PUBLICIDAD

Marruecos

La Fundación Bancaria “La Caixa” y la Unión por el Mediterráneo sellan un acuerdo a favor del desarrollo euromediterráneo

 -  

Redacción Atalayar
Foto: De izquierda a derecha, el presidente de la Fundación Bancaria “La Caixa”, Isidre Fainé, y el secretario general de la UpM, Fathallah Sijilmassi.
 
El presidente de la Fundación Bancaria “la Caixa”, Isidre Fainé, y el secretario general de la Unión por el Mediterráneo (UpM), Fathallah Sijilmassi, firmaron, en Barcelona, el jueves de esta semana,  una alianza estratégica para impulsar conjuntamente proyectos sociales y de desarrollo económico en los países del Mediterráneo. Tanto la Fundación Bancaria “La Caixa” como la UpM son dos entidades que llevan a cabo una labor  importante en materia económica, social, cultural y política para desarrollar la cooperación entre la ribera norte y sur del Mediterráneo. La UpM es un organismo internacional que agrupa a 43 países y a más de 756 millones de ciudadanos de todos los Estados miembros de la Unión Europea (UE), así como de Estados  norteafricanos y de Oriente Medio del ámbito mediterráneo. La inserción laboral de jóvenes y mujeres y el fomento de la cohesión social mediante el desarrollo urbano sostenible y la economía digital son dos de los objetivos del acuerdo.   El acuerdo de Barcelona  es el primero que firma la UpM  con una entidad bancaria, y prioriza la formación, la integración laboral y el fomento de la emprendeduría de mujeres y jóvenes, entre otras iniciativas, en países del sur del Mediterráneo como Marruecos, Túnez y Turquía. También se impulsarán programas para fomentar la cohesión social y la intervención humanitaria en distintas ciudades del Mediterráneo en el campo del desarrollo urbano sostenible. 
 
 “Alianza estratégica”
Fathallah Sijilmassi,  destacó que el acuerdo “supone una alianza estratégica” para la organización, y  señaló la importancia de impulsar iniciativas dirigidas a la creación de empleo y de inserción laboral en la zona euromediterránea. Por su parte, Isidre Fainé explicó que “en un mundo inmerso en el fenómeno de la globalización, es preciso reforzar el vínculo histórico entre los países del Mediterráneo para construir, entre todos, sociedades más justas y cohesionadas. Este objetivo sólo es asumible mediante la suma de esfuerzos, de ahí la importancia de nuestra alianza con la Unión por el Mediterráneo. La alianza con la UpM también ratifica y consolida el apoyo de la Obra Social “la Caixa” al desarrollo euromediterráneo. En este sentido, desde el año pasado la entidad impulsa la MED Confederation, una alianza para situar el Mediterráneo en la economía global, junto con entidades de Bélgica, Francia, Marruecos, Egipto, Túnez y Turquía. Su objetivo es promover la cooperación socioeconómica en la zona para que esta región tenga una mejor posición económica, comercial y social en un mundo globalizado. Según datos del Banco Mundial (BM), la orilla sur y este del Mediterráneo (270 millones de habitantes) necesita crear hasta el año 2020 más de 62 millones de puestos de trabajo si quiere dar salida laboral a la generación de jóvenes más numerosa de su historia.  En una economía globalizada con un importante peso del transporte marítimo, la posición del Mediterráneo como nexo entre tres continentes le hace recuperar centralidad. Sus recursos naturales (en la zona euromediterránea se encuentra el 5,8 % de las reservas de petróleo mundiales y el 8,4 % de las de gas) y su proximidad a las reservas de hidrocarburos la convierten en la región de tránsito de energía más importante del mundo. La combinación de mercados maduros y emergentes, países con tecnología de nivel medio y avanzada, y economías intensivas en mano de obra y capital supone una enorme complementariedad entre las orillas norte y sur del Mediterráneo. Además, estos países cuentan  con sociedades civiles dinámicas, con nuevos liderazgos por parte de los jóvenes y las mujeres, en proceso de plena transformación política y social.