PUBLICIDAD

Marruecos

Libia escenifica una sesión parlamentaria “crucial”

Ante las demandas del cambio gubernamental, Libia protagoniza un nuevo episodio parlamentario con el objetivo de trazar los primeros pasos de la nueva hoja de ruta
parlamento-libia-pleno

 -  

El Parlamento de Libia se prepara para la celebración de una sesión parlamentaria que tildan de “crucial”. Casi un mes después de la suspensión de las elecciones que se deberían haber celebrado el pasado 24 de diciembre, el país afronta un escenario político que no deja de situarse en la cuerda floja.

Las críticas y los ataques contra el Gobierno de Unidad Nacional (GNA), presidido por Abdul Hamid Dbeibé no han dejado de acrecentarse. Los últimos casos de corrupción, en los cuales su gobierno se ha visto involucrado, no han ayudado a que su política consiga estabilizarse. Así, el nuevo pleno parlamentario se produce en un momento marcado por el aumento de la crispación social ya que no son pocos los civiles que piden la destitución del gobierno tanto por acusarle de corrupto como por la reciente crisis salarial existente en el Ejército. Este último trance se produce después de que el gobierno no cumpliera con lo dispuesto en el Capítulo uno de los presupuestos, lo que correspondería a los sueldos de los funcionarios del Ejército.

dbeibe-libia-gobierno

Y es que hace menos de una semana la crisis salarial volvió a estallar después de que el Ejército anunciase la suspensión de los salarios de las Fuerzas Armadas por orden de Dbeibé. Estos, liderados por Haftar y con el respaldo de Rusia, aseguran que el crudo “ha vuelto a bombear” a través de la Corporación Nacional del Petróleo.

En otra instancia las tropas libias que controlan “la media luna petrolera”, una zona rica en campos petroleros que se distribuyen entre Tobruk y Sidra, dieron al gobierno de Dbeibé hasta el domingo como fecha límite para pagar los salarios de las Fuerzas Armadas. En caso de no recibir ningún tipo de remuneración, detendrán la exportación del petróleo a sus áreas correspondientes, una amenaza que pone al Gobierno contra las cuerdas.

mercenarios-militares-libia

El diputado Mohamed al-Abani señaló que durante la sesión se discutirán “las propuestas del comité de la hoja de ruta”, de las cuales ya predijo un gran desacuerdo entre los legisladores dadas las diferencias de opinión entre todas las partes. Sobre la formación de un nuevo gobierno que lidere la siguiente fase, el diputado libio indicó que se discutiría, pero “en otras sesiones”.

Por su parte, el miembro del Comité de Defensa de la Cámara de Representantes, Ali Al-Takbali indicó que esta primera sesión había sido “tormentosa”, acrecentada aun más por la presencia de los opositores al gobierno. Al-Takbali denuncia además que la verdadera crisis viene derivada de “la presencia de las milicias”, tropas que “deben ser desmanteladas” para que el país consiga protagonizar un cambio político y social real.

general-haftar-libia

Por otro lado, la enviada especial de la ONU para Libia, Stephanie Williams, afirmó que establecer un nuevo gobierno de Transición en Libia “no beneficiaría en nada las perspectivas del país” y defiende la creación de las instituciones de manera democrática, tomando la vía de las elecciones.

El Consejo enfrenta así una serie de retos que no son fáciles de atajar. La crisis política que enfrenta el país es solo uno de los principales problemas que atraviesa Libia, lo que se traduce en la dificultad por la celebración de unas elecciones, algo que el pueblo lleva esperando demasiado tiempo.

cascos-azules-onu

A esto, las consecuencias sociales y económicas de la guerra civil siguen estando latentes entre la sociedad. Este conflicto contó, además, con la particularidad de haberse convertido en una suerte de “guerra privada” ya que los mercenarios protagonizaron un enfrentamiento que ha dejado más de 15.000 heridos y ha obligado a más de 140.000 personas a abandonar sus domicilios, según los datos que ofrece la ONU.

Además, los vastos recursos con los que cuenta Libia, sobre todo en lo que corresponde al petróleo y al gas, llamó la atención de las potencias extranjeras que decidieron involucrarse en la guerra civil. Ahora como ha ocurrido en países como en Siria, el conflicto bélico ha derivado en una guerra de poderes en la que están implicadas Turquía y Rusia.

 benghazi

Desde que el pasado octubre la ONU anunciase un “alto el fuego” en el país, Libia ha tratado de dar pasos históricos en pro de conseguir una resolución al conflicto, un enfrentamiento que se adentraba ya en su décimo aniversario. En el acuerdo, firmado entre las facciones enfrentadas, se comprometían a que los mercenarios tanto como los combatientes extranjeros debían abandonar el país en los próximos tres meses, algo que todavía no se ha efectuado.

Asimismo, la suspensión de los comicios ha mermado el optimismo que la población había depositado en conseguir una Libia democrática.