La fórmula para capear la pandemia en América Latina: integración económica, multilateralismo político y libre comercio

Casa América organiza un seminario virtual para abordar los riesgos y las oportunidades en Latinoamérica para las empresas españolas tras la COVID-19
Cartel del evento organizado este lunes por Casa América

PHOTO/ATALAYAR  -   Cartel del evento organizado este lunes por Casa América

La economía mundial se enfrenta a un escenario inédito: un parón de la actividad que se ha producido de manera simultánea en todo el globo. Todos los países están ya pensando en cómo reconstruir el tejido productivo cuando pase lo peor de la pandemia. América Latina es una de las regiones que se puede ver más afectada por la crisis económica que viene. La Cepal, organismo de las Naciones Unidas para el desarrollo en la zona, ha pronosticado una caída del PIB del 5,3% y un aumento del desempleo del 8% hasta el 11,5%. En este convulso escenario, las empresas españolas tienen nuevos riesgos y oportunidades por delante. Con el objetivo de abordarlos, Casa América ha organizado un seminario virtual este lunes en el que han participado Manuel Muñiz, secretario de Estado de España Global, Xiana Méndez, secretaria de Estado de Comercio y Josep Piqué, economista y exministro durante ocho años. 

Manuel Muñiz ha lanzado un mensaje positivo durante su intervención y ha recalcado la oportunidad que representa este tiempo para el establecimiento de nuevas alianzas entre América Latina y la Unión Europea. “Los países latinoamericanos tienen poco margen monetario y fiscal para invertir en políticas de salud. Es el momento de habilitar nuevas herramientas y líneas de financiación para que la región refuerce su sistema sanitario”, ha indicado. Muñiz ha incidido que es necesario proteger las rentas de la población y evitar la precarización para prevenir nuevos problemas políticos en el futuro. 

Miguel Muñiz
PHOTO/ATALAYAR - Captura de pantalla en una de las intervenciones de Miguel Muñiz durante el debate

Además de la inversión en el sector sanitario, la crisis que viene requiere incrementar el gasto público para mantener el tejido productivo. “Las naciones del subcontinente han acumulado en los últimos años grandes déficits y mucha deuda pública. Gran parte de la población se mueve en el mercado informal”, ha afirmado Josep Piqué. El exministro ha apostado por reforzar la integración económica, ampliar el multilateralismo político y evitar la tentación del proteccionismo. 

Las empresas españolas están llamadas a jugar un papel muy importante en esta nueva etapa. En los últimos 10 años, la inversión española se ha multiplicado por dos en América Latina. “La posición de las compañías españolas es muy fuerte en la región y han contribuido a su desarrollo, en esta crisis no va a ser diferente. No podemos entender nuestro sector exterior sin Latinoamérica”, ha explicado Xiana Méndez, secretaria de Estado de Comercio. El 30% de las inversiones españolas en el exterior se realizan en esta parte del mundo y muchas de ellas son líderes en sus sectores de actividad. 

Josep Piqué
PHOTO/ATALAYAR - Momento del debate en el que interviene el exministro Josep Piqué

La aportación de las compañías españolas también es significativa en términos de empleo y dan trabajo a más de 360.000 personas en la región. “Son un actor muy competitivo y están haciendo cosas de valor, lo que le proporciona una muy buena imagen de España en el exterior”, ha indicado Muñiz. La secretaria de Comercio, Xiana Méndez, ha recomendado profundizar en estos lazos comerciales tras la pandemia para que las empresas españolas puedan capear el hundimiento de la demanda que tendrá lugar en España. “No es el momento de apostar por el repliegue de la internacionalización y volver al proteccionismo”, ha incidido. 

Una de las prioridades del Parlamento Europeo es seguir trabajando en el acuerdo con Mercosur. “A pesar de las circunstancias, seguimos trabajando para reforzar la asociación con Mercosur y también con México o Chile”, ha indicado la secretaria de Estado de Comercio. Una de las claves tras la pandemia será el acortamiento de las cadenas de valor globales. América Latina puede jugar un papel crucial y podría atraer nuevas industrias en esta nueva etapa de la globalización, según han expuesto los ponentes.