PUBLICIDAD

Iberdrola

La embajadora marroquí llamada a consultas volverá esta semana a Berlín

El retorno de la diplomática Zohour Alaoui marca el deshielo entre los dos países
Embajadora Marruecos Alemania

AFP/JOHN MACDOUGALL  -   El ministro alemán de Desarrollo, Gerd Mueller, y el embajador de Marruecos en Alemania, Zohour Alaoui, el 10 de junio de 2020

La embajadora de Marruecos en Alemania, Zohour Alaoui, que fue llamada a consultas por su Gobierno el pasado mayo tras una crisis bilateral con Berlín, volverá esta semana a su puesto en la capital alemana en una nueva señal de acercamiento entre los dos países. La información fue anunciada hoy por el portal Le360 que cita a "un alto responsable de la diplomacia marroquí", y confirmada a Efe por fuentes oficiales.

"Es un retorno que marca el final de una secuencia de distanciamiento entre Rabat y Berlín", explica el medio marroquí.Marruecos mantenía una crisis abierta con Alemania desde mayo pasado, cuando convocó a su embajadora en Berlín en respuesta a "actos hostiles", al considerar que las autoridades alemanas habían puesto en cuestión la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental.

En una nota diplomática sobre las relaciones bilaterales germano-marroquíes actualizada en diciembre por el Ministerio de Exteriores alemán, el nuevo Gobierno germano mostró su compromiso con el proceso liderado por la ONU para el Sáhara y aludió a la "importante contribución" por parte de Marruecos en 2007 con un plan de autonomía.

En la nota, Berlín calificaba asimismo a Marruecos de "socio clave de la Unión Europea y Alemania en el norte de África" y subrayaba su importancia como vínculo entre el Norte y el Sur. Marruecos anunció entonces que retomaría la cooperación diplomática con Alemania ante "los anuncios positivos y las posiciones constructivas" hechos por el nuevo Gobierno alemán.

El pasado 5 de enero, Marruecos informó de la recepción de un mensaje enviado por el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, al rey Mohamed VI de Marruecos, valorado por este país como una nueva señal de deshielo diplomático.

Un mes después de que la embajadora marroquí en Berlín volviera a Rabat, Marruecos llamó a consultas a su representante diplomática en Madrid, Karima Benyaich, después de la inconclusa crisis desatada con España a raíz de la acogida en abril del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, para ser hospitalizado en la ciudad española de Logroño.