PUBLICIDAD

Iberdrola

Los mensajes positivos desde Berlín abren una nueva etapa en las relaciones marroquíes-europeas

Alemania se consolida como un nuevo aliado de Rabat, sumándose a otros países como Estados Unidos, Reino Unido o Israel
alemania-marruecos

 -  

Antes de que de finalizase el 2021, Marruecos decidió enviar de nuevo a la embajadora Zehour Alaoui a Berlín después de que el Gobierno alemán presidido por Olaf Scholz expresara su apoyo a la propuesta marroquí para el conflicto del Sáhara. Tras el inicio del nuevo año, persisten los esfuerzos alemanes por fortalecer los vínculos con Rabat. 

Frank-Walter Steinmeier, presidente alemán, ha invitado al rey Mohammed VI a Alemania para realizar una visita de estado con el objetivo de sellar “una nueva asociación entre los dos países”. También, al igual que hizo el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán en diciembre, ha respaldado el plan marroquí de autonomía para el Sáhara, considerándolo “como un esfuerzo, creíble y una buena base para llegar a un acuerdo”. Asimismo, Steinmeier ha elogiado los “enfoques innovadores en la lucha contra el cambio climático y la transición energética” desarrollados por Rabat.

Canciller Olaf Scholz
Canciller Olaf Scholz

Varios expertos han señalado que la nueva posición de Berlín hacia el Reino refleja una postura europea destinada a profundizar las relaciones de asociación con Rabat teniendo en cuenta sus intereses nacionales y su seguridad nacional. Amine Sossi Alaoui, analista político marroquí, califica el mensaje de Steinmeier como “una prueba de que las políticas futuras estarán en armonía con el contexto actual y tratarán a Rabat como un socio estratégico con sus propios compromisos”.

Además, Alaoui considera que el giro en la política exterior alemana respecto a Marruecos responde a un intento de Berlín por “preservar sus intereses, especialmente desde que las alianzas internacionales de Marruecos se han vuelto fuertes, diversificadas y muy populares dentro y fuera de la Unión Europea”. Entre los principales aliados de Rabat se encuentran potencias clave como Estados Unidos y Reino Unido. También con Israel ha intensificado su alianza desde que ambos países anunciaron la reanudación de relaciones diplomáticas en diciembre de 2020. Desde entonces, Tel Aviv y Rabat han cooperado en cuestiones de seguridad y defensa.

PHOTO/AP - El ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita, habla con los periodistas mientras el asesor principal de la Casa Blanca, Jared Kushner, se encuentra a la derecha, en la casa de huéspedes junto al palacio real en Rabat, Marruecos
PHOTO/AP - El ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita, habla con los periodistas mientras el asesor principal de la Casa Blanca, Jared Kushner, se encuentra a la derecha, en la casa de huéspedes junto al palacio real en Rabat, Marruecos

En este sentido cabe destacar la labor de Francia para fortalecer la asociación con Marruecos, “especialmente a la luz de su tensa relación con el régimen argelino”, indica el periodista marroquí Muhammad Mamouni Al Alawi en el medio Al-Arab. “El compromiso de Francia y Alemania con Marruecos tiene en cuenta la necesidad europea del papel de Rabat en cuestiones de seguridad e inmigración”, explica. Por el momento, el embajador marroquí en Francia, Mohamed Benchaâboun, ya se ha reincorporado a su cargo en París. El exministro de Finanzas tendrá como objetivo afianzar la asociación estratégica franco-marroquí mientras lidia con algunos obstáculos que han tensado los lazos entre ambos países en los últimos meses, como la decisión de París de reducir el número de visados para los nacionales de Argelia, Marruecos y Túnez. 

Tras las declaraciones por parte de las autoridades alemanas, Rabat espera fortalecer sus relaciones con París, y especialmente ahora que Francia preside el Consejo de la Unión Europea. Al Alawi considera que “las condiciones inestables en el resto de países del norte de África y la dificultad de llegar a acuerdos ejecutables con ellos hacen de Marruecos el principal socio de Europa en la región”. Para el Elíseo, a pesar de las controversias del pasado, Marruecos continúa siendo un socio clave de la UE, sobre todo en materia migratoria, lo que podría indicar que durante su presidencia trabajará para estrechar los vínculos comunitarios con Rabat. 

macron mohammed vi
Emmanuel Macron y Mohammed VI

También podrían mejorar los lazos con España después de la brecha diplomática provocada por la entrada de Brahim Ghali al país y la posterior crisis migratoria en Ceuta. A finales de diciembre el presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Eduardo de Castro, ya abrió la puerta a una posible reconciliación. "Me considero optimista en las relaciones con Marruecos y confío en que, aunque hay aspectos que mejorar, también existe una voluntad clara de cooperación estrecha”, declaró en su discurso de Navidad. Asimismo, expresó su deseo de que en 2022 “se recuperen las buenas relaciones que siempre deben existir entre países vecinos”. No obstante, la sustitución de Arancha González Laya por José Manuel Albares como ministro de Asuntos Exteriores, ya supuso un importante paso para desarrollar un acercamiento