha sido Bielorrusia quien ha provocado esta grave situación. Minsk habría estado trayendo personas de varios países de Oriente Medio y África con la falsa promesa de acceder fácilmente a la Unión Europea. Tras llegar a Bielorrusia, a estos migrantes se les empuja hasta la frontera y los obligan a cruzar ilegalmente, creando así una crisis migratoria en territorio comunitario.

AP/YVES HERMAN
AP/YVES HERMAN - La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen

“El régimen de Lukashenko lleva a cabo una operación muy, muy inhumana, inaceptable e ilegal, porque se acercan a estos viajeros potenciales a través de canales aparentemente oficiales, consulados bielorrusos, embajadas, agencias de viaje y otros intermediarios que emiten visados”, explica la Comisión Europea.

Las autoridades iraquíes también se han pronunciado acerca de la crítica situación de sus nacionales. Bagdad ha ordenado cerrar los consulados bielorrusos en la capital y en Erbil, capital del Kurdistán iraquí. Pawel Jablonski, ministro polaco de Asuntos Exteriores, ha agradecido la decisión a su homólogo iraquí, Nazir al-Kairallah y ha subrayado “estar dispuesto a seguir cooperando para resolver la crisis migratoria”.

crisis migratoria polonia bielorrusia
AFP/AFP - Mapa con los pasos fronterizos entre Bielorrusia y los tres países de la UE, Polonia, Lituania y Letonia

Polonia también ha encontrado respaldo entre sus socios europeos. Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión, ha propuesto extender las sanciones a las aerolíneas de terceros países involucrados. Bielorrusia lleva tiempo siendo objeto de sanciones por parte de Bruselas por fraude electoral y por reprimir a la oposición política. Finalmente, siguiendo el ejemplo de otros países como Turquía, Minsk ha respondido a estas sanciones abriendo sus fronteras con la Unión Europea.

El Consejo Europeo también ha decidido restringir la entrada de funcionarios bielorrusos que viajan a Europa. “La decisión demuestra una vez más nuestro compromiso conjunto de continuar contrarrestando este ataque híbrido”, declaró Ales Hojs, presidente del Consejo de Justicia y Asuntos Internos de la UE. Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, también se ha referido a este suceso como “ataque híbrido”. “El uso de los migrantes es inaceptable”, escribió Stoltenberg en un tweet.

Aleksandr Lukashenko
AP/NIKOLAI PETROV - El presidente bielorruso Aleksandr Lukashenko

Por otra parte, Josep Borrell, responsable de la diplomacia de la UE, ha planteado la creación de una fuerza especial que reaccione rápidamente a los ataques híbridos como el que ha lanzado Minsk. “Europa está en peligro y los europeos no siempre son conscientes de ello”, señala Borrell, según informa el periódico El País.

Los apoyos a Polonia han llegado también desde el otro lado del Atlántico. Estados Unidos ha condenado “enérgicamente la explotación política y coacción de las personas vulnerables por parte del régimen de Lukashenko”.

crisis migratoria polonia bielorrusia
AFP/WOJTEK RADWANSKI - Los paramédicos se preparan para transportar a una anciana y a un miembro de una familia kurda  mientras la patrulla de la guardia fronteriza se prepara para llevar a la familia a la ciudad de Narewka (Polonia), cerca de la frontera entre Polonia y Bielorrusia, el 9 de noviembre de 2021

Lituania es otro país al que está afectando la crisis migratoria. Vilna ha decretado el estado de emergencia durante un mes. En esta situación, los guardias fronterizos pueden usar la “violencia física proporcional” para evitar que los migrantes ingresen al territorio nacional. Las autoridades lituanas también han prohibido los desplazamientos a la frontera, al menos que lo permitan los guardias fronterizos. 

“El estado de emergencia es necesario para utilizar medidas extraordinarias que eliminen la grave amenaza que representa para la sociedad la afluencia masiva de extranjeros”, declaró el Gobierno lituano según informa Reuters.

crisis migratoria polonia bielorrusia
AFP/LEONID SHCHEGLOV - Frontera entre Polonia y Bielorrusia, donde hay desplegadas tropas armadas de ambos países en medio de la escalada de tensiones
Turquía aprovecha la caótica situación y sigue los pasos de Bielorrusia

En medio de este caos en el este de Europa, la policía portuaria griega ha publicado un vídeo que muestra como dos buques de la guardia costera turca “intentan dirigir” una lancha de goma con migrantes a bordo a aguas griegas. “Turquía, una vez más, actúa como un estado pirata en el Egeo, violando sus obligaciones con la Unión Europea”, señaló Yiannis Plakiotakis, ministro griego de Marina. Las autoridades turcas, de acuerdo con Atenas, dirigieron a los migrantes hacia Lesbos, una isla griega conocida por los centros de refugiados que alberga. Sin embargo, no es la primera vez que Ankara usa a los refugiados como peones. En varias ocasiones, las autoridades turcas han decidido abrir las fronteras de la Unión Europea en respuesta a decisiones tomadas desde Bruselas.