La nueva Comisión Europea: puntos clave

La Comisión Von der Leyen: La candidata a presidenta de la Comisión presentó el 10 de septiembre su propuesta de Colegio de Comisarios para los próximos 5 años
Presidenta de la Comisión Europea, Germán Ursula von der Leyen, en una conferencia de prensa para anunciar los nombres de los nuevos comisarios europeos en la Comisión Europea en Bruselas

AFP/KENZO TRIBOUILLARD  -   Presidenta de la Comisión Europea, Germán Ursula von der Leyen, en una conferencia de prensa para anunciar los nombres de los nuevos comisarios europeos en la Comisión Europea en Bruselas

El Parlamento inicia su examen. Tras recibir las nominaciones a Comisario por cada Estado miembro, Von der Leyen diseñó una distribución de carteras en una estructura novedosa. Los candidatos debían comparecer individualmente en el Parlamento Europeo entre el 30 de septiembre y ayer mismo. Una vez aceptada cada candidatura individualmente, el Pleno del Parlamento Europeo votará la propuesta conjunta el 23 de octubre. Solo entonces el Consejo Europeo podrá proceder al nombramiento oficial. Salvo sorpresa, el mandato de la Comisión von der Leyen se inicia el 1 de noviembre. 

Equilibrios políticos y nacionales. Con un candidato por cada Estado miembro (salvo Reino Unido, que no ha nominado), los socialistas lideran 10 carteras, seguidos por conservadores (9) y liberales (6). Los verdes y los euroescépticos moderados reciben una cada uno. La mayoría no tiene experiencia como europarlamentario, pero sí como ministros nacionales y un tercio ya ha sido Comisario. Francia y una renovada Italia han recibido carteras importantes, mientras que el Grupo de Visegrado y el Reino Unido salen perjudicados por el reparto. 

Una Comisión ágil centrada en los retos. El objetivo de Von der Leyen ha sido diseñar una Comisión ágil orientada a enfrentar los retos más urgentes (cambio climático, digitalización, defensa) que consoliden la posición de la UE en un entorno geopolítico bipolar, sin verse constreñida por la estructura tradicional de la institución. Un triunvirato de Vicepresidentes Ejecutivos (el socialista Timmermans la liberal Vestager y el conservador Dombrovskis) ejemplifican el apoyo de las grandes familias políticas a Von der Leyen y facilitarán la coordinación entre los Comisarios y con las Direcciones Generales. 

Logros. La casi perfecta paridad y la asignación de carteras muy relevantes a mujeres son leídas como logros. Lo mismo ocurre con la importancia dada a la política medioambiental y la capacidad para articular equilibrios territoriales en la distribución de carteras. 

… y críticas. Las innovaciones organizativas han recibido críticas por su aparente fragmentación. La creación de una cartera para “la protección del modo de vida europeo” ha generado controversia, hasta el punto de ser leída como un logro del populismo de derechas. 

Clima, digitalización, economía y defensa. Las carteras más relevantes, vinculadas a los retos principales de la UE, son la European Green Deal (cambio climático, dirigida por Timmermans), Europa digital (dirigida por la combativa Vestager, que conservará Competencia, para mayor suspicacia de las grandes empresas tecnológicas) y Economía (Dombrovski). La asignación de la cartera relativa a defensa, industria y espacio a la francesa Goulard es leída como una victoria de Macron y como el deseo de que la UE asuma una mayor responsabilidad en su propia defensa. 

El Parlamento exhibe músculo. El Parlamento está haciendo valer su fuerza en el proceso de evaluación de los candidatos, en parte como desagravio frente a la decisión del Consejo Europeo (y especialmente Francia) de hacer valer sus intereses en la elección de los tops Jobs Hungría y Rumanía se han visto ya obligadas a volver nominar a sendos candidatos después de que el Parlamento rechazase sus propuestas originales antes incluso de la primera audiencia. El candidato polaco ha sido sometido ya a una segunda audiencia y la francesa Goulard puede serlo de nuevo mañana mismo. 

Brexit. Los próximos días serán claves. Los escasos avances que el Reino Unido ha mostrado con relación a la cuestión irlandesa hacen a la Unión Europea muy reticente a dar más pasos. Si antes del próximo martes no hay un acercamiento, el escenario se complicará todavía más. 

Guerra comercial. El nuevo mandato de la Comisión se iniciará en un contexto de intensificación de las turbulencias comerciales. La recién anunciada imposición de aranceles a Europa por la Administración estadounidense y el previsible colapso de la OMC a finales de este año chocan con la ambición de la política comercial europea. El futuro comisario de Comercio ya ha anunciado que la UE no se amilanará ante la política arancelaria estadounidense o las inversiones chinas. 

Futuros escollos a la integración. Los intereses creados harán difícil una reforma de la PAC, necesaria para consolidar la nueva agenda climática. Las resistencias nacionales (Alemania, Liga Hanseática) a una fiscalidad expansiva rebajarán las expectativas por disminuir las desigualdades y la falta de acuerdo para completar la Unión Económica y Monetaria expone a la Unión al impacto de una próxima crisis. Será a este problemático vecindario al que Macedonia del Norte y Albania están más cerca de acceder tras la reciente luz verde del Parlamento alemán. 

El principal reto de Lagarde. La inminente desaceleración (casi recesión en Alemania a Italia) explica la decisión del BCE de impulsar otro gran programa de estímulo monetario. La decisión ha sido recibida con críticas externas por Estados Unidos y con una preocupante división interna liderada por Alemania dentro el propio BCE. El muy reducido margen de maniobra hará sin embargo de la creatividad en política monetaria y del impulso a una política fiscal coordinada el principal reto de la futura presidenta Lagarde. Las reticencias de Alemania a la expansión fiscal y a un presupuesto europeo dificultarán esta tarea. 

ESPAÑA EN EUROPA 

Sánchez y España. El impulso inicial de España en el escenario europeo se ha visto erosionado recientemente por dos factores: la incapacidad de Sánchez para formar gobierno y la incertidumbre derivada, junto con una posible desaceleración ante la crisis. Las grandes esperanzas creadas hace unos meses se han debilitado en las últimas semanas. 

Ciudadanos. Las relaciones de Ciudadanos con sus aliados europeos no han dejado de complicarse. Tras las críticas a sus acuerdos con la extrema derecha, la salida de Nart y las tensiones con Garicano han acentuado el problema. Ciudadanos sugirió incluso votar en contra del Comisario de Justicia propuesto, el belga Reynders, de su mismo grupo, en caso de no obtener garantías de cambios en el mecanismo de euroórdenes. Reynders mostró cierta voluntad de hacer dichos cambios. 

Borrell aprueba. El candidato a Alto Representante para la Política, Josep Borrell, recibió ayer la luz verde del Parlamento. La existencia de una sanción por parte de la CNMC y las dudas sobre su compromiso con el nuevo cargo no han impedido que finalmente haya superado la audiencia parlamentaria.