Lecciones desde Europa para América Latina contra la COVID-19 

CAF, el banco de desarrollo de América Latina, organiza una sesión virtual para analizar las medidas tomadas contra la pandemia en el viejo continente
Imagen que muestra los participantes en el debate virtual organizado por CAF, el banco de desarrollo de América Latina

 -   Imagen que muestra los participantes en el debate virtual organizado por CAF, el banco de desarrollo de América Latina

Cuando Europa comienza a desconfinarse y los comercios empiezan a abrir, América se convierte en el epicentro mundial de la pandemia. Con el objetivo de recoger las lecciones que el viejo continente ha aprendido, y que pueden servir de ejemplo para Latinoamérica, CAF ha organizado este lunes una sesión virtual.  

La pandemia ha llegado a Europa en un momento muy complicado, inmerso en diversas turbulencias políticas y aún lamiéndose las heridas de la última crisis financiera. “La llegada del virus ha pillado a los Gobiernos por sorpresa. Además, se empezó a extender por lugares densamente poblados y con una población envejecida”, ha explicado José Antonio Belaúnde, representante de CAF en Europa.  

Italia y España, dos de los países más afectados por la pandemia, han lanzado en las últimas semanas sus planes de desconfinamiento para ir abriendo paulatinamente la economía. “La crisis sanitaria se empieza a superar y ahora debemos hacernos cargo de la crisis económica. Tenemos que minimizar los efectos de haber paralizado durante dos meses el sistema productivo”, ha señalado Juan Carlos Martínez, profesor de Economía del IE Business School.  

Para ayudar a las empresas a sobrevivir tras este prolongado parón, España ha puesto en marcha diversas líneas de financiación mediante préstamos y avales para ayudar a las empresas. “Es necesario inyectar dinero en la economía para que las compañías puedan salir adelante. Hay que recordar que gran parte del tejido productivo de España está conformado por empresas muy pequeñas”, ha indicado durante su intervención Judith Arnal, responsable del gabinete técnico y de análisis financiero de la Secretaría General del Tesoro de España.  

Todos los Gobiernos europeos están tomando decisiones similares con el objetivo de rescatar a sus empresas. “El problema es que los países del norte tienen un mayor margen fiscal para echar una mano a las compañías y esto va a provocar una distorsión de la competencia”, ha alertado Arnal. Juan Carlos Martínez ha explicado que el mayor error de Europa fue minimizar la importancia del virus al inicio de la pandemia. “Nunca pensamos que iba a salir de China y cuando llegó a Italia todos los Gobiernos europeos se confiaron en que no era necesario tomar duras medidas de confinamiento como en Asia. Además, tampoco estábamos preparados para disponer del suministro de material médico necesario”, ha asegurado.  

Este docente universitario se muestra pesimista con la posición que ocupará Europa tras la pandemia. “China y Estados Unidos salen como las grandes potencias y la posición geopolítica de los europeos ha quedado muy dañada. Volvemos a un mundo bipolar y la pugna entre dos grandes países nos acompañará a lo largo de esta década y de la siguiente”, ha pronosticado.  

Algunos países de América Latina, como Perú, que confinó a su población el 16 de marzo, actuaron con rapidez, pero han tenido muchos problemas para que la población respete la obligación de quedarse en casa. “Hay personas que, si no salen de su casa, no comen. No les puedes pedir que estén encerrados. No es como en Europa”, ha explicado el representante de CAF en Europa.  

Mientras, Brasil se ha convertido en el epicentro de la pandemia en América Latina y parece que el pico de contagios está aún lejos de alcanzarse. Belaúnde afirma que América Latina, a diferencia del viejo continente, tiene un gran problema con el empleo informal y que la pérdida de ingresos de las familias está siendo brutal.  “Aún estamos muy lejos de empezar a abrir la economía, a pesar de los esfuerzos que están llevando a cabo muchos Gobiernos”, ha lamentado.