Las constructoras españolas arriesgan 100.000 millones en EEUU si hay recesión

El riesgo de recesión y las elecciones presidenciales incordiaría la inversión; ACS, Ferrovial y OHL han pujado por proyectos que podrían retrasarse
Una de obra de Ferrovial

REUTERS/SUSANA VERA  -   Una de obra de Ferrovial

El sector constructor español otea el año 2020 con relativo optimismo, pese a las tormentas que muchos expertos dicen que se avecinan, como la amenaza de recesión global. Todo ello, debido a que, precisamente, Estados Unidos tiene una serie de proyectos de obras de carreteras y ferroviarias que en su conjunto suman 100.000 millones de euros, aproximadamente. Unas inversiones por las que ACS, Sacyr, Acciona o Ferrovial pueden verse afectadas.

En estos momentos, el país norteamericano tiene una gran lista de proyectos relacionados con las infraestructuras y la construcción que están en diferentes fases de desarrollo y que, en principio, se iniciarán durante los dos próximos ejercicios. Así lo estima Willis Towers Watson (WTW), aseguradora relevante en este tipo de previsiones, que destaca que el mercado estadounidense brinda grandes oportunidades a las empresas españolas. Sobre todo, a aquellas que tienen experiencia y buen historial dentro del país.

Entre las inversiones más potentes dentro del país estadounidense se encuentran las obras de ferrocarriles y la renovación de buena parte de la planta aeroportuaria de Estados Unidos. Unos proyectos que, según estima la aseguradora, pueden ascender hasta los 100.000 millones de euros.

Intermediarios

Este intermediario, que tiene bastante actividad en los grandes proyectos de construcción norteamericanos, señala que nos encontramos ante un momento “clave” cuando falta menos de un año para que se dé el pistoletazo de salida a la carrera presidencial. Con todo, eso no empañará estos planes que ya están en vías de iniciación.

De este modo, uno de los grandes activos para los inversores se encuentra en el estado de Nueva York, que está renovando su red de ferrocarril metropolitano. Tiene la necesidad de mejorar las conexiones entre Manhattan y el resto de los distritos residenciales que están alrededor de la Gran Manzana.

Junto con el plan de más de 50.000 millones de la autoridad metropolitana (MTA), sobresale el túnel ferroviario bajo el río Hudson que conecta Nueva York con Nueva Jersey, una nueva infraestructura que discurre en paralelo al paso que explota la compañía ferroviaria Amtrak en la actualidad.

Este nuevo túnel y la reparación de los existentes conlleva inversiones de más de 10.000 millones de dólares. En estos momentos el proyecto está en fase de estudio de ingeniería y tiene la necesidad del respaldo económico federal, además de autorizaciones regulatorias antes de que pueda licitarse.

En este sentido, parece que ACS, Ferrovial, Acciona o Sacyr están entre las mejor posicionadas para llevarse el gato al agua, según fuentes consultadas. Sin ir más lejos, la compañía que preside Florentino Pérez, a través de su media docena de filiales en el país, facturó hasta septiembre 12.062 millones de euros, el 41% de la cifra de los ingresos totales del grupo. Aun así, una de las barreras de entrada más importantes es el sistema de aseguramiento y avales de los proyectos, que se conoce como bonding.

La cartera de obras pendientes

Con todo, los cinco grandes grupos, ACS, Acciona, FCC, Ferrovial y Sacyr, terminaron los seis primeros meses del ejercicio con un aumento del 4,6% respecto a diciembre y un 1,1% sobre el 30 de junio de 2018 en cuanto al volumen de proyectos e ingresos procedentes del extranjero. Unos números que no incluyen la cartera del área de Servicios de Ferrovial que el grupo ha puesto en venta y que es de 18.500 millones de euros.

Al término del mes de junio, la cartera exterior suponía más de 136.000 millones de euros, un 6% más que en diciembre y casi un 7% más que en el primer semestre de 2018. En porcentaje, las adjudicaciones exteriores han aumentado en cerca de cuatro puntos en un ejercicio, hasta una media del 72%.