PUBLICIDAD

Iberdrola

La importancia de fortalecer el sector de la Defensa

La seguridad y la industria de la defensa de España y la UE en el escenario actual fueron los principales temas tratados en el XX Foro de Aesmide
aesmide-defensa-industria-seguridad-otan-ue-españa-amparo-valcarce

PHOTO/ATALAYAR  -   Amparo Valcarce

La Asociación de Empresas Contratistas con las Administraciones Públicas (Aesmide) celebró su 20º Foro anual bajo el título “Retos de la industria española en el marco europeo de la defensa” en el que importantes representantes de la esfera política, militar y de la base industrial y tecnológica dieron las claves sobre el importante sector de la defensa y la seguridad en España y Europa, sobre todo en un momento de incertidumbre y tensión como el actual marcado por la invasión rusa de Ucrania y la crisis energética y económica que se atraviesa actualmente.

En el evento se presentaron y debatieron asuntos de calado relacionados con la actualidad internacional y la colaboración público-privada, sobre todo en materia de defensa y seguridad. Más de dos años después de la pandemia y en medio de la actual fase de recuperación económica y del esfuerzo realizado por la Unión Europea (UE) para generar los fondos de recuperación, encontramos ahora un nuevo escenario mundial que afecta a la defensa, la seguridad, la soberanía y la economía de las naciones. 

En este escenario, las instituciones públicas y las compañías privadas deben acometer varios asuntos y temas por resolver. Ante esto, en el Foro de Aesmide se analizaron asuntos interesantes como la Defensa europea, la importancia de la cadena de valor integrada, la posición de la industria en el ámbito de defensa europea y los retos en la contratación pública y en la financiación. Todo ello a través de la participación de personalidades importantes de la política, la Administración, del mundo empresarial y de la esfera militar. 

aesmide-defensa-industria-seguridad-otan-ue-españa
PHOTO/ATALAYAR - Gerardo Sánchez Revenga

Gerardo Sánchez Revenga, presidente de Aesmide, ejerció de anfitrión de un cónclave que reunió a personalidades relevantes, como la secretaria de Estado de Defensa, Amparo Valcarce, quien abrió el turno de ponencias bajo el lema “Esfuerzo inversor en la base industrial y tecnológica de la Defensa” poniendo el énfasis en la “revolución acelerada geopolítica” y la crisis que se vive potenciada por la guerra de Ucrania, la cual ha “cambiado los objetivos estratégicos”. 

Amparo Valcarce destacó el aumento del presupuesto para Defensa del Gobierno presidido por Pedro Sánchez, justo en este momento de incertidumbre, inestabilidad y amenaza a la seguridad. El objetivo del Ejecutivo es llegar en 2029 al 2% del Producto Interior Bruto (PIB) para Defensa, como comentó Amparo Valcarce, quien resaltó que para 2023 ya se ha presupuestado el 1,2% a este menester, lo que supone un “esfuerzo titánico”. La secretaria de Estado manifestó que la industria de defensa debe responder a la necesidad actual del incremento de inversión en defensa, como demanda actualmente la sociedad que contempla el difícil panorama que existe actualmente. La secretaria de Estado también apuntó que la base industrial y tecnológica debe ser “puntera”.

aesmide-defensa-industria-seguridad-otan-ue-españa-amparo-valcarce
PHOTO/ATALAYAR - Amparo Valcarce

El objetivo está claro, “fortalecer el sector industrial de la Defensa”, con una relación fluida entre la Administración y las empresas del sector. Amparo Valcarce dejó patente que “debemos hacer de la política de Defensa una política de Estado”, otorgando gran relevancia al asunto de seguridad. El presupuesto para la modernización del sector en España alcanza los 4.902 millones de euros, lo que ha generado un aumento de más de 22.000 empleos. Un incremento presupuestario del 28,5%, como recordó la representante gubernamental. 

Amparo Valcarce sí reclamó una mayor política de Defensa europea y destacó el último concepto de Brújula Estratégica implantado en la UE que ha propiciado un aumento de la inversión en seguridad. La secretaria de Estado también animó a la industria de defensa española y a sus empresas a aprovechar la inercia de la Brújula Estratégica y la próxima presidencia española de la UE por las oportunidades que representan. 

La secretaria de Estado de Defensa también señaló que la política industrial del Ministerio de Defensa de España potencia el desarrollo militar y tecnológico y es clave por el retorno económico que genera al propiciar la creación de puestos de trabajo. 

A continuación, el turno fue para Manuel Selas González, subdirector general de Asuntos Internacionales de Seguridad del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, quien protagonizó la ponencia “El futuro de la política de apoyo de la UE a la base industrial de la Defensa”. Su exposición comenzó señalando el origen de la política común de Defensa, marcado por conflictos como el de la antigua Yugoslavia, la guerra de Irak o las brechas transatlánticas. 

aesmide-defensa-industria-seguridad-otan-ue-españa
PHOTO/ATALAYAR - Manuel Selas

Manuel Selas indicó que la UE debe ser actor global de seguridad y tiene que contar con los medios para ello, siendo “necesaria” una importante industria de defensa. El representante de la Administración también señaló que la Estrategia Global de Seguridad de 2016 potenció la industria defensiva, la cual es “esencial” para la UE como actor global. Uno de los retos para el subdirector general es el de “gestionar la unidad” para trabajar en común a pesar de que se puedan tener planteamientos diferentes. “En Defensa no puedes ir solo”, resaltó. 

Manuel Selas también comparó la Brújula Estratégica europea con el Concepto Estratégico de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), el cual está más asentado ya que tiene una estructura afianzada de varias décadas. El propio Selas indicó que el objetivo que se marca ahora es el de saber a qué crisis o conflictos acudir, cómo conseguir los medios para ello y con quién debe ir la UE para afrontar estas crisis. El representante del Ministerio de Asuntos Exteriores también recalcó la importancia de la colaboración entre la UE y la OTAN, que es fundamental para España, y remarcó la relevancia de la “nueva oleada” de apoyo a la base industrial y tecnológica de Defensa. 

El subdirector general de Asuntos Internacionales de Seguridad del Ministerio también afirmó que se debe acercar la oferta y la demanda y resaltó la necesidad de que circule la información rápidamente sobre licitaciones y oportunidades para que las empresas españolas participen en las diferentes propuestas. 

El panorama defensivo europeo fue tratado en la siguiente mesa titulada “Retos y perspectivas de la defensa en Europa”, en la que participó el teniente general retirado Juan Montenegro Álvarez de Tejera, asesor de Defensa, quien apuntó que existen oportunidades de negocio para la industria de defensa, siempre que haya voluntad política. 

Juan Montenegro Álvarez de Tejera hizo referencia a la invasión rusa de Ucrania, que para él se lleva planeando años, por lo menos desde 2014, y explicó que la entrada de Finlandia y Suecia en la OTAN por miedo a Rusia es un fracaso de la política de Defensa de la UE porque ambos países se sienten más seguros al amparo de la Alianza Atlántica. El teniente general también remarcó que la UE necesita el vínculo transatlántico con Estados Unidos para estar seguros. Por otro lado, explicó que las motivaciones rusas para la invasión tienen que ver con la ampliación de la OTAN hacia el este de Europa y con la necesidad que tiene Rusia de sentirse una potencia mundial y mantener su estatus. 

aesmide-defensa-industria-seguridad-otan-ue-españa
PHOTO/ATALAYAR - Juan Montenegro Álvarez de Tejera

En cuanto al curso de la guerra, Montenegro Álvarez de Tejera dijo que Ucrania ha mejorado muchísimo en cuanto a la defensa de su espacio aéreo y de su espacio electromagnético y respecto a su campaña de información, que ha hecho que todos nos adhiramos a su causa. Además, manifestó que no está claro que Estados Unidos pueda convencer a Ucrania para negociar ya que el Ejército ucraniano le está ganando la guerra al ruso gracias al apoyo occidental en cuanto a material militar y apoyo de inteligencia y están ahora “lanzados”. 

El teniente general retirado también indicó que la estrategia estadounidense de alcanzar una alianza global extendiéndose al Indo-Pacífico contra China ahora queda aparcada por la guerra en Ucrania, lo cual beneficia al gigante chino. 

Juan Montenegro Álvarez de Tejera también señaló que ahora hay que contar con importantes reservas estratégicas de material militar y armamento por el conflicto en territorio ucraniano, donde ha ido a parar una parte importante de los recursos, y que el futuro de la industria de defensa está en Europa. “Necesitamos una industria europea para suministrar y reponer lo que se destina a Ucrania”, explicó. 

Por último, pidió que Italia y España participen más en la política de Defensa europea frente al conflicto que protagonizan Alemania y Francia que anteponen intereses. Son estos cuatro países, los de más peso en la UE tras la salida de Reino Unido, los que deben ponerse de acuerdo. 

Posteriormente, Gerardo Sánchez Revenga moderó el debate que llevaba como título “Cómo adaptarse a los nuevos retos”, en el que participaron representantes de Defensa, de la Administración y del sector empresarial ligado a la defensa y seguridad como Miguel Pardo González, secretario de la Junta Consultiva de Contratación Pública del Estado, el general de División José Luis Sánchez Martínez, director general de Asuntos Económicos del Ministerio de Defensa, Carlos de Cos, CEO de FECSA, Josep Aracil, director de Gobierno y Servicios Públicos de INETUM, y David Ayala Galán, director general de EINSA.

aesmide-defensa-industria-seguridad-otan-ue-españa
PHOTO/ATALAYAR - Miguel Pardo González, José Luis Sánchez Martínez, Josep Aracil, Carlos de Cos y David Ayala Galán,

Todos coincidieron en la necesidad de la colaboración público-privada para potenciar y reforzar la industria de defensa y proveer a las Fuerzas Armadas españolas. Aunque también remarcaron las dificultades que existen en varios países europeos para que las compañías españolas puedan acceder a sus licitaciones públicas debido al oscurantismo existente y a los obstáculos que se plantean de repente a pesar de cumplir con los requisitos establecidos. Algo que no pasa tanto en España porque tiene un sistema más garantista a la hora de la contratación pública. 

El final del evento lo protagonizó José Ignacio Echániz, presidente de la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, quien empezó su alocución resaltando lo mucho que afecta la guerra de Ucrania y la necesidad que existe actualmente de reforzar la seguridad, reducir la dependencia energética y obtener una mayor soberanía económica. 

José Ignacio Echániz resaltó que España persevera en el vínculo transatlántico y destacó positivamente el aumento del presupuesto en Defensa, destinándose a ello ahora el 1,2% del PIB, una materia en la que existe consenso entre el Gobierno y la oposición. 

El diputado del PP manifestó que es importante modernizar más las Fuerzas Armadas y seguir invirtiendo en Defensa, algo que genera además empleos de alta cualificación. Con unas cifras que actualmente llegan a los 176.000 puestos de trabajo en el sector de la Defensa. 

José Ignacio Echániz destacó la importancia de la colaboración público-privada y además pidió una mayor externalización de los servicios menos esenciales en la búsqueda de una mayor competitividad. También habló de la disuasión, la seguridad y la defensa como bases para proteger la nación y cumplir con los compromisos de la UE. “España debe trabajar por la autonomía estratégica, que va de la mano de la colaboración con la industria de defensa”, sentenció Echániz.