PUBLICIDAD

Marruecos

Maduro se hace con 20 de las 23 gobernaciones en un nuevo episodio de fraude electoral

La abstención alcanza el 58% reflejando el hastío de una población cansada por el fraude continuo por parte del chavismo
nicolás-maduro-presidente-venezuela

REUTERS/MANAURE QUINTERO  -   El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habla durante una conferencia de prensa en el Palacio de Miraflores en Caracas, Venezuela

Venezuela ha sido testigo cuatro años después de un nuevo domingo electoral en el que, lejos de sorprender a nadie, el chavismo ha materializado un nuevo fraude para consolidar su liderazgo el frente del país. El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se ha hecho con el control de 20 de las 23 gobernaciones, consiguiendo arrebatar a la oposición algunos de los estados más importantes, como es el caso de Táchira, al oeste de Venezuela y paso fronterizo con Colombia. Como no podía ser de otra manera, el partido de Nicolás Maduro mantiene la alcaldía de Caracas, siguiendo la hoja de ruta electoral diseñada desde los despachos chavistas.

La participación de la población venezolana es un fiel reflejo de la legitimidad de unos comicios que apenas han alcanzado el 40% de la participación. Según el Consejo Nacional Electoral (CNE) fueron algo más de ocho millones los que acudieron a las urnas para ejercer su derecho al voto en unos comicios con 70.244 candidatos pertenecientes a 37 partidos distintos. Nicolás Maduro aseguró que Venezuela “tiene un récord mundial en eventos electorales con el mejor sistema electoral; fácil, accesible y auditable”, mientras introducía su papeleta en la urna.

sesión-asamblea-nacional-venezuela
REUTERS/IVAN ALVARADO  -   Asamblea Nacional de Venezuela en Caracas, Venezuela

“Hemos recuperado tres estados que eran de la oposición con votos del pueblo (...) vamos a trabajar con diálogo. Le extiendo mi mano a los gobernadores de la oposición para trabajar con respeto”, decía el presidente cuando se daban a conocer los primeros resultados ofrecidos por el CNE. En esta ocasión, el chavismo trazó los resultados de las elecciones consiguiendo un estado más que en el último fraude del año 2017, cuando se hizo con el control de 19 de las 23 gobernaciones. Nueva Esparta, Cojedes y Zulia son los tres estados en los que Nicolás Maduro ha permitido la victoria de una oposición que ha pedido la abstención de la ciudadanía durante toda la campaña.

maduro-venezuela

Los comicios estuvieron marcados por un ataque paramilitar contra algunos votantes precisamente en una localidad del estado de Zulia, San Francisco. Un hombre de 38 años perdió la vida durante dichos actos, algo a lo que Maduro no sólo no ha dado importancia, sino que ha olvidado por completo al asegurar que “el proceso terminó en paz” y que “no hubo nada que lo perturbara”. Mientras tanto, el presidente interino e internacionalmente reconocido, Juan Guaidó, guardó silencio. Únicamente se refirió a las elecciones la víspera de la jornada electoral afirmando que Nicolás Maduro “seguirá siendo ilegítimo, desconocido y además investigado por la CPI (Corte Penal internacional)”.

“Estamos en dictadura, debemos salir de ella y el llamado es a luchar unidos hasta lograrlo”, añadía Guaidó en su cuenta de Twitter. Sin embargo, la lucha de la que habla el presidente encargado comenzó hace ya casi tres años con más entusiasmo que resultados. Muchos han criticado al que en su día fuese el jefe del parlamento venezolano más joven de la historia del país ya que consideran que su impulso y aparente liderazgo se ha ido diluyendo con el paso de los años.

guaido-oposicion-venezuela
REUTERS/MANAURE QUINTERO  -  El autodenominado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó

La unificación por la que siempre se ha abogado desde la oposición a la dictadura no ha sido tal y le ha salido caro. Hasta cuatro gobernaciones se han perdido por un muy escaso margen en las que candidaturas menores han restado apoyos a la Unidad Democrática. A eso se ha referido el candidato que salido ganador en Zulia, Manuel Rosales. El político, con más de 30 de años de carrera en esta gobernación, ha hecho referencia desde Maracaibo a esta falta de unión entre aquellos que deberían ser aliados contra el chavismo: “Tenemos que estar unidos de verdad a cualquier proceso, que haya un solo candidato. El pueblo lo está esperando”.

La presencia de más de 300 observadores internacionales de Sudamérica y la Unión Europea no ha evitado el fraude, como era de esperar. Entre los veedores había algunas caras conocidas en la política española, como el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero o el fundador de uno de los partidos actualmente al frente del país – Podemos –, como es Juan Carlos Monedero, que se refirió a las elecciones venezolanas asegurando haber podido apreciar “el prestigio y el equilibrio del órgano electoral que debe ser tomado como ejemplo por los demás países”.

Coordinador de América Latina: José Antonio Sierra.