Los secesionistas del sur reconquistan Aden, la sede provisional del Ejecutivo de Al-Hadi

El Consejo Transicional Sureño se ha hecho con el control de la ciudad 24 horas después de haber sido tomada por el Gobierno
Los separatistas yemeníes han recuperado el control total de la capital interina, Adén, tras los enfrentamientos con las fuerzas gubernamentales que se retiraron de la ciudad portuaria meridional, dijeron funcionarios de seguridad de ambas partes

AFP/NABIL HASAN  -   Los separatistas yemeníes han recuperado el control total de la capital interina, Adén, tras los enfrentamientos con las fuerzas gubernamentales que se retiraron de la ciudad portuaria meridional, dijeron funcionarios de seguridad de ambas partes

La ciudad portuaria de Aden, localiza en el suroeste de Yemen, se ha convertido en un auténtico campo de batalla donde pugnan por el control las tropas gubernamentales del Gobierno de Abd Rabbuh Mansur al-Hadi y las fuerzas separatistas del sur, dirigidas por el Consejo Transicional Sureño (STC, por sus siglas en inglés) y entre las que se integran el Cinturón de Seguridad, un cuerpo apoyado y entrenado por Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Hace apenas unas horas, el STC anunció que habían reconquistado Aden, tan solo 24 horas después de que el Ejecutivo de Al-Hadi comunicara que sus tropas se habían hecho con el control. En esta línea, el Cinturón de Seguridad ha asegurado que “tienen el control total de los distritos de Aden, así como de las entradas a la ciudad”. 

Separatistas del sur patrullan una carretera durante los enfrentamientos con las fuerzas gubernamentales en Adén, Yemen, el 29 de agosto de 2019
REUTERS/FAWAZ SALMAN - Separatistas del sur patrullan una carretera durante los enfrentamientos con las fuerzas gubernamentales en Adén, Yemen, el 29 de agosto de 2019

Las informaciones anteriores relativas al conflicto explicaban que, este miércoles, “las fuerzas del Gobierno yemení reconocido internacionalmente arrebataron a los separatistas sureños el control de Zinyibar, capital de la provincia sureña de Abián”, por lo que, a continuación, se dirigían hacia Aden, sede provisional del Ejecutivo de Al-Hadi, forzando a los efectivos secesionistas a replegarse hacia dicha localidad. Ante este avance, las fuerzas del STC se retiraron del palacio presidencial, del banco central y de otros edificios gubernamentales. Sin embargo, permanecieron en los campamentos militares, exponiendo que solo los abandonarían si “el partido Islah, una columna vertebral del Gobierno de Al-Hadi, que EAU califica como una rama de la Hermandad Musulmana Islámica, sea desalojado de las posiciones de poder en el sur del país”.

Lejos de rendirse ante las fuerzas gubernamentales, en un comunicado del Cinturón de Seguridad publicado por la agencia de prensa local, Aden Press, se anunciaba que sus efectivos estaban “listos para limpiar los territorios del sur de todos los elementos terroristas del partido Islah”, concretamente, en la gobernación de Shabwa, Hadramout y Al-Mahara.

Combatientes de la Fuerza del Cinturón de Seguridad entrenada por los Emiratos Árabes Unidos, dominada por miembros del Consejo de Transición del Sur (STC) que busca la independencia del sur de Yemen, patrullan una calle en un área cercana al aeropuerto internacional de Adén
AFP/NABIL HASAN - Combatientes de la Fuerza del Cinturón de Seguridad entrenada por Emiratos Árabes Unidos, dominada por miembros del Consejo de Transición del Sur (STC) que busca la independencia del sur de Yemen, patrullan una calle en un área cercana al aeropuerto internacional de Adén
Los objetivos del Consejo Transicional Sureño

En una nota del Cinturón de Seguridad recogida por Aden Press este jueves, se explica que el enfoque que han seguido las fuerzas secesionistas desde los ataques del 1 de agosto contra sus posiciones – llevados a cabo por las milicias hutíes y los grupos yihadistas Daesh y Al Qaeada – ha sido el de “proteger a los civiles y restaurar la estabilidad”. Esta intención, además, fue “la que llevó a la aceptación del STC de participar en un proceso de diálogo en Jeddah con el Gobierno de Al-Hadi bajo la guía de Arabia Saudí”, una ronda de contactos a la que el Ejecutivo “se negó a participar […] y, en cambio, sobre el terreno, intensificó la situación en la gobernación de Shabwah”. 

Asimismo, el comunicado refleja que “el STC acoge con satisfacción la iniciativa de alto el fuego de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos”. Cabe recordar, en este punto, que la coalición internacional liderada por Arabia Saudí, también denominada coalición árabe, informó este martes día 27 de agosto de que había creado un comité junto a EAU para estabilizar el alto el fuego declarado en la gobernación de Shabwah y Abyan.

Vista general de Adén, Yemen, 12 de agosto de 2019
REUTERS/FAWAZ SALMAN - Vista general de Adén, Yemen, 12 de agosto de 2019

“El alto el fuego ofrece una pequeña oportunidad para recuperar todos los esfuerzos hacia un solución política […] El STC renueva su compromiso con una vía política liderada por la ONU y pedimos a nuestros socios internacionales que redoblen sus esfuerzos en apoyo de un proceso político integral y creíble para abordar el problema del Sur y, por extensión, la crisis yemení […] Estamos listos para debatir con nuestros aliados internacionales nuestra visión del Sur y desempeñar nuestro papel en la reducción de la escalada de violencia y la lucha contra el terrorismo hacia una paz sostenible en la región”, concluye el comunicado.

En este sentido, cabe destacar que el STC, en reiteradas ocasiones, ha mostrado su plena disposición a colaborar con la coalición internacional liderada por Arabia Saudí, país al que consideran un “aliado leal”, en “la lucha contra la expansión iraní en la región”. Estas declaraciones formaron parte de en un mensaje televisado emitido a mediados de agosto realizado por el presidente del STC, Aidarous Al-Zubaidi, quien también anunció que estaban listos “para trabajar de manera responsable con la coalición en el manejo de la crisis y sus consecuencias para mejorar la cohesión del tejido social”. En aquel entonces, comunicó que el STC acudiría a las reuniones convocadas por Riad “con total apertura y confianza en el liderazgo del rey Salman bin Abdulaziz”.

Soldados de Emiratos Árabes Unidos hacen guardia mientras se descargan equipos militares de un avión militar de los EAU en el aeropuerto de Adén, ciudad portuaria del sur de Yemen, el 12 de agosto de 2015
REUTERS/NASSER AWDA - Soldados de Emiratos Árabes Unidos hacen guardia mientras se descargan equipos militares de un avión militar de los EAU en el aeropuerto de Adén, ciudad portuaria del sur de Yemen, el 12 de agosto de 2015
Estados Unidos se suma a la mediación

Tras las informaciones publicadas este miércoles por The Wall Street Journal, donde se revela que Estados Unidos tiene planes de establecer conversaciones directas con los hutíes de Yemen en Omán, este jueves ha se conocido que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, se ha reunido con el viceministro de Defensa saudí, el príncipe Khalid bin Salman. En una nota publicada por el Departamento de Estado consta que “el secretario reiteró el apoyo de Estados Unidos a una resolución negociada entre el Gobierno de Yemen y el STC”. “Tuve una reunión productiva para contrarrestar las actividades peligrosas del régimen iraní. Es muy importante para la unidad, la estabilidad y la prosperidad de Yemen que el Gobierno y el STC resuelvan su disputa”, ha publicado Pompeo en su cuenta de Twitter.

“El divorcio del sur y el norte es la salvación para el pueblo yemení”

El editor jefe de Arab Times y profesor kuwaití, Ahmed Al-Jarallah, escribió un artículo de opinión para Aden Press en el que asegura que “el divorcio del sur y el norte de Yemen es la salvación para el pueblo yemení”. “Yemen ha estado viviendo en un círculo de caos entre el sur y el norte durante unos 150 años. La gente nunca estuvo de acuerdo en una posición específica, especialmente en términos de construir una sola nación. Desde el siglo XIX, Aden ha tenido una vida semi-independiente de Sanaa; incluso los británicos no pudieron unir a las dos partes en el siglo XX. Así, el Sur permaneció independiente, y también el Norte”, expone Al-Jarallah. Cabe recordar que Yemen estuvo dividido en dos países independientes durante gran parte de la Guerra Fría hasta su unificación en la década de 1990.