Marruecos da luz verde a la exportación de mascarillas desechables

Las autoridades del país vecino suministrarán a Europa el excedente de mascarillas desechables tras alcanzar una producción diaria de diez millones de unidades
Una trabajadora de una fábrica empaqueta máscaras de protección desechables a lo largo de una línea de producción en Casablanca, Marruecos, el 10 de abril de 2020

AFP/ FADEL SENNA  -   Una trabajadora de una fábrica empaqueta máscaras de protección desechables a lo largo de una línea de producción en Casablanca, Marruecos, el 10 de abril de 2020

Las autoridades del país vecino han anunciado el comienzo de las exportaciones de mascarillas desechables contra la infección por coronavirus. Según el ministro de Industria marroquí, Moulay Hafid Elalamy, los 50 millones de mascarillas en ‘stock’ y una producción diaria que alcanza los 10 millones de unidades garantizan el suministro para el mercado local y permiten comenzar a vender en el exterior. Europa, donde la escasez de este material sanitario ha provocado situaciones de tensión y preocupación, será el primer destino de las mascarillas de tela no tejida de producción 100% marroquí. Un aldabonazo del país vecino en plena pandemia.

“Hemos decidido abrirnos a la exportación. Los industriales necesitan exportar para poder preservar sus capacidades de producción”, aseguraba el titular de Industria, Comercio y Economía Verde y Digital este lunes ante el Parlamento. El éxito de la producción masiva de estas mascarillas en tiempo récord se debe a la implicación del sector textil marroquí. “Las mascarillas que irán a la exportación son fabricadas por las 23 unidades fabriles dedicadas a este fin y serán sometidas a controles para verificar su calidad”, abundó Elalamy. Con todo, el ministro precisó que las ventas al exterior se suspenderán si la evaluación de la demanda interna exigiera un refuerzo del ‘stock’ doméstico, recogía el diario Le Matin du Sahara et du Maghreb. 

Francia será, de acuerdo con las declaraciones del ministro este lunes en sede parlamentaria, el primer mercado de las mascarillas higiénicas n-o de tipo médico- marroquíes. Aunque no han trascendido más nombres, Elalamy se refería en plural a los varios países que han expresado ya su deseo de adquirir las mascarillas marroquíes, recogía el medio digital Le360. Las mascarillas desechables pueden adquirirse en las farmacias marroquíes -están subvencionadas por el Fondo solidario lanzado por el rey Mohamed VI- a un precio de 80 céntimos de dírhams, el equivalente a 7 céntimos de euro, la unidad. 

Moulay Hafid Elalamy (centro), ministro de Industria de Marruecos, visita una fábrica de mascarillas protectoras en Casablanca el 10 de abril de 2020
AFP/ FADEL SENNA - Moulay Hafid Elalamy (centro), ministro de Industria de Marruecos, visita una fábrica de mascarillas protectoras en Casablanca el 10 de abril de 2020

Además, el ministro anunció este lunes que también comenzarán a exportarse mascarillas reutilizables de fabricación local, cuya producción diaria es en estos momentos de dos millones de unidades. Aunque, precisó Elalamy, a condición de que el 50% de la producción de estas mascarillas lavables se quede en el mercado local. 

Otro orgullo para nuestros vecinos en estas semanas de crisis sanitaria es el de los respiradores 100% marroquíes, cuya fabricación anunció también el ministro en sede Parlamentaria este lunes. Además, Elalamy dio a conocer que ya está siendo testada por una comisión de expertos una segunda generación de respiradores.

Por otra parte, el ministro avanzaba que tanto el sector de la automoción como el textil o el agroalimentario han retomado ya su actividad. Esta será supervisada en cada centro industrial por un comité mixto de representantes de varios ministerios a fin de garantizar que se cumplen los protocolos de seguridad y evitar así la propagación del coronavirus, se hacía eco el citado Le Matin. 

Entretanto, la pandemia vírica continúa su curso en Marruecos: al cierre de este texto eran ya 6466 los casos confirmados y 188 los fallecimientos atribuidos a la infección por la COVID-19. El número de pruebas de detección practicadas supera ya las 74.200, pero está aún lejos de las previsiones de las autoridades locales. En un principio, el estado de emergencia sanitaria estará en vigor hasta el próximo día 20 de mayo.